#Editoras Para leer la moda de la época | Blocdemoda.com

#Editoras Para leer la moda de la época

Eva Chen, y su #EvaChenPose, a cargo de las acciones de moda en Instagram

Esta nota fue publicada en la edición de Junio de la Revista Watt

La moda cuenta con perfiles que trascienden el hecho de proponer tendencias y uno de estos costados que más llaman la atención, en esta era de imágenes, es la manera de vestir de las mujeres que trabajan en la industria. Muchas editoras cumplen las fantasías que el lector se hace de ellas, otras la superan y unas cuantas son una parodia.

Las editoras de moda cumplen un servicio: el de informar. Encontrar un modo personal de retratar la moda, acompañan y descubren diseñadores, sentenciar reglas para la temporada y también organizan la manera de leer la moda de la época.
Como ejemplo van las legendarias damas de Harper's Bazaar, Carmel Snow, la que nombró "New Look" a la silueta con la que Christian Dior lanzó su maison en Paris (1947) y acompañó al modisto, junto a Coco Chanel, a conquistar el mercado americano, y Diana Vreeland, una de las editoras que elevó su estilo a un lugar más propio y continúa siendo referencial.

Otro de los casos emblemáticos es Anna Wintour.

En el estilo de la directora del Vogue americano se percibe una convicción personal muy marcada y en su dress code se atreve a desafiar las reglas del consumismo que dictaminan las páginas de la biblia de la moda. Wintour siempre será retratada con el mismo modelo de zapato que Manolo Blahnik le confecciona especialmente. Nada de alternar largos modulares o probar con los colores de la temporada.

El ABC de esta directora está en lucir noveles diseñadores y resolver su look entre ropas de Chanel y Michael Kors.

El estilo de Caroline Issa

Las nuevas generaciones de #FashionEditors retratan el espíritu de época: desde lo más lúdico del sportswear, representado por Eva Chen, antes trabajando para Teen Vogue y Lucky Mag y ahora desarrollando acciones de moda para Instagram, red social a la que nutre con looks que muestran las inquietudes de una mujer que trabaja y se viste cómoda.

Otra de las mujeres que inyecta y devuelve a la moda su carácter individual es Emmanuelle Alt. La directora de Vogue Paris hace una oda a estilo femenino/masculino y personifica la esencia de las parisinas. Con simplicidad sobresale vistiendo chupines, camisas, blazers y un par de stilettos o booties.
En la línea de las editoras que dan entidad a la ropa en un gesto más simbólico que teatral, sigue en esta reseña Caroline Issa, una morocha de rasgos contundentes que dirige las revistas Tank y Because.

Su impronta representa el lado sartorial que la moda pondera y el impacto de su estilo llega a los percheros del retail Nordstrom, donde en formato de colección ofrece una versión de las piezas clásicas con las que viste cada día.
Desde un traje o un vestido y abrigo, el corte y la sobriedad marcan una convicción que hacen del chic una militancia.

No hay comentarios.: