SLIDER

Newsletter

Notas de Autor por Lorena Pérez

Bloc de Moda es un medio digital focalizado en la cultura moda, en movimiento desde 2006. En estas páginas se observa y se escribe la moda como fenómeno social que refleja la época. Periodismo de calidad en notas de moda, belleza y estilo: Registro de historias plasmadas en un reportaje online. ¡Bienvenidos!

El talle único no es único talle: Media Sanción para la Ley de Talles


"El presente proyecto tiene por objeto solucionar la falta de equidad social al momento de elegir vestimenta o calzado, ya sea masculino, femenino o unisex y evitar la discriminación que provoca en la sociedad la comercialización y fabricación de indumentaria y que excluye a gran parte de la población." Así se presentó esta tarde la Ley de Talles en el Senado de la Nación y logró media sanción. El proyecto se aprobó por unanimidad y propone un sistema único e inclusivo a nivel nacional que cubra todas las medidas antropométricas de la población argentina.

"Basta de estándares de belleza hegemónicos en nuestro país. El talle único no es único talle", dijo la senadora por Santa Fe María de los Ángeles Sacnun  (FPV) en calidad de miembro informante.


La activista Sharon Haywood, directora de AnyBody Argentina, ONG británica que lucha por la diversidad de cuerpos y la prevención del deterioro físico y mental por intentar una perfección irreal, dice que al 70% de las personas en el país les cuesta encontrar ropa en su talle y remarca: "Mucha gente cree que la Ley de Talles es para la gente gorda, pero la verdad es que se trata de talles comunes, no grandes."

"Hay 14 leyes de talles en el país y todas las normas son distintas. La única en común son las normas IRAM, pero no está aplicada a los cuerpo argentinos sino europeos", cuenta la activista de AnyBody y puntualiza la confusión de talles comunes con especiales como algo propio de Argentina. La excusa que da la industria es la falta de recursos económicos para invertir en más talles. ¿Cuáles son los talles meas difíciles de conseguir? Los que van del 44 al 48, lo que genera que al 70% de la población le cueste encontrar ropa en su talla.


Los tiempos cambiaron al igual que los cuerpos y los estilos que vienen de mujeres de todas las edades, formas y tamaños. La sensación de frustración que se genera al querer comprar y no encontrar qué porque las prendas son chicas. Pero la moda se está volviendo inclusiva, hay diseñadores y referentes que impulsan nuevos maneras de hacer las cosas y van pateando los estereotipos de belleza estipulados hace décadas. Las redes sociales siguen haciendo un gran trabajo, pero los cambios culturales llevan tiempo.

Mientras tanto, se necesitan marcas y diseñadores que dejen de usar a las modelos plus size para mostrarse inclusivos y comunicadores que dejen de confundir plus size con curvas. Bien vale luchar por la diversidad. Hoy se dio un gran paso.