Blocdemoda.com

La historia de la ropa


Entrevisté para el suplemento Moda & Belleza del diario La Nación a la diseñadora Florencia Dacal, referente del diseño sustentable. Aquí, el link a la nota.

Lo suyo es transformar ropa y también conceptos; Florencia Dacal es diseñadora y se especializa en darle una nueva vida a las prendas, algo que transmite a nuevas camadas como quien hace proselitismo de una creencia. Junto a Romina Palma dirige el 'Club Social de Costura', un galpón largo iluminado por una vidriera que da a Mario Bravo 956, en Palermo, donde enseña costura y se exhiben los percheros de 'Somos Dacal', la marca sustentable que lleva adelante en sociedad con su hermana Lola. Allí cuelgan 'Únicos en serie', una colección concebida con prendas usadas y revividas en base a técnicas antiguas y nuevos valores.

En palabras de la diseñadora:  "Es un trabajo de reciclaje y reconstrucción de prendas, pero también es un nuevo modo de ver la moldería, totalmente relacionado con el cuerpo. En vez de tomar medidas, hablamos de proporciones. Abordar el cuerpo desde la diversidad y lo bello que puede ser cada uno. Entendemos que el problema no está en nosotros sino en la industria que, por ahorrarse centímetros de tela, hace cortes malos".

Musas de la moda: Perfil de Millie Bobby Brown

Perfil de Millie Bobby Brown: Una versión de esta nota fue publicada en "Clase Ejecutiva", la revista del diario El Cronista

Hubo un tiempo en que la aparición de una celebridad ante la mirada pública dictaminaba una manera de vestir, en que el espectador creía que el estilo era personal y no propuesto por una casa de moda, compuesto por una estilista o estudio cinematográfico. Décadas después, la celebridad oficia de embajadora de las maisons y es anunciada en comunicados de prensa, hace giras cual tour presentación de películas (pero de productos) o apoyan a la casa sentadas en la primera fila del desfile durante la temporada de fashion weeks. El artilugio es evidente y consensuado porque la mujer actual se encuentra representada de otro modo, porque ya no usa sólo la pantalla de cine como espacio para la fantasía y para transportarse, sino la pantalla del celular para chequear - en el momento que quiera - la rutina y las alianzas comerciales de su actriz favorita.

Es una época educada en las redes sociales y los booms se comparten con múltiples voces. Mientras Netflix legitimaba un nuevo modo de consumir televisión, una de sus series se convirtió en furor: Stranger Things. La serie tenía todo para lograrlo. Un guiño a los años 80' y mucha inspiración de las historias y directores de esa década. También a Winona Ryder, la chica que todas queríamos ser en los 90'. Entre tanto impacto sobresalió Millie Bobby Brown, una actriz de 13 años. Ella contó sobre Eleven, su personaje en el thriller que "no tuve que hablar con mi boca, sino con mi cara." Así definió las primeras secuencias en Stranger Things, donde un vestido rosa, campera azul, pelo corto, sangrado de nariz y una mirada que hace contacto con su mente para deleite del suspense y el cine silente compusieron a su heroína supernatural. Una temporada fue suficiente para consagrarla, a pesar de haber hecho sus primeros pasos en la actuación con escenas en las series Grey’s Anatomy, Modern Family y Once Upon a Time.


La moda está colmada de musas que vinculan a las marcas con las mujeres. Natalie Portman haría una gran aparición antes del estreno del filme “El cisne negro”, en 2010, cuando la maison Dior la contrató como imagen de la fragancia “Miss Dior”. Gesto similar sucedió al anuncio de Jennifer Lawrence como cara de la línea “Dior Addict” y luego reemplazando a Mila Kunis al frente de la cartera “Miss Dior”. Hay un nombre que pronostica el futuro inmediato de Millie Bobby Brown en el mundo de la moda y la cosmética: Emma Watson. En cuanto terminó la saga “Harry Potter”, la maison Lancome estaba esperando a su “Hermione” ya adolescente para proclamarla embajadora con un shoot a cargo de Mario Testino en Paris. La nueva estrella ya lucía el pelo corto y labios rojos.

Millie Bobby Brown transmitió ternura al espectador también fuera de la serie. En una época donde la apariencia manda, presentaciones en programas de TV o en posteos de Instagram junto a Gaten Matarazzo, Finn Wolfhard y Caleb McLaughlin, sus compañeros de aventuras en “Stranger Things”, ella se mostró siempre divirtiéndose como lo que es: una nena. Aún así, la moda la acaparó. Primero desde notas y portada en las revistas, luego las grandes casas quisieron su imagen y vestirla en la red carpet.

La revista Interview la fotografió rockera para la tapa de noviembre de 2016. Nicolas Ghesquière, el director creativo de Louis Vuitton, invitó al elenco de “Stranger Things” a los cuarteles de la casa marroquinera en Paris y lo contó con selfies. Firmó contrato con la prestigiosa agencia IMG Models. Raf Simons la convocó como imagen de "By Appointment", la línea a medida de Calvin Klein. Mientras tanto, hubo una sucesión de vestidos de la etiqueta Red Valentino, Marc Jacobs, Burberry o accesorios de Gucci y Coach (la primera marca en sentarla en el front row de su desfile en New York Fashion Week) y hasta UGG personalizó las zapatos con sus iniciales a esta nena que nació en España, vivió en Inglaterra, otro poco en Florida, también en Atlanta y en Vancouver, se siente como en casa en Los Ángeles, pero dice que “ no vivo en ninguna parte en este momento, vivo en un avión.” Uno que también la traerá a quien será la próxima protagonista de la secuela de “Godzilla” a Buenos Aires, a propósito de una nueva edición de “Comic Con” (del 26 al 28 de mayo en el Centro Costa Salguero), la convención dedicada a la cultura pop, y donde, como le corresponde a su nuevo estatus de estrella, Millie Bobby Brown tiene todos los tickets agotados para su presentación.

Un momento a la medida de Carrie Bradshaw para Nicole Kidman en el Festival de Cannes


Nicole Kidman es una de las actrices más esperadas en toda alfombra roja y mantiene un reinado en la moda lanzado en la época del film "Moulin Rouge"

Es una mujer que siempre tiene una historia interesante tras su vestimenta. Por ejemplo algún desplante a la casa Dior, cuando en 2001 desde la oficina de John Galliano, director creativo por aquel entonces, emitieron un comunicado anticipando el placer de vestirla, pero la pelirroja apareció en el Festival de Cannes con un diseño de Tom Ford para  Yves Saint Laurent

En esta edición de Cannes, Nicole Kidman está estrenando el servicio a medida de Clavin Klein en la era que comanda Raf Simons, el jefe creativo de la marca estadounidense, de una manera muy gráfica: hace su aparición en la premiere de 'The killing of a sacred deer', el film por el que está en el festival de cine, con un tutú que de inmediato se asocia al inicio de Sex and the City, pero ya de un modo mucho más sofisticado que las pisadas que Carrie Bradshaw da acompañando a los créditos de la serie. 

Desde Calvin Klein explicaron que el diseño demandó 150 horas de trabajo artesanal y 164 metros de tul de seda. Calvin Klein By Appointment, "de cita", consistía en un área dedicada a las celebridades que la marca ofrecía en New York y que Raf Simons en su rol de "chief creative officer" abrió a todas las mujeres. 

El lanzamiento de By Appointment no fue por desfile ni nota exclusiva o producción en medios tradicionales, sino desde las redes sociales de Calvin Klein y fue presentado en enero pasado, justo el día que comenzaban a desfilar las colecciones Couture en Paris.

Aquí, la historia artesanal de un vestido: 

El look de Nicole Kidman en la premiere del film "The killing of a sacred deer"


Imágenes: Calvin Klein

La moda en Cannes: El oficio de Dior en la silueta de Charlize Theron

"Una silueta lisa que toma prestados los códigos del esmoquin de un hombre como manera de realzar la feminidad. Se trata de una referencia a Monsieur Dior que, en su tiempo, hizo hincapié en la sensualidad de sus clientas revisando el tradicional armario masculino", comunica la maison francesa sobre el traje que sus talleres de Alta Costura ha confeccionado para Charlize Theron, quien se encuentra en la edición 70 del Festival de Cannes para presentar "The Last Face", el film dirigido por Sean Penn y que protagoniza junto a Javier Bardem.

Así como existe la temporada premios que se conoce como"la red carpet season", la moda apela al Festival de Cannes como otro gran acontecimiento fuera de este calendario, pero tan importante como la noche de los Oscars.
Charlize Theron es imagen de Dior desde 2004  a través de la fragancia J' Adore y como portavoz de la casa, la actriz asiste a las presentaciones estelares vestida por la etiqueta. La maison Dior no especula sólo con los flashes, también demuestra su métier artesanal al confeccionar un traje a la medida de su musa.

Del atelier comentaron que la chaqueta se construyó sobre un maniquí con las medidas de Charlize Theron. Una chaqueta de lana sirvió de molde para cortar el modelo de raso negro que la actriz lució durante la premiere del film en Cannes.






La moda en el Festival de Cannes: Un perfil de Marion Cotillard


¿Para quién se viste una mujer? Un historial de respuestas dice del acto de vestirse para la mirada masculina. Una segunda instancia refleja que, sobre todo en la era de imágenes digitales, para convencer a otras mujeres y, como no, vestirse para ella misma. En esta lista puede leerse el nombre Marion Cotillard, un típico caso del estilo de las francesas, pero logrando trascender las claves del look chic sin esfuerzo que tan bien representan Caroline de Maigret o Charlotte Gainsbourg.

Marion Cotillard comenzó su carrera en los 90' pero masificó su imagen cuando en 2007 interpretó a Edith Piaf en "La Vie en Rose". Un año más tarde fue nombrada embajadora Dior y desde entonces viste a la maison fundada por el modisto Christian en cada gala o alfombra roja que pise, pero con la evidencia de una convicción personal que contrasta al look informal, informalísimo, que viste en su estilo de calle. Ahí, Marion Cotillard marca la diferencia con sus colegas vestidas y estilizadas por la mirada ajena: esta mujer establece un punto más alto que ellas.

Su figura insinúa que representa los valores que Dior quiere transmitir, más que ser la chica del momento capaz de bajar y acercar la moda de la casa al gran público.

Y eso indica la diferencia.

En un momento de exceso visual, donde se comienza a cuestionar el sobrevalorado gesto de aparentar y se hace necesario algo más que la fantasía instalada en el feed de Instagram y ese recuerdo constante de que la apariencia es la única fuente de identidad para la mujer.

El Festival de Cannes celebra su edición número 70 y allí está Marion Cotillard para acompañar a "Ismael's Ghost", el film dirigido por Arnaud Desplechin que ella protagoniza junto a Charlotte Gainsbourg.

En su llegada a la riviera francesa lució un vestido camisero de tartán, una campera de animal print, botitas negras y un gorro. Para el photocall de la película lució un look de la pasarela Otoño 2017 de Y/Project. Si la ropa comunica, Cotillard emitió un mensaje sobre su continuidad como embajadora de Dior: por las escalinatas de Cannes llevó un vestido Couture de Jean Paul Gaultier y para la cena estrenó la colección Resort 2018 de Chanel. De la casa comandada por la diseñadora Maria Grazia Chiuri, hasta ahora, ni noticias.




imágenes: Getty