Blocdemoda.com

#DiseñoArgentino Corte y confección en clave poética según Vicki Otero


Una foto de una calza impresa con el mapa político de Argentina, que veo en el muro de Facebook, me lleva al showroom de Vicki Otero con una idea hecha.

Ella pertenece al grupo de diseñadores que gestó la noción de identidad para fundar lo que conocemos como diseño de autor, allá por el año 2000, y ese motivo me hace pensar que los vestidos y calzas con representación gráfica de nuestro territorio están relacionados a la noción del vestir nacional. "En verdad se los hice al 'Combinado Argentino de Danza' (CAD)'. Ellos hicieron gira y se fueron con el vestido mapa por todos lados y fue furor, tuve un montón de pedidos", me esclarece Vicki Otero sobre esta propuesta de Invierno que cuelga de los percheros.

Un trabajo de moldería, acentos en la sastrería, volúmenes controlados en las mangas globo de las blusas y el toque femenino al repertorio de ropas de hombre le da a la etiqueta un tono acorde a los gustos de la moda global, justamente cuando Vicki Otero busca correrse del estilo uniforme y despersonalización que rige en el mundo de lo "que se usa".

En los percheros hay chalecos sastreros, pantalones de vestir con toda aspiración masculina, camisas, blazers y tapados largos que remiten al pasado, lugar al que la diseñadora gusta volver a través de ideas y revisitar diferentes regiones del país.

Entre austero en sus formas y certero en los cortes, estos diseños logran la permanencia en el placard. "Les pido las medidas de busto, cintura y cadera y con eso personalizo las prendas", dice Vicki Otero a propósito de los pedidos que le llegan del exterior, tras la difusión de los vestidos mapa.
La anécdota sirve de disparador para contar los próximos pasos de la etiqueta, que será ingresar en el comercio online. "Me parece rara la idea de que la gente haga click y se compre algo. Estoy acostumbrada a que acá venga la clienta y siempre termino arreglándole algo de lo que se compra".

Aquí algunas postales de los percheros del showroom de Belgrano, al que pueden visitar previa cita en Facebook:

#StreetStyle La mujer y la estética digital según Kendall Jenner

La saturación de imágenes hace que parezca menos probable que algo nos llame la atención. Pero siempre aparece ese detalle que retiene la mirada, aquello que logra reinventar algo clásico y define una nueva manera para una prenda.

Cito a Cathy Horyn sobre la actualidad. La periodista de moda dice que la mirada está centrada más en la comunicación y la rotación de ropa que la moda.

En otro tiempo, una marca podía anunciar su temporada a través de un desfile, un lookbook y una campaña. Ahora tiene que vestir con 6 o 7 imágenes al día y entonces necesitan contactar a diferentes usuarias que todos los días cambian de ropas y de estilo, acorde al dictamen de la estética del street style digital.

En ese mundo, el de las redes sociales, resulta necesario llamar la atención y que parezca espontáneo. Muchas veces esa imagen queda lograda y ya no será el estilo de la mujer lo que sobresale, sino las formas con las que adorna su cuerpo.

Como referencia tomo a Kendall Jenner, una chica que tiene una carrera en el mundo de la moda, como modelo y también empresaria del propio estilo de vida que comparte con sus seguidores en los medios sociales.  Para esos contenidos personales y sponsoreados cuenta con el apoyo de Monica Rose, la estilista de la familia Kardashian (y también de Gigi Hadid y Chanel Iman).

Aquí un look de Kendall Jenner logrado con detalles, ideales para el flash y el close up.


imagen vía PacificCoastNews

#Mujeres El estilo de Griselda Siciliani

Si la televisión es populista, Griselda Siciliani podría ser una de las referentes de la mujer argentina por lo que significa su reinado desde la pantalla de Telefe. Con "Educando a Nina", la actriz no sólo protagoniza uno de los programas más vistos del prime time televisivo sino que se destaca como toda una artista integral en base a un despliegue de talento que no suele ser visto en la pantalla chica. Porque esta ficción de Underground Producciones fue escrita especialmente para Siciliani, una performer de 38 años formada en danzas y con un currículum nutrido por su labor en musicales, comedias y dramas.

Otra fuente de referencias públicas de Siciliani es la exposición que hace de su figura a través de su cuenta en Instagram, dada la relevancia que tiene esta plataforma digital en particular para componer los estereotipos femeninos actuales al involucrar un registro de cómo se ven y experimentan su imagen desde la propia subjetividad. Es allí, entonces, donde la actriz, bailarina y cantante se muestra, cual espejo, reafirmando aquello que en las alfombras rojas no permite dilucidar. Porque, año a año, si bien logra generar impacto en las galas del Martín Fierro y eventos similares del mundillo del espectáculo, no asume un estilo concreto: a veces ultra sexy, en ocasiones extremadamente sobria, ayer de súper corto, mañana de mega largo, oscilando entre diseñadores de alta costura como Gabriel Lage y vanguardistas como Garza Lobos.


Viéndola en esas ocasiones de lucimiento, es poca la información que brinda sobre qué tipo de mujer aspira a ser. Sin embargo, en su día a día reflejado en Instagram expresa todas esas definiciones que en la red carpet escatima. A cara lavada, con su hija Margarita, ensayando y posando –como embajadora de Selú, marca de ropa interior, principalmente– son los gestos que se permite compartir, acordes a una vida real que no reniega de su pertenencia a un mundo aspiracional para sus seguidores. Es justamente en esa mezcla de jovialidad y sensualidad donde se re- conoce cómoda.

Para la mirada masiva, la carrera de Siciliani comenzó en "Sin código", la tira televisiva donde conoció a su pareja, Adrián Suar –gerente de Programación de El Trece–, con quienes son padres de una niña nacida en 2012. Fue por su rol en ese programa, donde interpretaba a una secretaria despistada, que ganó el reconocimiento como Revelación 2005 en los Martín Fierro.

Su primer protagónico en la pantalla chica llegó con el infantil "Patito feo", siguió en la comedia dramática "Para vestir santos" y en la miniserie "Farsantes". En paralelo, se destacó en la película de culto "El último Elvis", dirigida por Armando Bo, pero fue –es y seguirá siendo– en el teatro donde la versatilidad de esta artista se explaya. Desde la intimidad del Velma Café con "Quiero llenarme de ti" al Faena Hotel&Universe con "El Rebenque Show", incluyendo "Revista Nacional" en un espacio del circuito comercial como el Teatro Ópera, Siciliani está a la altura de su talento cada vez que sube al escenario. Y en producciones más recientes y jugadas –"Corazón idiota", con Carla Peterson; "Estás que te pelas" y "Sputza!", con Carlos Casella–, se consolidó como una de las musas del exquisito Pablo Ramírez, quien no sólo la ha vestido con diseños exclusivos para varias alfombras rojas sino que también le dedicó piezas únicas de vestuario que la ensalzan como una diva con los pies sobre la tierra.

El vestuario diseñado por Pablo Ramírez para Griselda Siciliani en "Sputza!", musical estilo confesionario amoroso en tono italiano donde se interpretan todos los cliches amorosos, presentado en La Trastienda, donde la actriz y bailarina explota una sensualidad correspondida en su co-equiper Carlos Casella.

Una versión de esta nota fue publicada en "Clase Ejecutiva", la revista lifestyle del diario El Cronista

#Zapatos Lo deportivo viste más que un estilo

Pueden comprar los zapatos de Gaby Roca a través de su shop online y seguir su marca a través de Facebook

"Trabaje es una palabra que la entiendo como aliento, además está en imperativo. Cuando vas a las peleas y ves que los boxeadores tienen arrinconados al oponente, a corta distancia para abatirlos, tienen que hacer combinaciones de golpes cortos y rápidos. Eso es lo que le gritan, para que recuerden que pueden abatir al oponente. No le dicen "dale, dale", sino "TRABAJE!", que quiere decir no pierdas el ritmo, metele fuerza", cuenta Gaby Roca, una de las zapateras que hacen honor al concepto"de autor" para identificar la era de diseño en la moda argentina. 

En el repertorio de Gaby Roca hay un recorrido coherente entre la versatilidad y la comodidad del zapato, donde su showroom - también taller / casa  anclado en la mano soleada de Avenida Pueyrredón - expone la especialidad de la casa: las hormas.

Esta vez, la historia de sus zapatos cuenta sobre una faceta personal que está transitando. "Empecé a encontrarme con la Gaby que hace ejercicio, que yo pensé que no iba a salir nunca", señala como disparador de la colección Otoño / Invierno 2016, estrenada con modelos concentrados en el estilo sport.

"El tema de lo deportivo empezó a ponerme metas y preguntas. ¿Qué es ser saludable? ¿Qué es para uno? ¿Qué es lo que te impone la sociedad?", dice Gaby Roca mientras toma los 3 flamantes diseños que complementan sus estantes de zapatos atemporales: un modelo de botita femenina de boxeo, booties tejanas cortas - en dorado y rosa oro - que hacen guiño con sus tres tiras a Adidas y unos abotinados que fueron inspirados por las zapatillas de los 90's, coloreados aquí en rosa nude.

"¿Qué le pediría yo a un zapato deportivo? Le pediría que me aliente. Me gustaría que cuando me lo ponga me de algo más, me ayude, ya que son una parte importante al entrenar", responde Gaby Roca para acentuar la esencia de la colección que la llevó a personalizar el estilo deportivo que marca esta época de la moda, lograda con propia visión e identidad.