Blocdemoda.com

Una base de maquillaje para el verano

El precio de la base de make up Ideal Face de Avon es $335

El mundo de las bases de maquillaje ha evolucionado casi al ritmo vertiginoso de las tecnologías que presentan las cremas y protectores solares, que también suman color en el producto. 
Cada vez hay más cosas que se pueden incluir en la rutina de belleza y tratamiento, guiño que gusta pero a la vez abruma con tanta novedad. Por lo general trato de mantener los pasos: 1) crema hidratante 2) protector solar 3) base de maquillaje. Claro que hay veces que uso un primer, un sérum o simplemente voy con un suero, el protector y listo, porque no me gusta llenarme de producto.

Con las bases hay algo que siempre se busca evitar: la prueba y error. Un tono mal elegido, una textura demasiada pesada o que se pase de liviana pueden dar el aspecto no deseado a la cara. Por otro lado, las bases son las encargadas de unificar el tono en el rostro y aquellas áreas problemáticas quedan al resguardo de rojeces o falta de luminosidad que suele sumarse con el paso de las horas. 

Las prefiero de textura ligera, pero que me aseguren buena cobertura. También celebro cuando vienen con factor de protección (siempre es bajo para evitar que el producto quede muy espeso) y aquí reseño la última base que Avon lanzó al mercado. 
Es de la línea Ideal face y tiene dos propiedades geniales para esta época calurosa: aspecto nude y matte.

Ideal Face de Avon es una base de maquillaje fluida y su cobertura es matte, con SPF 20. Como la mayoría de las bases de esta marca americana que debutó con los maquillajes en 1929, Ideal Face Nude Matte también tiene un acabado sedoso y para nada genera enchastre con este clima que dispara por encima de los 30 grados. 

Moda, una historia de siluetas


La moda de hoy es combinación y reciclaje de otras épocas. Sus ritmo es acelerado. En otros momentos, una tendencia guiaba el vestir de las mujeres: de ahí que la historia de la moda se pueda escribir en siluetas.

Hoy las tendencias duran más de seis meses. Se fusionan y mezclan con otras que nacieron en temporadas anteriores. Por ejemplo, mientras asomada hace 3 veranos la noción del off the shoulder, la tendencia de los tops cortos se instalaba como una idea precisa de feminidad, iluminando que la piel siempre es sensual.

Señalo aquí con una postal de época: los cropped tops en los años 40'.
El abdomen al descubierto retomó en la década del 90' motivada por dejar el ombligo al aire, imagen popularizada por la inmortal fashionista Carrie Bradshaw en la serie Sex and the City. Volvió a estar en órbita en el año 2011, con Prada y Miu Miu como pasarelas marcadoras del inicio de esta propuesta. Al 2016 se mantiene vigente y con un aspecto sofisticado y en perfecta convivencia con el escote bote, o los hombros al descubierto, el furor del verano 2017.

Un look funciona por el modo en que se lo construye. La moda refleja su época. Lo que mostraba liberación en los años 40' o rebeldía en los 90',  en este momento retrata la idea de un vestir que aspira a la elegancia sencilla, basada en detalles.

Imagen via Pinterest

Fashionable Men

Willy Crook es la imagen de la campaña Verano 2017 de 'Paso de hombre'

¿Hay un nuevo hombre? O acaso es la cultura de la moda masculina la que cambió de paradigma? Ya sin el estigma del "metrosexual" al momento de señalar al señor gustoso de cuidar su apariencia, los hombres son los que marcan la pauta del guardarropa actual. Mínimos cambios, grandes estilos.

30 años después de "Born To Run" - un disco en donde Bruce Springsteen luce la campera de cuero, blue jeans y una remera blanca-, el jean y las camisas slim fit lo encuentran presentando su autobiografía titulada igual que aquella producción de 1984. Las máximas de la rebeldía están en la actitud acompañada por la maduración, no por perpetuar una pose.
Lo mismo sucede con Robert Downey Jr, el mejor actor de su generación que renace con "Iron Man", un superhéroe también en su estilo: cada look de red carpet es acompañado por impecable traje y zapatillas firmadas por Salvatore Ferragamo, el reconocido zapatero de la era dorada del star system de Hollywood.

Burberry expone otro gesto moderno de la moda. La casa británica, con la mediación de su director creativo y CEO Christopher Bailey, se vale de músicos y actores para actualizar su legado centenario, al igual que Yves Saint Laurent que, por ejemplo, acentúa la idea del dandy con Keith Richards, vestido en traje o en escena junto a los Rolling Stones, luciendo el ítem de moda: la campera bomber, la misma que usan Justin Bieber y Harry Styles.

Nota publicada en la edición de noviembre de Revista Watt

En la escena local hay un circuito que resalta este concepto del "Fashionable Men", comenzando por los zapatos, que corren al hombre de esa idea de vestir en sobriedad y discreción, pero manteniendo la comodidad:

Lucas Sánchez logra bajar la tendencia global con una mirada personal y combinar el oficio artesanal en la confección de zapatos.

Paso de Hombre es una marca que acaba de aterrizar en Palermo Viejo y toma al músico Willy Crook como imagen para ensalzar el código "elegante / sport" con el estilo "sporty chic" que caracteriza a esta época.

Terrible Enfant apuesta al gesto moderno del guardarropa zapateril del hombre. Logra ser clásico e innovar en la apariencia de modelos tradicionales a través del mix de texturas y terminaciones exquisitas.

Benito Cerati es la imagen de la temporada Primavera / Verano 2017 de Lucas Sánchez

Anotaciones de la moda en 2016

La moda puede ser un juego de transformación donde la mujer cambia de look y utiliza a la ropa como su canal de expresión. En este momento de moda, donde las tendencias se ocupan de ordenar las temporadas más que dictaminar qué se usa, es el estilo lo que cautiva y muestra la identidad de la mujer vestida.

La propia esencia de las revistas de moda cambió. Donde había un espacio para que la lectora se identificara con lo que ilustraban las páginas a modo de manual de estilo y encontrar allí qué ponerse y cómo, ese pasaje hoy lo ocupa Instagram. Esta libertad en el vestir y a quien mirar para inspirarse da lugar también a que todo parezca demasiado pensado. Aquí un repaso por aciertos y errores que vistieron a este año:

Algunos Sí:

Victoria Beckham es el ejemplo de que el estilo no es un don de cuna, sino que se va puliendo y se transforma con conocimiento personal. Luego de ser la reina de los stilettos, la ex Spice Girls apareció en 2016 con zapatos bajos, chatas que resaltan la sencillez y distinguen su outfit con una actitud bien femenina y alejada totalmente de esta idea de Fashion Victim con la que comenzó su carrera en la moda.

Selena Gomez fue premiada como artista femenina en los American Music Awards (a.M.A.s.) y allí se lució de largo con un vestido rojo que la casa italiana Prada diseñó especialmente para esta cantante. Belleza personal por sobre llamar la atención.


Rosie Huntington-Whiteley deslumbra en cada aparición. Se nota que son looks muy pensados, pero también su profesión la entrena para estar divina 24 x 7. Así se presentó en uno de los eventos que hizo la cámara de la moda americana (CFDA). Acatando a la consigna de la temporada: hombros al descubierto en una camisa desestructurada y sastrería para componer un traje hecho para el flash, un look que bajó literal de la pasarela de Monse Spring 2017.


También hay No:

Personalizar las tendencias es una de las claves para vestirse sin perder identidad. La modelo Gigi Hadid fue una de las presentadoras de los A.M.A.s. (American Music Awards) y en su primera aparición se la vio con un vestido blanco bordado de Roberto Cavalli. El diseño es un sueño y sigue la tendencia estrella de la temporada: el off-shoulder. Sin embargo resultó mucho diseño para una mujer menudita y demasiado forzado para inyectar sex appeal al bajar las mangas al ras de sus pechos.


Otras tendencias forzadas que se vieron en este 2016 en la moda de calle tiene el modo erróneo de lucir algunas prendas que rankean en el estilo sportswear: los pantalones deportivos y la campera bomber .

El ejemplo callejero va con el afamado jogging de Adidas en rojo, con tacos acorde y una bomber bordada más la cartera emblema de la casa Chanel. Demasiado pensado. Símbolos para exhibir, nada de personalidad por aquí.


Imágenes: Getty