SLIDER

Newsletter

Notas de Autor por Lorena Pérez

Bloc de Moda es un medio digital focalizado en la cultura moda, en movimiento desde 2006. En estas páginas se observa y se escribe la moda como fenómeno social que refleja la época. Periodismo de calidad en notas de moda, belleza y estilo: Registro de historias plasmadas en un reportaje online. ¡Bienvenidos!

Una década de zapatos feos

La bota Armadillo de Alexander McQueen fue subastada en Londres por Kerry Taylor Auctions.
El diseño salió a remate por un valor estimado entre 12.000 y 25.000 dólares aunque fue adquirido por casi 95.000 dólares. Diez años atrás, Alexander McQueen las presentó en la colección Primavera / Verano 2010 de Paris la que sería su última creación.

Plato's Atlantis contó con 45 pasadas donde se destacó el pavoneo de las modelos: ninguna pudo caminar sin mediar la doblada de pie.

Armadillo Boots de Alexander McQueen Spring 2010

La explicación fue la plataforma Armadillo, una especie de garra de 30 cm de alto con escamas realizadas en cuero, madera y lentejuellas brillantes que imposibilitaba a las modelos dar un paso. En el desfile también se realizó el estreno mundial de "Bad Romance", el hitazo de Lady Gaga cerró el desfile de McQueen. De ahí que la reina del camp usara el modelo en su vida cotidiana y regalara las postales de sentadillas de cola cuando intentaba caminar.

Plato's Atlantis, la última colección creada por Alexander McQueen

A primera vista, los zapatos eran feos, imposibles, no había empatía entre un pie femenino y la mente detrás del desarrollo. Cuando murió Alexander McQueen en febrero 2010 se puso en marcha la retrospectiva "Alexander McQueen: Savage Beauty" para la exposición de primavera 2011 del Metropolitan Museum. Allí, en el museo newyorkino posaba como una obra de arte el zapato en cuestión. Al tenerlo enfrente, de tan feo parecía hermoso el diseño, colmado de una sutileza horrenda que permitía otra interpretación.


Es posible hacer un recorrido por lo zapatos que fueron hit esta última década, todos de dudoso gusto: inicia el Armadillo de Alexander McQueen, siguen las sneakers con plataforma que Isabel Marant presentó en el Otoño 2013, el furor iniciático de las Birkenstock en la moda callejera de las gemelas Olsen (cuando internet hacía un manifiesto con los looks del día de todas las celebridades), las Crocs fueron y vinieron hasta que las tomó Balenciaga para la Primavera 2018 y las convirtió en un bestseller. Así de horrendo como se veían agotaron en la pre venta.

Isabel Marant Otoño Invierno 2013

Un camino similar tuvieron las zapatillas: no son tendencia, no son novedad sino una moda pero bajadas a una nueva lectura acorde a esta época que no resigna la comodidad.

Chanel Couture Spring 2014

En las colecciones Couture Spring 2014, Dior y Chanel coincidieron con los modelos alta costura y legitimaron las sneakers. Modelos confeccionados a mano que terminaron por salvar las ventas y que, por primera vez, una maison clásica como Dior ostentaba una línea deportiva. Chanel las mixturó con los bolsos y labiales. La moda en alza. Hasta que en 2017, cuando todas las casas de lujo y marcas masivas tenían su modelo de zapatillas, aparecen las Triple S que Demna Gvasalia propuso para Balenciaga.

Las Triple S de Balenciaga

Feas, armatoste, las zapatillas de papá, textos y más textos que buscaban respuesta al por qué las personas hoy se visten mal y feo. Qué pasó con el arreglo personal y más interrogantes que se disuelven ante las ventas del calzado que Balenciaga generó al mezclar tres modelos de zapatillas viejas. Así transcurre la primera década de zapatos feos. ¿Continuará?

La versatilidad como valor de marca | Entrevista a Caro Sosa

Por Gaby Ratner

Luego del Six O’ Clock Tea, que se realizó el pasado 27 de mayo en La Rural, conversamos con la Diseñadora y Artista Plástica Caro Sosa quien presentó en ocho pasadas su colección cápsula Pampa, inspirada en las gauchas románticas. En una charla sin tapujos, Caro indaga sobre el espacio del diseño de autor en nuestro país, las nuevas reglas del mercado y repasa esta puesta en pasarela que abre a nuevas búsquedas dentro del diseño.


En tiempos complicados para la industria textil, la diseñadora afirma con total honestidad que le está yendo muy bien a pesar de la crisis. Podría hacerse conjeturas e intentar descifrar la clave de algo que hoy hasta puede resultar bastante atípico. Sin embargo Caro Sosa lo cuenta con claridad, en un lenguaje simple, así es ella. Sus respuestas son una llave tal vez para evaluar nuevas estrategias de comercialización y por lo tanto nuevas formas de rodear el mercado en vez de insistir en formulas fallidas.


No está ajena en lo absoluto a la cantidad de diseñadores que no están pudiendo sortear esta crisis, es más, hace años que manifiesta su postura sobre el escaso apoyo que reciben los diseñadores en el país y pone el tema sobre la mesa. Caro Sosa va tejiendo una carrera que nada tiene que ver con “llegar a un punto de”sino con la construcción continua de tramas que van de la mano del esfuerzo, la capacidad de trabajo, la apertura y el amor por esta profesión.


¿Cómo es tu esquema general de trabajo? 
Hago cinco colecciones al año, dos grandes para invierno y verano, dos ediciones cápsula y una de alto verano. Soy una loca del producto. Para hacer diseño de autor hago mucho producto, trabajo como si fuese una marca grande y eso lo desarrollé cuando trabajaba para las marcas. Puntualmente para el Six O’ Clock Tea -del que participo hace 8 años-, siempre hago una mini colección, un subproducto que pueda en ocho pasadas representar lo que es Caro Sosa; y si bien tiene el marco y los lineamientos de la colección matriz, intento desafiarme y mostrar lo más complejo.


¿Cuáles son las características de esta cápsula de alto invierno? 
La colección Pampa está llena de matices, de colores, tramas, relieves y dibujos. La colección explota la tendencia de los tejidos hechos a mano oversized, entre otras molderías. Hay juegos con siluetas inclusivas: maxi sweaters, maxi bufandas, sacones envolventes; todo en materiales nobles como la lana merino, el mohair y la seda. Esas piezas las combino con prendas muy clásicas mías, como las polleras tableadas midi, que son características en mis colecciones. Estas nuevas morfologías son procesos de cambio. Yo miro mucho la calle, me inspira. En ese observar, la inclusión en mis piezas es la clave. Inspirada en nuestra tierra.

'Pampa’ tiene sutiles formas criollas y gauchescas sin perder la feminidad que caracteriza a mi marca, estas gauchas románticas transforman lo tradicional en algo nuevo.
Hace 21 años que te dedicas al diseño de autor ¿Cómo adaptas tu modelo de negocio en tiempos de crisis? 
Las reglas del mercado cambiaron, por lo tanto hay que ser versátil, repensar las formas en que vamos a planificar una temporada y la siguiente cuando lo que rige es la inestabilidad. Con la crisis, en esta oportunidad, lo que me sucede es algo muy atípico, ¡no doy abasto! Capitalizo muchísimo las redes sociales, trabajo con influencers y para mí fue un hallazgo poder llegar de esta forma a todo el país, vender en las diferentes provincias y que mi producto sea tan bien recibido. Esta estrategia de descentralizar sin duda es gracias a las redes, pero no solo podemos quedarnos en esa instancia; yo tengo un mínimo de compra muy bajo y condiciones flexibles, lo cual permite que con 12 prendas surtidas, cualquier local pueda tener una mini colección de tejidos artesanales.


¿Tuviste que adaptar la forma de trabajar con los talleres
 Durante años exporté a Australia, Finlandia, New York, Madrid, Barcelona, lugares muy exigentes con las entregas, entonces durante periodos de crisis traté de mantener gente para confeccionar, personas de mucha confianza que saben interpretar a la perfección mis ideas y suman toda su experiencia, ya que trabajo con excelentes profesionales del oficio. Mi producto lleva muchísimo trabajo, hay muchas cosas hechas a dos agujas que requieren tiempos de confección diferentes, pero siempre estoy en la búsqueda de talleres para brindar empleo y lograr estándares de calidad. Hoy por hoy no damos abasto a responder a la demanda y es un privilegio vivir de lo que amo y trabajar con equipos profesionales, pero nuestro país necesita crear medidas que apoyen al diseño de autor; desde capacitar e impulsar los oficios hasta tomar medidas desde lo impositivo que, para los emprendedores o diseñadores de autor, son un piso demasiado alto.


Nuevos proyectos
Estoy armando otra colección cápsula en conjunto con Mery Garavilla - influencer, diseñadora de indumentaria y creadora de Boutique Celebré- con quien armamos una línea de tejidos bordados y logramos conformar un gran equipo, donde yo estoy más abocada al manejo de los talleres y los tejidos y ella a los bordados y la difusión. Mery tiene 30 años y yo 47, ese mix me llena de energía y se genera la posibilidad de entrecruzar estéticas,  abrir un abanico creativo diferente. En agosto me estoy yendo a España, donde viví varios años y conozco muchos diseñadores, a Ibiza a vender la colección de verano.

Cobertura: Inspiramais, Salón de Diseño e Innovación de Latinoamérica


Inspiramais es el Salón de Diseño e Innovación de Latinoamérica, promovido por Assintecal (Asociación Brasileña de Empresas de Componentes para Cuero, Calzado y Manufacturas), byBrasil (Proyecto Footwear Components by Brasil) y ApexBrasil (Agencia Brasileña de Promoción de Exportaciones e Inversiones).​

Dos días en el Jardim das Laranjeiras, en São Paulo,​ y con entrada libre y gratuita, Inspiramais es una feria donde se concentran y cruzan productos con la identidad de Brasil, desarrollos, conocimientos y creatividad que canalizan la relación entre su industria textil​ con los fabricantes del sector.


En el recorrido por Inspiramais se suceden productos e innovaciones necesarias para bajar al desarrollo de colecciones, muestra los proyectos y co-creaciones que hacen los diseñadores emergentes y los consagrados. Hay una búsqueda por soluciones, por ejemplo en materiales sustentables, necesarias para la industria. Esto se percibe a cada paso.

El diseñador Walter Rodrigues, coordinador del Centro de Diseño Assintecal, ofreció una guía para conocer la metodología de trabajo, un sistema de pirámide que separa las etapas de los proyectos entre el 10%, 30% y 60%.


La pirámide Inspiramais 
El 10% trata de innovación, de experimentar y ser creativo, aquello que hace a la identidad de una empresa. El 30% retoma el 10% y comienza el proceso de la bajada de las ideas a proyectos tangibles, buscando el perfil comercial. El 60% indaga en el mercado masivo: esta etapa es la que cierra el proceso y convierte a la idea en una realidad probada convertida en moda.


Inspiramais se desarrolla hace 10 años, dos veces al año, y toma al design como herramienta de innovación, busca ser un centro de información para las empresas de moda mientras la industria brasileña potencia su identidad y fortalezas que la identifican en el mundo. ZEN es el lema de la edición 2020 y no se vincula con el concepto de aquietarse sino que focaliza con la necesidad de estar presentes en el flujo de movimiento constante que motiva la moda.

Seguí la cobertura de Bloc de Moda desde São Paulo a través de las redes sociales o recibí las notas, cada mañana, en tu correo a través del newsletter

Bloc de Moda en São Paulo: ¡ZAPATOS! Adelanto de la moda Primavera / Verano 2020


Época de previews y ferias que adelantan las próximas temporadas. Esta semana aterricé en São Paulo para participar de Inspiramais, el Salón de Diseño e Innovación de América Latina y Francal, la feria internacional de la moda en calzado y accesorios que tiene lugar en Expo Center Norte del 3 al 5 de junio.


La feria Francal vincula la industria brasileña con los minoristas e importadores que llegan de distintas ciudades del mundo para comprar. Cada fabricante y marca de Brasil expone sus productos en los stands donde se presentan los modelos que abastecerán las vidrieras de la próxima temporada. Aquí, un repaso por algunas coincidencias que hacen a la tendencia de los zapatos primaverales:


En la paleta de colores se destaca el rojo - ¡está en todos los modelos! -, los metalizados, sobre todo en dorado, más verde, celeste y dorados que colorean los modelos.

Las sandalias de tiritas son un hit, casi en el mismo nivel que las chatitas. Las reinas de la temporada son las ojotas bordadas con piedras, algunas perlas o decoradas con moños y nudos.


Las alpargatas se lucen y se corren totalmente del aspecto rústico. Los mules forrados en lino y con rayas o estampas de flores. Sandalias vestidas en denim y si, hay plataformas. También zapatillas combinadas con animal print. Muchos de estos diseños son bellísimos, sea por la terminación, los materiales y las combinaciones o por la belleza del zapato logrado. El mercado masivo se presenta y estas son algunas de las marcas que logran diferenciarse con su producto terminado: Vicenza, Ferruci, La Femme - marca especializada en flats -  y A3 Espadrilles y Suzani Bissoli.


¡Atentos! La cobertura por São Paulo continuará en Inspiramais, el Salón de Diseño e Innovación de América Latina, promovido por Assintecal (Asociación Brasileña de Empresas de Componentes para Cuero, Calzado y Manufacturas).

Apuntes de la moda Otoño / Invierno 2019: Rapsodia


"Es súper válido tener un sueño, algo que te conmueva. Y encima que te vaya bien", dice Josefina Helguera, una de las fundadoras de Rapsodia. Junto a Sol Acuña lanzaron una de las marcas de mayor proyección internacional: Chile, Colombia, México, Paraguay, Uruguay y Venezuela son los destinos donde desembarcaron con su propuesta boho chic.

En 2019, Rapsodia celebra 20 años en el mercado. "Estuvimos 6 meses escribiendo el business plan. En ese momento soñamos enorme", recuerda Sol Acuña sobre el inicio de la marca en Las Cañitas, mientras Francisco de Narváez, el tercer socio, chequeaba la estrategia comercial.
En 2018 tuvo otro hito, Marc Leffman, el diseñador que pasó por los estudios de Michael Kors, J. Crew, Adam Lippes y Ann Taylor, asumió como director creativo y debutará con su colección en la temporada Primavera / Verano 2020, justo para festejar los 20 años de Rapsodia.


Bohemio, rockero y romántico, entre brillos Rapsodia se lanzó con el boho chic y acompañó al estilo en su evolución. En sus percheros siempre hay una prenda que resuelve: chaquetas, kimonos, distintas posibilidades de tops cortados en seda, ¡sí, 100% seda!, y transparencias componen la imagen de moda.

Un historia: El upcycling, las zapatillas Triple S y el valor de Balenciaga

Demna Gvasalia dice que no tuvo la intención de cuestionar qué es un producto de lujo. Esto fue cuando lanzó las bolsas XXL rayadas, las que aparecen como 'it bag' en las compras mayoristas de Avenida Avellaneda o Liniers, mientras el público quedó impactado por un repertorio de botas (las overknee boots) inspiradas en la ropa deportiva de los 80' y coloreadas en tonos vibrantes que coparon la pasada en el desfile de Balenciaga.


El buen gusto estaba en discusión cuando aparecieron las Triple S, las zapatillas que a esa altura, año 2017, todas las maisons tenían su versión. Los iniciadores fueron Chanel y Dior en las colecciones Couture Invierno 2014. Pero la revolución la hizo este diseñador egresado de la Academia de Amberes y ex-asistente de Martin Margiela.

La charla fluyó muy bien. Todos usamos zapatillas, esta es la época de la comodidad y el vestuario lo refleja. ¿Por qué no celebrar el nuevo rol de las sneakers? Pero aparecieron las 'zapatillas de papá', un armatoste impensable como producto de moda.

Gvasalia dice que Balenciaga se trata de siluetas fuertes, por eso el modelo contundente, y esta es su historia: se llaman Triple S porque para el diseño tomaron 3 modelos de zapatillas - viejas - de deporte. El upcycling generó uno de las piezas más vendidas (cuestan entre 725 y 795 euros), tremendamente feas y más deseadas de esta última década.

imágenes: Balenciaga

Reporte: La Moda Masculina en Argentina


La realidad también se mezcló en la moda masculina. Los códigos de vestimenta masculinos no cambian realmente demasiado entre temporadas pero significan algo cuando sucede.

El estilo deportivo es la referencia de la época y prendas icónicas de ese repertorio son llevadas en otro contexto: las camperas, el jogging, el buzo con capucha, los jeans, las zapatillas, son parte de la conversación. “En la moda masculina hoy más que nunca los rubros se fusionan. No sorprende ver en pasarela ropa deportiva, uniformes de trabajo o prendas que responden al lenguaje streetwear. Más allá de cualquier cuestión emocional, la ropa tiene que acompañarte en la vida cotidiana. Valores como la funcionalidad y el confort ya son innegociables", dice el diseñador Sebastián Rodríguez, a cargo del reporte de indumentaria masculina del Observatorio de Tendencias del INTI.

A la medida de tu cuerpo: el sastre Franciscano

La moda no solo se trata de la ropa que una persona usa, también es la forma en que esas prendas definen algo. ¿Qué significa hoy el código elegante / sport?

El estilo De Crisci

"Hay un hombre que aún no se anima salir dentro de los cánones establecidos porque se siente seguro dentro de esos parámetros de masculinidad, pero a la vez se modernizó en su vestir, está más relajado y más personal: sigue una tendencia y la personaliza. Pone su impronta e individualismo en la elección de cada prenda, cómo la lleva y tiene en cuenta su entorno y para qué va a ser utilizada", acota el diseñador Gonzalo Villamax.

Unisex para Gonzalo Villamax

Las colecciones de hombres tradicionalmente tuvieron un sentido de propósito, de necesidad. La escena argentina para vestir al hombre está en movimiento. “Estoy viendo lo que me gusta. Un reflejo, casi sin querer, de lo que deseaba y buscaba dar cuando lancé mi marca. Se trata de hacer de una manera muy sólida y resignificar todo lo urbano y lo deportivo, ropa que se empieza a re-entender de una forma mucho más elegante”, resume Edu de Crisci, diseñador que se dio a conocer en la moda argentina como parte del grupo “Proyecto Cuadrilla” y en el reality “Project Runway Latinoamérica”. En 2010 lanzó DECRISCI, una etiqueta de moda urbana que anticipó el nuevo lenguaje de la moda que 5 años más tarde descifró y masificó Demna Gvasalia como director creativo de Balenciaga y al mando de Vetements y hace un par de días volvió a subir a la pasarela Otoño / Invierno 2019.

El regreso de Edu De Crisci en el Invierno 2019

En el año 2000, Hedi Slimane definió la nueva silueta del hombre y ofreció el look que los diseñadores estuvieron buscando en los años anteriores; le quitó el Monsieur a Christian Dior y lo convirtió en Dior Homme. Jeans ajustados, trajes entallados, un nuevo largo en los pantalones, trajo algo nuevo al placard. Raf Simons previamente había lanzado los trajes skinny y los calzó con zapatillas, trabajando en las telas y en nuevas formas que necesitaron más de una década para establecerse en la moda.

Volver al futurro, el otoño / invierno 2019 de De Crisci
Reciclaje de sastrería en desuso: Fernando More

El invierno 2019 de JT es la última colección que Jessica Trosman diseña para JT (la marca continuará capitaneada por sus socios Paula Neira y Patricio Bayá) y la primera para la línea masculina. No gender es esta cápsula de “La visión del vacío”, la temporada Otoño / Invierno que salió en alianza con Adidas, donde los modelos Continental 80 y Nite Jogger calzaron las pasadas.

JT Invierno 2019: Estrena línea para hombres
Con la colección FW 2019, Jessica Trosman deja su etiqueta fundada en el invierno de 2014.

Mariana Gómez es asesora de moda especializada en hombres y remarca la tendencia masculina en innovar en el vestuario. "Ellos están dejando de ser tradicionales, están cada vez más conscientes de las tendencias internacionales que siguen por las redes sociales. Después de años vistiendo prendas clásicas y sastrería, el hombre de mayor edad recupera el espíritu deportivo y apuesta por lo casual, mientras que el joven abandona el jean y se aferra al saco y pantalones slim e incorpora complementos", cuenta esta mujer que asesora en su vestuario a Andrés Calamaro.

La expresión del cuerpo según Fernando More

En el medio de estos modos, también están los creadores que adoptan temas del pasado y los adaptan con nuevos elementos. Tal el caso de Fernando More, el diseñador apuesta a la provocación y a la exploración del cuerpo del hombre como motor creativo de su etiqueta. “En esencia soy esto, estudié mucho la sastrería, la moldería y el trabajo sobre el cuerpo.”

En More hay shorts con estampas digitales realizadas por artistas, también sastrería con nuevas estructuras, chalecos o blazer que mantienen su tipología pero con un twist que lo muestra diferente, camisas que componen jumpsuit o equipos formales ideados por camisas y pantalones cortitos.

Del diseñador Fernando More

 El sastre Francisco Gómez resalta: "Creo que el mayor avance que realicé en la sastrería clásica moderna fue escuchar al cliente. La mayoría viene de experiencias en las que ir al sastre es para que te haga un corte "antiguo" o que te imponga su estilo, pero hay clientes jóvenes que quieren consumir un servicio de lujo en el que los protagonistas son ellos", asegura mientras defiende el trabajo artesanal y los códigos del buen vestir como temas presentes en la moda.

Los tejidos italiano de Artisan

En esa sintonía se encuentra Gustavo Samuelian, el fundador de ‘Bolivia’, quien hace un par de meses lanzó “Artisan” junto a Gustavo Noca, una etiqueta especializada en camisas que conjuga los valores artesanales con la tecnología. “Prefiero comprar uno bueno que 3 más o menos”, dice Samuelian que en este emprendimiento ofrece géneros italianos e ingleses certificados. Uno de los modelos que prepara para la nueva temporada ofrece un proceso industrial que con el calor del cuerpo se le van las arrugas. Travel shirt es el nombre de este artículo que dura 60 lavados o camisas con un sistema que adapta a la silueta desde la manga, las pinzas hasta los ojales, cortados en vertical para evitar que se abran por la presión de la panza, por citar algunos detalles que hacen a la esencia de esta marca.

Francisco Gómez, el sastre de la nueva generación

Romper las reglas es uno de los incentivos de los que se vale la moda para buscar la novedad. Qué si un hombre se cuida o usa faldas ya no resulta un planteo interesante, sino las preguntas sobre el género y el poder que cuestiona la moda masculina. "Si gracias a los movimientos feministas se debate el rol de la mujer en la sociedad, en ese devenir inevitablemente evoluciona también la masculinidad. Muchas marcas apuestan a pasarelas mixtas, donde los conceptos expresados, los códigos, los colores y las formas, valen para todas y todos", plantea Sebastián Rodríguez. Gonzalo Villamax reconoce que en sus últimas colecciones buscó correr el género en algunas prendas. La última se llama 'Soy" y pretende que el usuario esté cómodo sin pensar si es masculina o femenina.

Gonzalo Villamax presenta una colección Unisex y se llama 'Soy"

“La moda aceptó lo que en otros momentos hubiera sido rechazado, como mezclar prendas funcionales o piezas sport con elegantes”, finaliza la asesora Mariana Gómez para resaltar entonces que la totalidad de las posibilidades también tiene su espacio en el placard masculino.

Las Nite Jogger de Adidas fueron parte de la colección Otoño Invierno 2019 de JT

Guía Otoño / Invierno 2019: Las botas de Luz Príncipe

Una etiqueta independiente celebra 20 años. Luz Principe comenzó a diseñar zapatos cuando tomó un par de ojotas y las bordó, ahí nace su pasión por un oficio que históricamente estuvo asociado al hombre, pero en el mercado argentino ensalzan las mujeres.
Empecé en esto como un hobby y hoy balanceo que esté equilibrado con los temas del negocio. No quiero perderme de hacer lo que me gusta", dice Luz Príncipe.
En las colecciones de Luz Príncipe siempre hay un mix de modelos que resuelven el andar para múltiples ocasiones. Hay botas, sneakers, plataformas y chatas que hacen gala a la mezcla de texturas que identifican a la marca. Algunos de los materiales y técnicas aplicadas a los zapatos fueron cueros texturados, neoprene, charol estampado y gamuza grabada.

Las botas son el calzado emblema de la temporada Otoño / Invierno, aquí un repertorio atemporal lanzado en 2019 por Luz Príncipe:


Consultá más modelos en el shop online de Luz Príncipe.

Un argentino en Paris: Adrián Appiolaza diseña en Loewe

En 2014, Adrián Appiolaza fue contratado por el grupo LVMH para Loewe y acompañar a Jonathan Anderson, la gran promesa británica detrás de JW Anderson, que había sido nombrado director creativo un año antes en la etiqueta española con base en Paris. Appiolaza es el diseñador que dirige el departamento de diseño de la línea femenina de Loewe. Entre tantos nombres clave con los que trabajó, esta singularidad podría pasar como un dato más: Appiolaza es argentino.

En 1994 dejó Buenos Aires y voló a Londres. Desde entonces, lleva casi dos décadas de trabajo en la industria de la moda, Adrián Appiolaza trazó un gran recorrido donde acompañó a los diseñadores y creativos que definieron el sentido actual de la industria.


Cuando en 2002 se graduó en Central Saint Martin con una colección inspirada en la cultura gauchesca argentina, que recibió el premio a 'Mejor Colección Mujer', lo convocaron para ser la mano derecha de Phoebe Philo en Chloé, a quien acompañó durante 4 años hasta que ella se retiró, por un tiempo, del mundo de la moda. En ese momento Patrizio Bertellli, CEO de Prada (y marido de Miuccia) lo tentó con un puesto en la empresa. Adrián aceptó y se mudó a Milán para diseñar la parte de sastrería de la casa. Regresó a Paris 3 años más tarde para unirse al equipo de Marc Jacobs en la línea Ready to Wear y Accesorios de Louis Vuitton, puesto que dejó a los 4 años para convertirse en el director de diseño de Chloé, ahora bajo la dirección creativa de Clare Waight Keller, quien hoy está al frente de Givenchy.

Pre Show Loewe: Jonathan Anderson & Adrián Appiolaza

Colecciona piezas de diseñadores icónicos, como Martin Margiela y Rei Kawakubo, y las organiza en un archivo,. Adrián los luce y comparte  en Instagram, los alquila y terminan en fotografías y editoriales, además de utilizarlo como inspiración para sus procesos creativos como diseñador. Mientras planea lanzar su proyecto personal, contesta estas preguntas desde Paris:


~ ¿Cómo comenzaste en la moda?
En 1994 deje la UBA, donde estudiaba Diseño Gráfico, y decidí viajar a Londres siendo un gran admirador de la música inglesa, sabía que era un viaje que debía hacer. En Londres, después de varios años haciendo diferentes trabajos, decidí que quería volver a estudiar e intentar quedarme en Europa. Era 1997 y varios amigos, como Nicola Formichetti y Kim Jones (actual director creativo de la línea masculina de Dior), ya comenzaban a entrar en la moda. Ahí descubrí un gran interés por el diseño: preparé un portfolio, me inscribí en Central Saint Martins y comencé a estudiar en 1999. Al mismo tiempo me presenté en el estudio de Alexander McQueen, donde buscaban diseñadores junior, y me dieron la oportunidad de trabajar allí. Lo hice durante un año y tuve que elegir entre continuar full time en McQueen o los estudios, ya que ambos al mismo tiempo eran imposibles de administrar.


~ ¿Estuviste codo a codo con Alexander McQueen?
¡Si! Trabajar con Lee fue increíble. En aquel período, la moda primordialmente consistía en “creatividad”. Pasábamos largas horas cosiendo y creando piezas para el show, éramos un equipo bastante íntimo y aparte del trabajo salíamos de fiesta bastante seguido. Esto creaba una atmósfera bastante única, en un año aprendí muchísimo de él.

~ ¿En qué consiste tu trabajo en Loewe?
En LOEWE dirijo a los diseñadores creando con ellos conceptos e ideas que una vez realizadas se las presento a JW Anderson. Así se va construyendo la idea para cada estación y que resulta en una nueva colección. El estudio funciona de una manera muy orgánica y experimental, no tenemos un modo muy tradicional de diseñar y es casi como un laboratorio de ideas.


~ Hay diseñadores, como Nicolas Ghesquière, que no han tenido su propia etiqueta, pero se puede reconocer su estilo en la marca para la que trabajan. ¿Es posible lograr eso en una casa tradicional?
Si, es posible. Es normal que la visión de un director creativo se desarrolle y defina con cada colección. Pienso que con el goal principal de tener un gran éxito comercial, hay muchas marcas que, en lugar de crear una nueva identidad mezclando tradición y visión, se dejan llevar por tendencias que tal vez no tengan nada que ver con sus códigos tradicionales originales.

En su archivo: La camiseta tatuada de la primera colección de Martin Margiela

~ ¿Cómo armaste Adrián Appiolaza Archive?
En realidad comenzó como una pasión por Comme des Garçons. En el año 90’, en Argentina, tuve la oportunidad de ver una prenda, obviamente no sabía nada de esta marca pero dejó un sello en mi memoria. Cuando me fui a Londres y comencé a tener más acceso a este tipo de moda, se convirtió en una obsesión. En el 2006 empecé a buscar piezas de segunda mano y poco a poco el archivo tomó forma, primero con Comme des Garçons y la cultura japonesa, también colecciono prendas de Yohji Yamamoto, Issey Miyake Kansai Yamamoto, además tengo piezas de Martin Margiela, Vivienne Westwood y Jean Paul Gaultier.


~ ¿Cuál es tu mirada del estado actual de la moda?
Siento que se ha convertido en la competencia de los grandes grupos de moda, donde los números son los que miden el éxito de una marca y no tanto la visión o punto de vista creativo. Producto, producto, producto para cubrir cada necesidad o fantasía que los clientes puedan estar deseando. Una marca tiene éxito con zapatillas deportivas y el mercado se satura de propuestas similares La moda se encuentra en un fast forward mode en este momento y no creo que frene. En el medio están las redes sociales que juegan un rol principal en cómo la moda está evolucionando.