SLIDER

Notas de Autor por Lorena Pérez

Bloc de Moda es un medio digital focalizado en la cultura moda, en movimiento desde 2006, que apuesta al periodismo de calidad. Historias plasmadas en un reportaje online, donde se observa, se pregunta, se escucha y se escribe la moda como fenómeno social. ¡Bienvenidos!

Apuntes de la primavera 2022: NYFW y el nuevo diseño según Chaance


La semana de la moda de New York es la plataforma para conocer por dónde va el diseño emergente. Sin la curaduría precisa de París o los postulados organizados alrededor de características vanguardistas en Londres y bajo la mirada de la escuela Central Saint Martins, New York es una ciudad multicultural y espacio ideal para mirar qué está pasando en las nuevas formaciones de diseñadores. Con las colecciones Primavera Verano 2022, NYFW vuelve al formato presencial aunque la hibridez entre lo físico y virtual se mantiene. Aquí el caso de Chaance, la marca coreana de streetwear diseñada por Jihoon Andy Shin y Taisuke Fujimoto que presentó su temporada con un fashion film. 

Los diseños de CHAANCE tienen como estímulo a la cultura callejera de los 90 y sus búsquedas están en transformar el estilo urbano en moda de alta gama. El fashion film que presentaron en New York Fashion Week registró las múltiples posibilidades que ofrece una vestimenta unisex que se adapta a diversas ocasiones de uso. "¡El mundo es nuestra pasarela!”, dicen los diseñadores sobre su film integrado por modelos BIPOC. 
 
Chaance repone la escena del streetwear con buzos con capucha, rompevientos, camisetas gráficas, jumpsuits y las rashguards, los tops hechos de spandex, nylon y poliéster que durante la pandemia aparecieron en todas las colecciones con estampas de colores vibrantes y figuras geométricas.



Apuntes: Tecnología lista para usar


Un vistazo rápido a la definición de la tecnología Wearable dice que es la integración y adaptación de dispositivos a prendas que usamos. Marcas deportivas o jeaneras, como Levi's, la pionera en estas experiencias móviles como la newyorkina Rebecca Minkoff o Hermès con su Apple Watch y el traje matelasse con chip de Chanel - para retratar el mercado de lujo - han incluido tecnologías a sus productos de moda a fin de llevar la funcionalidad y la experimentación a otro nivel

A propósitos de las innovaciones permanentes que surgen, algunos días atrás conocí la Sol Bag, un clutch diseñado con paneles solares que cargan el celular mientras lo usás. Sol Bag es parte de Humanfit, la marca wearable de Samsung. Mientras la tecnología aporta sus invenciones, las exploraciones de la industria de la moda aportan un vistazo al nuevo vestir. 

Vestidas para estar en casa... Y en la calle


La pandemia del covid - 19 aceleró y trastocó los hábitos, qué novedad! 
En cuanto a la vestimenta, pensamos y pasamos un año vestidas para estar en casa. Atentos a la crisis sanitaria, nuevas restricciones y aperturas fueron dando lugar a necesidades distintas pero siempre apelando a la comodidad. Esta coyuntura encuentra a la marca GOR produciendo  aquello que la mujer necesita: piezas principales, atemporales, cómodas y que puedan ser usadas en casa como en la calle. "La idea surge como un juego, con el objetivo de crear una prenda cómoda, práctica y simple. A partir de una figura geométrica - el cuadrado - nace GOR en 2017", dicen Lucila y Lucía, las mujeres detrás del proyecto. 


Lucila y Lucía confeccionan las prendas en su taller donde aplican la moldería Zero Waste al reutilizar las telas y no generar desperdicios. Para construir los vestidos y los enteritos buscan géneros suaves y terminaciones a mano "para dejar en evidencia la dedicación y trabajo manual en cada uno de los diseños. Eso nos encanta", dicen. 


A partir del cuadrado, los percheros de GOR se componen del vestido negro tradicional, de distintos largos y cuellos, un "Vesti-buzo" cortado en matelasse y otro modelo de manga 3/4. En 2020 lanzaron "MonoGor", un jumpsuit que se convirtió en la prenda emblema de la cuarentena en primavera. Estas mismas prendas tienen su versión estacional; por ejemplo en invierno las telas son más pesadas, abrigadas y los diseños tienen bolsillos. 

Podés mirar las prendas y comprar en el shop online


GOR es un concepto que va más allá de la prenda, una pieza versátil que se puede usar y combinar para las más diversas ocasiones: día, tarde o noche. Un GOR abarca toda la tabla de talles - del XS al XL-: nuestra idea es dejar de lado las medidas impuestas y que luzca único en cada cuerpo que viste", dicen Lucía y Lucila. 

 


imágenes: Gentileza GOR

Dónde conseguir poleras de diseño: Conocé a Ciriart


Desde Veinticinco de Mayo a todo el país… Ciriart está comandada por Camila Iriarte, una diseñadora de 23 años formada en la Universidad del Este, ciudad de La Plata, en Diseño de Indumentaria y Calzado. La propuesta de Ciriart se distingue por las estampas exclusivas de formas orgánicas con movimiento y maquilladas en tonos vibrantes que se impregnan en diversos textiles y prendas como marca registrada de la etiqueta. “Cada estampa es diferente entre sí. Se utiliza una amplia paleta de colores vibrantes como verde, azul, naranja y violeta; y a su vez el blanco y negro son infaltables”, cuenta la diseñadora que hace días se lució cuando la cantante María Becerra usó sus diseños en el video "Que más pues?", junto a J Balvin


Camila Iriarte se une con C1riart a las formaciones de diseñadores que producen con un método acorde a las nuevas estructuras que emergen al sistema de la moda. En el caso de esta flamante marca, la diseñadora produce y comercializa sus prendas a través de la metodología pre-order, a fin de personalizar los diseños según el usuario y sin generar excedentes en cuanto a stock. 


¿Cuál es la visión de Ciriart? 

Ciriart nació en agosto de 2020 en la Ciudad de Veinticinco de Mayo, provincia de Buenos Aires, con la idea de generar indumentaria de diseño, cómoda y original. En cuanto a los procesos de producción se tiene en cuenta la mano de obra local desde el corte, estampado, confección y packaging. Los materiales utilizados como materia prima son de industria nacional. Respetamos toda la cadena de producción y trabajamos con pequeños talleres familiares, con trabajo artesanal y mucha dedicación en cada prenda. 

¿Cómo están organizadas las colecciones? 

Las colecciones abarcan una temporada estacional, pero en el medio de la temporada aparecen prendas nuevas. En un futuro me gustaría lograr que las prendas de Ciriart sean atemporales y no seguir tanto las reglas comerciales de las temporadas. Las prendas son confeccionadas a través de manera Pre Order para poder realizar a medida y no generar stock excedente. La idea surge debido a que con esta manera de trabajo se valora más al diseño y se logra alejar de la moda rápida a la que estamos acostumbrados hoy en día, que propone el hecho de consumir constantemente y sin pensarlo.

Imágenes: Gentileza Ciriart

Sastre Café: Latte ready-to-taste en Buenos Aires


La nueva apuesta al café de especialidad y el legado de una sastrería de barrio

 
Sábado, 9:00 de la mañana. La avenida Díaz Vélez en pleno movimiento, una postal del mundo como lo conocíamos. Como estamos volviendo a conocerlo. 
En la vereda, algunos banquitos y unos taburetes altos se van acomodando frente a la vidriera de Sastre Café, el nuevo espacio de café de especialidad del barrio de Caballito que abrió sus puertas hace apenas unos meses, muy cerca de Parque Centenario. Sin embargo, a pesar de ser la novedad, en Sastre aún perdura el aura del oficio que se practicara entre sus paredes desde 1975. 


Y es que el nombre de este café no es casualidad: basta con acercarse al vidrio y curiosear un poco en el interior para notar que el local no sólo aloja una máquina de café, tazas y un mostrador con productos de panadería; también se dibuja la silueta de algunas planchas antiguas, tijeras, una máquina de coser Singer de pie (aquellas de hierro de fundición que parecen existir en casa de todas las abuelas) y hasta un maniquí usando un saco sastrero tiene su lugar. 

Así como el aroma a café recién preparado persiste en el aire, el legado del trabajo de Pedro se respira en cada recoveco. Pedro Kulekdjian tenía al barrio acostumbrado a la escena suya de este sastre trabajando incansablemente detrás de su máquina de coser todos los días. Durante cuarenta y cinco años se dedicó a la sastrería y la alta costura, como la marquesina de su vidriera publicitaba. Hoy en día, las redes sociales del café están salpicadas de recuerdos y anécdotas sobre Pedro y lo que representaba para quienes viven en la zona. 


El rubro habrá cambiado, pero Valeria y Santiago buscan recrear en el café de especialidad la dedicación y atención al detalle de la sastrería que precedió esta propuesta. Las herramientas y el medio en el que se trabaja son diferentes, pero el cuidado en cada paso del proceso se mantiene. Ayer era la exactitud en las medidas, pinzas y puntadas; hoy es el tueste de los granos, el cuerpo, las notas del café. La elección de telas se convirtió en decidir si la mañana está para un latte, un americano o un flat white. Son Vale y Santiago quienes explican que a pesar de ser rubros distintos, ambos comparten muchísimo más de lo que imaginaban cuando comenzaron con la reforma del local. El sastre es un artesano que se basa en la costura a medida acompañada del buen gusto según la moda de cada época. El oficio de un barista tiene mucho en común. El saber identificar cada variable que puede tener la bebida desde su molienda, variedad, tueste, beneficio y ahí volcar la dosis necesaria para la preparación de cada café, siendo un trabajo donde la precisión es importante. Bespoke coffee, pero listo para llevar. 


A pesar de no haberlo conocido, las historias de quienes frecuentan Caballito les hablan de los tiempos en los que Pedro fue fiel a su oficio y valorizando cada uno de sus trabajos. Para el barrio en los últimos años laborales fue un ejemplo de laburante, ya que muchos nos cuentan que no podían creer que el tan mayor siga trabajando en su máquina de coser Singer hasta tan tarde, por lo que la esencia que tiene el local fue la que creó a fuerza de trabajo y constancia. 

La decisión de resignificar la esencia de lo que hoy es Sastre Café comenzó de a poco. En un primer lugar, al elegir el espacio se destacó la ubicación del local; sin embargo, ni bien la vidriera de la sastrería les devolvió la imagen de los objetos y herramientas que habían acompañado a Pedro por casi medio siglo de trabajo, el proyecto viró hacia la clara intención de reacondicionar y transformar el sitio manteniendo la pauta que traía de su función original. 


La barra y las máquinas encontraron su hogar entre estos ítems, al igual que aquellos banquitos y taburetes, que Vale y Santi llaman banquitos Taiwan. Los encontraron algunos días antes de la apertura de Sastre Café (Av. Díaz Vélez 4674) en un local del barrio que también cumple la función de taller y depósito. Un matrimonio de ancianos taiwaneses son las manos detrás del mobiliario sobre el cual reposa el café en la vereda de Díaz Velez, ya que también cumplen la función de mesitas .


Hace tiempo ya que las tendencias de consumo se posicionan de cara a la búsqueda y a la apreciación de lo artesanal; pareciera que el 2020 y los cambios de paradigma que evidenció terminaron de reafirmarlo. Una compra más consciente, que pregunta -antes que nada- quién hizo lo que llevamos puesto, lo que nos alimenta, lo que utilizamos. La mirada se vuelve hacia el oficio; después de años ejerciendo la adquisición masiva de producciones masivas, hoy el llamado interno de la sociedad y sus actores individuales invita a poner atención en las propuestas de emprendedores locales. La historia del proceso de creación que narra el producto de autor, de especialidad, aporta riqueza y resignifica las decisiones de cada persona en el acto de consumo. Los lazos con la comunidad se fortalecen a través de este intercambio. Es una postura frente a acontecimientos políticos y sociales. Priorizar y apoyar la realidad del acá, en lugar de proyectar en el aspiracional del allá. 


En lugar de detenerse en una cadena de cafeterías, la clientela de Sastre conversa sobre la vereda de Díaz Velez, café de especialidad en mano; o bien reposando sobre la artesanía de aquella pareja taiwanesa, cuyo valor se aprecia en el local dándole a esos banquitos un espacio protagonista en la disposición espacial de la tienda. La actividad que realizaba Pedro al 4600 de la avenida habrá cesado, pero no así su legado ni el interés de mantener viva la esencia del trabajo artesanal y de la relación profunda entre el producto, quien lo crea y su cliente.

Imágenes: Gentileza Sastre Café | Silvia Delvigo

Moda Otoño / Invierno 2021: La reinvención de los básicos


“Desde Mimesis proponemos pensar el indumento como un segundo hogar, un refugio donde sentirnos libres, cómodas, flexibles y protegidas”, dicen Agostina Mucanna y Camila Medina, las diseñadoras de esta etiqueta surgida como proyecto de tesis en 2018, para la carrera Diseño de Indumentaria de la FADU. Mimesis toma referencias del mundo de la navegación a vela para volcarlo luego en prendas ajustables a diferentes cuerpos y que puedan ser superpuestas y combinadas de múltiples formas. 

El repertorio de esta marca de indumentaria, que cuenta con un showroom en el barrio de Belgrano, incluye los básicos del guardarropa replanteados en una producción textil 100% de fibras naturales y mentalidad sustentable. Poleras, camperas, pilotos, buzos, pantalones y vestidos fueron pensados con una moldería zero waste y silueta unisex, de ahí que las piezas sean versátiles y regulables.


¿Cúal es el proceso de producción en Mímesis? 

La moldería Zero Waste es la técnica que más usamos para poder generar prendas que no solo sean sustentables por su bajo desperdicio, sino que también versátiles ofreciendo diferentes formas de usarlas adaptándose a diferentes cuerpos. Por otro lado, tenemos una línea de accesorios y prendas realizadas con velas de barcos en desuso o rotas, a partir del upcycling aprovechamos las características y formas inherentes de la vela. Nuestras prendas están realizadas en su totalidad por nosotras, garantizando una producción responsable, y ocasionalmente trabajamos con una sola modista que nos ayuda a poder cumplir nuestros tiempos de producción y entrega.


¿Cómo piensan el armado de las colecciones? 

Proponemos colecciones chicas, que ofrezcan lo esencial para habitar la cotidianidad y evitar la acumulaciones de stock y sobreproducción:queremos generar conciencia a la hora de consumir. 

En cuanto a los básico siempre tuvimos prendas más simples que acompañan en las superposiciones a prendas más complejas, regulables, pero en la pandemia decidimos nuclearlas en la tienda en una categoría propia ya que sabemos que la gente busca también mucha comodidad y simplicidad a la hora de vestir en este contexto. Nuestros básicos son caracterizados por tener una paleta de color diferente a la que se suele ver comúnmente, por ejemplo la polera "Prado" se encuentra en naranja, lila y verde.


Los proyectos de la moda en tiempos de pandemia

Durante la pandemia, Agostina Mucanna y Camila Medina lanzaron la línea “Home” inspirada en la cuarentena. Incluyeron en Mímesis elementos construidos en madera, vidrio, cera de soja y aromas florales cuyo disparador fueron sus propias inquietudes y la necesidad de tener ciertos elementos en el hogar y que hagan de estar en casa una experiencia más armónica y acogedora.

Las colecciones de Mímesis se componen de prendas permanentes donde cada temporada tiene sus ítems propios que pueden conseguirse en su tienda online y también en Roomie Design


Mimesis surgió como proyecto de tesis, en el cual planteamos la Indumentaria en relación al cuerpo tomando elementos de la navegación a vela para crear prendas ajustables a diferentes cuerpos."

 


Créditos fotos: Roomie Editorial 
Dirección: Pope Cerimedo | PH: Ary | Make up: Juli | Asistente y Modelo: Luciana

Conocé a Bar Madsen, la artista visual que confecciona zapatos


“Los zapatos son una parte de nuestra vestimenta que, además de estar cargada de contenido simbólico, como todas las piezas que conforman la misma, son un elemento que nos permite transitar. Entonces aquí está la doble funcionalidad del calzado: con él nos mostramos al mundo, y mediante ellos nos transportamos. Siempre recalco esta concepción mía, ya que por este motivo de “zapato como medio de transporte”, muchos de mis modelos llevan nombres de autos, de autopartes, o cosas por el estilo con expresiones del lenguaje “tuerca”. Me parece divertido”, explica Bárbara Madsen, la diseñadora y artista visual formada en el IUNA y al frente de Bar Madsen, una marca de zapatos confeccionados a mano. 

Bar Madsen se vale de los conceptos de la moda lenta y en término de atemporal para basarse en sus modelos que buscan conquistar según necesidad que pueden llegar sus propias ideas o intervenidas por las búsquedas de sus clientes. El repertorio de la marca se va nutriendo de dos o tres modelos nuevos por temporada, que se hacen a pedido: “hacerlos a pedido significa poder poner énfasis en la identidad de quien los vaya a usar”, dice. Al no trabajar con stock, son pocos los remanentes que genera con sus modelos de zapatos que se distinguen por sus colores, y con esos restos confecciona piezas, como cinturones o tapabocas.


¿Cuál es la visión de Bar Madsen?

La marca Bar Madsen nace casi sin querer por varios factores: la necesidad propia de llevar a realidad los prototipos de calzado que había hecho previamente como estudio de artes visuales, el interés por dejar de consumir indumentaria con una estética basada en los cánones estandarizados de la moda, y la idea de que la ropa, en este caso los zapatos, es el vestuario por el cual nos manifestamos y mostramos (o escondemos) al mundo, por lo tanto, debía ser algo tan identitario e individual como nuestras personalidades.


¿Qué significa en tu marca el lema Zapatos para todxs?

Pienso que los zapatos no determinan el género por el cual nos percibimos. Un dato curioso sobre esto, es que en la historia del calzado, fueron los hombres quienes empezaron a usar tacones y luego, tras los cambios culturales, dejaron de hacerlo. Bar Madsen tiene un sello propio que es la singularidad. Bajo los hashtags #zapatosparatodxs y #piezasúnicas trato de aunar los conceptos que hacen referencia a la esencia de la marca.

Me considero una mina simple: vengo de una familia de barrio, con mujeres que en los ´90 trabajaron de mil formas. A mí, que siempre fui curiosa, me interesaba crear e inventar cosas (me acuerdo que en un momento quise hacer lámparas con vidrios rotos!) , y tuve la fortuna de haber sido apoyada para cumplir mis sueños. Hoy puedo decir que lo logré: hago reales obras pensadas dentro de mi mundo plástico, para que puedan ser usadas en forma de zapatos por quien quiera hacerlo. Eso para mí significa éxito y me llena de alegría.


De artista visual a zapatera, ¿cómo fue ese recorrido?

En mis años de estudio de Dibujo, en algún momento, yo creo que por el 2013, me tocó hacer varias copias de un objeto elegido por mí. Elegí un zapato. Descomponiendo sus líneas en el papel, empecé a ver sus curvas como algo autónomo: no sé si fue por los trazos o por la matemática intrínseca de su geometría. (Este detalle es importante: para diseñar cualquier tipo de calzado es condición sine qua non respetar a rajatabla las líneas de la anatomía del pie y de la horma: si las conocés, podés hacer lo que quieras). Luego de dibujarlo y de tener en cuenta esas líneas, no pude dejar de ver al calzado en general como un objeto volumétrico, tridimensional, que no tiene más que ver con la indumentaria que con la escultura. Bajo esta concepción, para mi cerebro de Productora Visual, cada zapato vendría a ser un ensamble escultórico hecho a partir de la unión de materiales heterogéneos. 


Tengo muy presente a Dalila Puzzovio, reconocida artista argentina y mi primera referente, presentando en el Premio Di Tella, creo en el ´67, sus zapatos de Doble Plataforma como obra de arte y objeto de consumo al mismo tiempo. Cuando la descubrí, me explotó la cabeza!"


¿Zapatos en la pandemia?¿Cómo fue tu experiencia?

Durante la cuarentena de 2020, la marca creció mucho. Vivía sola con mi gato en un departamentito taller en Belgrano y lo único que me sacaba la ansiedad era el trabajo y el estudio. Me aboque mucho a eso y tuve pedidos de todos los colores y de todas partes del mundo. Eso que llaman “nueva realidad” nos hizo dar un volantazo a la vida que muchos llevábamos, o por lo menos pensar en las chances de cambiarla. Cambio que se vio reflejado también en los consumos: si bien en el 2020 creció en abundancia la venta online (en mi caso) de zapatos urbanos y tacones, entiendo que no son esos exactamente los productos estrella en este 2021. 

El 2020 fue un año bisagra, en el que aún estábamos adaptándonos a una nueva forma de vivir. Atendiendo las necesidades del cambio de tipo de consumo, este año también empecé a hacer calzado para estar en casa, manteniendo siempre la línea estética de Bar Madsen, entre cosy y trash. La cantidad de ventas de las pantuflas XOXO me dan la razón.


imágenes: Gentileza Bar Madsen

Clases virtuales: Cómo la tecnología impactó en la moda


Bloc de Moda ofrece un curso para repasar cómo la tecnología impactó en la moda y en el consumo de la información. Se trata de 3 encuentros y los siguientes contenidos: 

El rol de las redes sociales en la comunicación de moda. Los casos de las marcas de moda. 
Hitos & Hechos: Los primeros desfiles virtuales. Los diseñadores guía.
La moda en la década de 2010. El consumo a través de la pantalla en tiempos de pandemia. 

¿Para qué?  La moda es un lenguaje y tiene su propio vocabulario. Transitamos una época donde todos los usuarios pueden crear contenido, pues cambió la lógica: de compartir contenidos es posible generarlos y encontrar una salida laboral. Pero el entusiasmo y el gusto por la moda no se traduce en conocimiento, es necesario conocerla, analizarla y argumentar. 

Para quién: Dirigidas al público en general y a periodistas, estudiantes de periodismo, productores de moda y todos los interesados en adquirir los conocimientos para desarrollarse  en el campo de la moda (o por curiosidad).

Mayor información: clasesdemodaonline (@) gmail.com

Diseñadores que reivindican nuestra identidad a través de la cultura originaria


En los últimos años surgió una formación de diseñadores que retomaron culturas ancestrales con nuevas formas de intervenir y explorar la herencia cultural para revalorizar la identidad. 

Aquí el caso de YanaTaski, indumentaria que parte de un proceso que se confirmó hace 5 años aunque recorrió la propia historia de la diseñadora hasta llegar a la marca: "YanaTaski es el resultado de un proyecto de tesis en mi carrera pero que dentro mío viene creciendo podría decir desde mi niñez, al principio como un juego ya que al ser hija de madre tallerista, siempre estuve en contacto con el mundo de la costura, cortes de telas, hilos. Mi entretenimiento más allá de los juguetes y muñecas que pude llegar a tener, también pasaban por sentarme en las máquinas de coser e imitar a mi mama haciendo que trabajaba a la par de ella", cuenta Carolina Casimiro, quien junto a Qori Ontiveros dan vida a YanaTaski.


¿Por qué el interés por las culturas ancestrales?

Nací en seno de una familia boliviana y norteña por lo que desde temprana edad tuve contacto y conocimiento sobre nuestras tradiciones andinas, más allá del sincretismo existente en ellos siempre se tuvo presente nuestro origen por lo que pude tener contacto con tradiciones como la ofrenda a la Pachamama (Madre Tierra), ofrendas a los difuntos, los Carnavales. También el contacto con las tradiciones cotidianas fueron constantes ya que por más haya nacido y me haya criado en Buenos Aires, nuestra familia nunca olvidó su raíces, por lo que las comidas típicas, la música autóctona, los bailes tradicionales eran parte de mi universo. Otra influencia que tuve y que no quiero pasar por alto es el rol que desempeñaron mis abuelas, sus saberes y sus historias fueron llegando a mí, mediante transmisión oral.


 ¿Cuál es el método de trabajo?

Junto a mi socio trabajamos a partir de un proceso de diseño, en una primera instancia podría parecer que a veces las ideas surgen de manera espontánea, pero todo ese universo inicial tiene un fundamento que se valida a través de nuestros conocimientos pero también a partir de nuestras experiencias. Tuvimos la suerte de haber podido viajar por el norte de nuestro país, también por Bolivia y Perú, de haber participado en festividades, e incluso haber tenido contacto con personas. No solo pudimos nutrirnos de aquellos lugares sino también de este intercambio.

 

Los primeros bocetos y dibujos nos dan lugar para pensar su aplicación en tipologías, resignificamos todo el universo conceptual en prendas de uso cotidiano."

 


Carolina cuenta que el disparador para comenzar a diseñar para YanaTaski puede ser una foto o una canción: son estímulos que revelan las primeras ideas que van probando con colores y texturas vinculados a la cultura originario del Norte, a los que le suman los conocimientos adquiridos en las carreras de Diseño de Indumentaria y Diseño Gráfico de la FADU UBA, de la que ambos egresaron.


Imágenes: Gentileza YanaTaski