Blocdemoda.com

Un momento a la medida de Carrie Bradshaw para Nicole Kidman en el Festival de Cannes


Nicole Kidman es una de las actrices más esperadas en toda alfombra roja y mantiene un reinado en la moda lanzado en la época del film "Moulin Rouge"

Es una mujer que siempre tiene una historia interesante tras su vestimenta. Por ejemplo algún desplante a la casa Dior, cuando en 2001 desde la oficina de John Galliano, director creativo por aquel entonces, emitieron un comunicado anticipando el placer de vestirla, pero la pelirroja apareció en el Festival de Cannes con un diseño de Tom Ford para  Yves Saint Laurent

En esta edición de Cannes, Nicole Kidman está estrenando el servicio a medida de Clavin Klein en la era que comanda Raf Simons, el jefe creativo de la marca estadounidense, de una manera muy gráfica: hace su aparición en la premiere de 'The killing of a sacred deer', el film por el que está en el festival de cine, con un tutú que de inmediato se asocia al inicio de Sex and the City, pero ya de un modo mucho más sofisticado que las pisadas que Carrie Bradshaw da acompañando a los créditos de la serie. 

Desde Calvin Klein explicaron que el diseño demandó 150 horas de trabajo artesanal y 164 metros de tul de seda. Calvin Klein By Appointment, "de cita", consistía en un área dedicada a las celebridades que la marca ofrecía en New York y que Raf Simons en su rol de "chief creative officer" abrió a todas las mujeres. 

El lanzamiento de By Appointment no fue por desfile ni nota exclusiva o producción en medios tradicionales, sino desde las redes sociales de Calvin Klein y fue presentado en enero pasado, justo el día que comenzaban a desfilar las colecciones Couture en Paris.

Aquí, la historia artesanal de un vestido: 

El look de Nicole Kidman en la premiere del film "The killing of a sacred deer"


Imágenes: Calvin Klein

La moda en Cannes: El oficio de Dior en la silueta de Charlize Theron

"Una silueta lisa que toma prestados los códigos del esmoquin de un hombre como manera de realzar la feminidad. Se trata de una referencia a Monsieur Dior que, en su tiempo, hizo hincapié en la sensualidad de sus clientas revisando el tradicional armario masculino", comunica la maison francesa sobre el traje que sus talleres de Alta Costura ha confeccionado para Charlize Theron, quien se encuentra en la edición 70 del Festival de Cannes para presentar "The Last Face", el film dirigido por Sean Penn y que protagoniza junto a Javier Bardem.

Así como existe la temporada premios que se conoce como"la red carpet season", la moda apela al Festival de Cannes como otro gran acontecimiento fuera de este calendario, pero tan importante como la noche de los Oscars.
Charlize Theron es imagen de Dior desde 2004  a través de la fragancia J' Adore y como portavoz de la casa, la actriz asiste a las presentaciones estelares vestida por la etiqueta. La maison Dior no especula sólo con los flashes, también demuestra su métier artesanal al confeccionar un traje a la medida de su musa.

Del atelier comentaron que la chaqueta se construyó sobre un maniquí con las medidas de Charlize Theron. Una chaqueta de lana sirvió de molde para cortar el modelo de raso negro que la actriz lució durante la premiere del film en Cannes.






La moda en el Festival de Cannes: Un perfil de Marion Cotillard


¿Para quién se viste una mujer? Un historial de respuestas dice del acto de vestirse para la mirada masculina. Una segunda instancia refleja que, sobre todo en la era de imágenes digitales, para convencer a otras mujeres y, como no, vestirse para ella misma. En esta lista puede leerse el nombre Marion Cotillard, un típico caso del estilo de las francesas, pero logrando trascender las claves del look chic sin esfuerzo que tan bien representan Caroline de Maigret o Charlotte Gainsbourg.

Marion Cotillard comenzó su carrera en los 90' pero masificó su imagen cuando en 2007 interpretó a Edith Piaf en "La Vie en Rose". Un año más tarde fue nombrada embajadora Dior y desde entonces viste a la maison fundada por el modisto Christian en cada gala o alfombra roja que pise, pero con la evidencia de una convicción personal que contrasta al look informal, informalísimo, que viste en su estilo de calle. Ahí, Marion Cotillard marca la diferencia con sus colegas vestidas y estilizadas por la mirada ajena: esta mujer establece un punto más alto que ellas.

Su figura insinúa que representa los valores que Dior quiere transmitir, más que ser la chica del momento capaz de bajar y acercar la moda de la casa al gran público.

Y eso indica la diferencia.

En un momento de exceso visual, donde se comienza a cuestionar el sobrevalorado gesto de aparentar y se hace necesario algo más que la fantasía instalada en el feed de Instagram y ese recuerdo constante de que la apariencia es la única fuente de identidad para la mujer.

El Festival de Cannes celebra su edición número 70 y allí está Marion Cotillard para acompañar a "Ismael's Ghost", el film dirigido por Arnaud Desplechin que ella protagoniza junto a Charlotte Gainsbourg.

En su llegada a la riviera francesa lució un vestido camisero de tartán, una campera de animal print, botitas negras y un gorro. Para el photocall de la película lució un look de la pasarela Otoño 2017 de Y/Project. Si la ropa comunica, Cotillard emitió un mensaje sobre su continuidad como embajadora de Dior: por las escalinatas de Cannes llevó un vestido Couture de Jean Paul Gaultier y para la cena estrenó la colección Resort 2018 de Chanel. De la casa comandada por la diseñadora Maria Grazia Chiuri, hasta ahora, ni noticias.




imágenes: Getty

Zapatos: Aquí, una historia que da sus primeros pasos


Es conocido el vínculo entre los zapatos y las mujeres.

Es puro misterio, pero una mujer queda impactada ante la promesa del zapato. Ciertos dones que se proyectan en un par y que no se pueden comprobar más que con el estado de ánimo, incluso determinados diseños que no entienden de explicaciones. Será esa magia que habilita un panorama bien nutrido de zapateras en Argentina. La apuesta en común es salirse del look de la vidriera e inyectar la propia identidad al modelo de la temporada o revisitar grandes clásicos. También apostar al oficio artesanal y el hecho a medida.

Josefina Galletti se presenta en el mercado argentino en este contexto. Diseñadora de la FADU (UBA) y con la tecnicatura de calzados en el INTI, ella lanzó su línea de zapatos, tras años de trabajo en diseño y moldería para otras marcas, pensando en un producto para toda la vida. "Sé que va contra el mundo de hoy en día pero hay que tomar conciencia", dice en su taller / showroom / hogar de Recoleta. "Me encantaría volver a la noción de hacer un producto que no tenga temporada, que te dure para siempre, evitar ser consumistas y que todo tenga que caducar tan pronto."

Josefina Galletti transita la segunda colección y se maneja con un repertorio pequeño y mucho a pedido. En este departamento de Buenos Aires hay cueros, hilos, pegamentos, algunas máquinas y más herramientas que anuncian el trabajo manual. "Es mucho esfuerzo, pero de acá sale todo el proceso del calzado: la moldería, el corte, amparado, hago la parte de costura, el armado completo, suela o fondo", dice la diseñadora que también sueña con sentar las bases de su marca artesanal de zapatos y salirse de Buenos Aires una vez establecida. "Por eso no quiero desprenderme de hacer todo yo este proceso", comenta mientras varios suecos con pelos se mezclan con otros mocasines sin talón. "Son los que se usan ahora", sentencia sobre el modelo hit del Otoño / Invierno 2017.


Mercado LibreFacebook y el boca a boca resultan las herramientas de comercialización y sigue Josefina: "Apunto al cliente que pueda valorar este producto y pueda pagarlo. Hacer un zapato a medida tiene mucho proceso. Esta manera de trabajar me permite hacer algunas modificaciones en hormas o moldería", dice y muestra que hasta para la suela y el forro usa cuero, que el antideslizante es de caucho para no se desgaste rápido. Y sigue señalando materiales con los que trabaja para la excelencia del producto al que aspira.




A post shared by Lorena Pérez (@blocdemoda) on

Instantáneas de la pasarela de otoño


Thom Browne toma las formas clásicas y materiales tradicionales para transformarlos en algo novedoso. Aquí, algunas referencias de la colección Otoño / Invierno 2017 que el diseñador presentó en la semana de la moda de New York.

Estas señas llegaron a la alfombra roja, pues Solange Knowles aterrizó en la gala del MET  - en honor a Rei Kawakubo - con uno de los looks que aluden a la nieve de esta colección: la campera inflada, pantalón a tono y los zapatos que se asocian visualmente con patines.

Hay una técnica precisa y una sastrería exquisita llevada al colmo del diseño. Perfil sastrero en prendas deportivas. En una era de imágenes, éstas dos me impactaron.