SLIDER

Newsletter

Notas de Autor por Lorena Pérez

Bloc de Moda es un medio digital focalizado en la cultura moda, en movimiento desde 2006, que apuesta al periodismo de calidad. Historias plasmadas en un reportaje online, donde se observa, se pregunta, se escucha y se escribe la moda como fenómeno social. ¡Bienvenidos!

Clases de moda en casa: Cursos online

Clases ¿para qué?  La moda es un lenguaje y tiene su propio vocabulario. Transitamos una época donde todos los usuarios pueden crear contenido, pues cambió la lógica: de compartir contenidos es posible generarlos y encontrar una salida laboral. Pero el entusiasmo y el gusto por la moda no se traduce en conocimiento, es necesario conocer, analizar y argumentar.

En abril comienzan tres cursos en dos horarios - mañana y turno noche -.
Informes: clasesdemodaonline (@) gmail.com

Los temas de los cursos online:

* Historia de la moda en el siglo XX: Haute Couture. Prêt-à-porter | Moda Argentina.  La duración de este curso es de dos meses.

El módulo 1 abarca desde el inicio del siglo XX a 1980. El segundo módulo de 1990 a 2020 y uno especial dedicado a la historia de la moda argentina.

* Escribir la moda: Herramientas para comenzar a escribir sobre moda. (mensual)
Es un curso teórico / práctico.


* Comunicación de Moda: Cómo la tecnología impactó en el consumo de la información.  (mensual) El rol de las redes sociales en la comunicación de moda. Hitos & Hechos: La moda en la década de 2010: Cómo la tecnología transformó la moda. La comunicación de las marcas de moda en la era digital.

¿Para quién? Las clases de moda online están dirigidas al público en general y a periodistas, estudiantes de periodismo, productores de moda y todos los interesados en adquirir los conocimientos para desarrollarse como periodista en el campo de la moda (o por curiosidad).

+ Informes clasesdemodaonline (@) gmail.com

Cuarentena obligatoria por coronavirus: Cuando vuelva a usar mi ropa


La historia refleja cómo la moda se adaptó a las necesidades de las mujeres y los hombres. Cuarentena obligatoria por la pandemia del coronavirus COVID-19 desde el 19 de marzo y que se va a extender tras el 31 de marzo, plazo establecido inicialmente. La vida cambió, la rutina se alteró y uno de los hábitos absolutamente modificados fue el del vestir. El home office es la forma laboral de estos días, lo que lleva a contemplar una nueva manera de vestir... vestirse para quedarse en casa.

Yendo de la cama al living
El sportswear es el estilo que define esta época, pero el uniforme de ropa cómoda que gran cantidad de mujeres aplica día a día no es necesariamente útil para trabajar de manera remota o como parte de las actividades que se tienen en cuarentena: blazer y remera, jean y chaqueta, pantalón sastrero y camiseta, tacos. Solo las zapatillas se salvaron. A la alternativa de quedarse en pantunflas, camisón o pijama, en short , boxer y remera o ropa holgada, cómoda y vieja le falta algo: ¿Existe el guardarropa adecuado para estos días? Se necesitan prendas que canalicen el paso del trabajo a casa.

Apunte visual de un guardarropa democrático, según Sex and the City

En los años 20, la demanda de ropa deportiva de moda para mujeres fue tan grande que comenzó a instalarse de manera oficial en el repertorio de las casas de Alta Costura. Los cambios sociales, económicos, políticos y culturales rompen estructuras que transforman la moda, esos nuevos contextos son los que la hacen evolucionar: aquí un momento histórico para la moda.

Cómo fue simplificándose la vestimenta en la última década
El trabajo informal existía desde antes de esta incertidumbre mundial. ¿El mercado de la moda ofrecía soluciones?

Una mirada a la escena argentina contempla la propuesta de Jota & Co. la etiqueta de la actriz Julieta Ortega y la ilustradora Fernanda Cohen cuya idea es similar a la de la mayoría de las marcas comandadas por mujeres: ofrecer la ropa que a ellas les costaba encontrar.

El camisón  o remerón según Jota & Co.

La proclamación de estilo de Julieta Ortega y Fernanda Cohen en Jota & Co. dictamina: "Las remeras sueltas y suaves, pantalones cómodos, shorts livianos... ropa de descanso, para estar puertas adentro pero a su vez para poder salir a la calle tal cual somos". La marca nació en 2016, dos años después de que la tendencia de la joggineta con aspiración sastrera se convirtiera en un recurso estilístico imprescindible que, temporadas después, fue devorada por la moda urbana.

El debut de Maria Grazia Chiuri en Dior

La moda masculina, otra vez, marcó el salto en el vestir de las mujeres. Los hombres y su indumentaria no cambia demasiado entre temporada, pero significa algo cuando sucede. Prendas del universo deportivo fueron llevadas a otro contexto: el buzo con capucha, las camperas, el jogging y las reinas de este cambio, las zapatillas. En una era digitada por el feed de Instagram, este nuevo vestir no tardó en ser implementado por las mujeres.

Nicolas Ghesquiere para Balenciaga Otoño / Invierno 2007
El mix de rubros y la funcionalidad de la ropa se convirtió en uno de los temas de la moda de la última década. El manifiesto estilístico de Nicolas Ghesquière en los primeros años del 2000 en las colecciones de Balenciaga permiten ver hoy cómo fue gestándose el cambio. No fue sencillo sino acelerado por el uso de la tecnología y la multiplicidad de voces que comenzaron a ser escuchadas en pequeñas o medianas comunidades a través de los medios sociales.

Esto es un salto breve en el tiempo, una mirada al pasado próximo de la moda contemporánea. Una observación histórica puede llegar a la década de 1920, cuando la silueta se simplificó de acuerdo a las nuevas necesidades de la mujer, tras la Primera Guerra Mundial.

Lectura que te puede interesar: Apuntes del vestir de una época

Oliver Theyskens para Nina Ricci Otoño Invierno 2007

En 2007, Olivier Theyskens era el joven diseñador detrás de Nina Ricci. En aquel otoño, Theyskens lanzó una colección con el tono melancólico que lo caracterizaba más prendas definidas por el aspecto deportivo. Las críticas de entonces mencionaban la "gran cantidad de tonterías ofrecidas en un momento en que la moda se centró mas en los negocios y la creación de ropa hermosa".

A Olivier lo echaron de Nina Ricci, pero en 2018 tuvo su revancha y fue reconocido en el Festival de Hyères como un pionero del sportswear high fashion.

Clare Waight Keller para Chloé Otoño / Invierno 2012

Mujeres vestidas por mujeres
Un par de años después, en 2012, Clare Waight Keller llevó a Chloé, una marca de moda boutique en sus orígenes, un repertorio de piezas de aspecto deportivo donde la joggineta y leggings sastrera arrasaron las redes sociales del momento: Facebook y Twitter. En 2016 motivó el sportswear con pantalones que se replicaron alrededor del planeta hasta que la agitación del hip hop - a través de la moda urbana - tomó las pasarelas. El recorrido sigue con Stella McCartney, Phoebe Philo y la llegada de Maria Grazia Chiuri a Dior.

Stella McCartney Otoño / Invierno 2014

El qué me pongo en tiempos de cuarentena
El look de entrecasa hoy significa algo distinto al mes pasado. Será interesante observar e indagar en cómo la moda se adaptará a las necesidades de las personas que, cuando pase la pandemia del coronavirus COVID-19, van a legitimar el home office como parte de su trabajo.

En principio, este gesto contempla una nueva manera de vestir. Y para eso se va a necesitar una ropa distinta, con materiales y diseños apropiados para la ocasión de vestirse para estar en casa.

Imágenes: HBO, Indigital, Jota & Co.

Quedate en casa: Exposiciones de moda para visitar online


La cuarentena por la pandemia del coronavirus COVID-19 marca un momento único en nuestra vida. Las consecuencias que dejará este brote mundial son innumerables, la rutina se quiebra pasa siempre. En ese mismo sentido, también es un momento único porque el tiempo adquiere otro valor. Más conectado y menos acelerados, quizás resulte de interés darle espacio a referencias que oficien de disparador de ideas para el perfil profesional. Quedarse en casa es la opción para que esta pandemia llegue a su fin. Buen momento, entonces, para hacer un recorrido virtual por algunas salas de museos de varias ciudades que abrieron sus exposiciones online. Aquí, la lista:

Worth & Mainbocher: Demystifyng the Haute Couture - Imagen: Mainbocher

Worth & Mainbocher: Demystifying the Haute Couture
En la zona de Harlem, frente al Central Park, está el bonito Museum of the City of New York con "Worth & Mainbocher: Demystifying the Haute Couture", una muestra que realza a dos creadores de la Alta Costura a través de 119 vestidos. Con experiencia en textiles, el inglés Charles Frederick Worth fundó en 1860 un taller en Paris donde definió qué es alta costura. Nacido en Chicago, Mainbocher perfeccionó décadas más tarde, en los años 30' y desde Paris, los estándares del lujo y llevó la noción de alta moda a Nueva York, además de modernizar el lenguaje de la Couture. Pueden clickear en "Exhibition" y hacer un recorrido cronológico por los diseños. ¡Qué disfruten!




Power Mode: The Force of Fashion
Seguimos en la ciudad de New York, ahora caminamos por el Garment District y hacemos escala en el museo del FIT donde se exhibe "Modo de poder: la fuerza de la moda. "La fuerza de la moda es simbólica. Es social. Se encuentra en la esfera de las relaciones interpersonales y la dinámica cultural. No existe una definición única y universalmente aceptada de poder", se lee en el catálogo de la exhibición que examina cómo los diseñadores de moda interpretaron el poder y cómo ciertas prendas se asociaron a ese significado. Un traje de Thom Browne a la remera feminista de Maria Grazia Chiuri para Dior le dan sustancia a esta muestra en el museo que dirige Valerie Steele y podés ver en un click.


In Pursuit of Fashion: The Sandy Schreier collection
El sueño de chusmear el placard ajeno: la exposición del Costume Institute indaga en el guardarropa de la coleccionista Sandy Schreier, una pionera que compró diseños de alta costura y piezas de los diseñadores de la era dorada de la moda de Estados Unidos. La muestra es el resultado, en verdad, del regalo que Sandy Schreier le hizo al Metropolitan Museum - su colección - como parte de los festejos de los 150 años que está celebrando en 2020 este museo anclado en el corazón del Central Park. Miren la colección de Sandy por acá.




The Game Changers
Hay varios perfiles por donde la moda puede ser contada: la silueta es una de esas referencias posibles que relatan una década. Hacemos un vuelo en el tiempo porque el paseo que sigue es al MoMu, el museo de moda de Antwerp, en Bélgica. Game Changers es una muestra que tuvo lugar en 2016 y abordó 130 trabajos de diseñadores que innovaron con la silueta. El disparador fue Cristóbal Balenciaga y la ven por acá, gentileza de Google Arts & Culture.


Cómo ha influido en la moda de hoy la de la década de 1780
Pura historia desde el sitio donde nació la moda: Versalles. Este es un proyecto de Google Arts & Culture junto al Chateau de Versailles que registra la influencia de la corte de 1780 en la moda de hoy. Desde la ropa unisex a las pelucas que usaba la monarquía francesa y los estampados florales para ¡la primavera! Miralo por acá.

La moda en tiempos de coronavirus: La temporada Otoño / Invierno 2020 es digital

Marine Serre Otoño / Invierno 2020

La máscara se convirtió en la imagen de la semana de la moda de Londres, Milán y Paris. Las casas de moda repartieron barbijos y alcohol en gel antes de sus desfiles ante la avanzada de lo que se convirtió en una pandemia: el coronavirus Covid-19.

Esto sucedió a fines de febrero y la primera semana de marzo: menos de un mes atrás.


En la actualidad, el grupo LVMH destinó la producción de la división de cosméticos y perfumes para fabricar desinfectantes para manos que comenzaron a entregar en los hospitales de Francia. A primera hora de un domingo a la mañana,  4 semanas atrás, Prada se convertía en la noticia del día porque había nombrado a Raf Simons como co-director creativo de la casa. Dos semanas después, el diario anunciaba que Miuccia Prada y Patrizio Bertelli dotaron de unidades completas de cuidados intensivos para los tres hospitales de Milán.


Entre la incertidumbre y las medidas de seguridad establecidas a nivel mundial, los desfiles se fueron suspendiendo (Gucci, Versace, Ralph Lauren, Burberry, Prada) y la presentación de las colecciones Crucero. Chanel publicó un comunicado donde anunció la suspensión de su colección Resort a realizarse en en el mes de mayo, en Capri, y aseguró que van a buscar una alternativa para lanzarla en un formato nuevo. ¿La semana de la moda se vuelve virtual? Es tiempo de repensar el modelo.


Para qué sirven los desfiles
Los desfiles son una herramienta de comunicación, de difusión y comercialización: no solo es un show para mostrar la temporada, sino también para venderla. En latinoamérica se suspendió San Pablo Fashion Week, Bogotá Fashion y Perú Moda. Antes del brote en Argentina, Designers BA había movido su calendario de marzo a abril y México aún no anunció de qué manera se adaptará. Mientras tanto, las semanas de la moda de Rusia, Shangai y Tokyo tendrán formato online a través de sitios de e-commerce.


Calendario de la semana de la moda digital
* Shanghai Fashion Week apuesta a los desfiles online y también al formato See Now, Buy Now. Los shows van a ser transmitidos a través de Tmall, una plataforma de e-commerce  del grupo chino Alibaba, del 24 al 30 de marzo.

* La semana de la moda de Rusia va a desarrollar presentaciones online entre abril y mayo a través de Aizel.ru, el shop online líder de Moscú.

* Hasta el 26 de marzo, en el sitio de Rakuten Fashion Week Tokyo se está desarrollando el streaming de las colecciones otoño invierno 2020 niponas.

Giorgio Armani antes de su desfile presentado en streaming en un teatro vacío

Repensar la Fashion Week
Fuera de sus propios mercados, ¿los consumidores y las marcas están preparados para este quiebre? ¿Están adaptadas las herramientas digitales para atraer a los mediadores y los compradores directos? Los profesionales de la moda buscan simplificar. Hace 20 años la industria piensa cómo agilizar un calendario colmado de actividades. Así surge la inquietud ¿es necesaria la semanas de la moda presencial? De por si, esta coyuntura cambia la esencia de las las fashion weeks para siempre.


¿Este es el fin de los desfiles de moda tal como los conocíamos? La pregunta y los pronósticos llevan tiempo dando vueltas, cuando el consumo cambió. Además del daño que le causan al medio ambiente, los desfiles son costosos. La epidemia del coronavirus terminó por frenar el aceleramiento que la moda alentó: ser virtual es un una necesidad.

Yo Me Quedo En Casa: Libros de moda para bajar gratis desde la web


Nuestra rutina cambió. El coronavirus Covid-19 modificó la vida cotidiana y con responsabilidad y solidaridad viralizamos el #YoMeQuedoEnCasa.

El aporte de Bloc de Moda para mejorar estos días de aislamiento voluntario son algunas lecturas y videos para darle sustancia a algunos aspectos conocidos de la moda.  Aquí van:

* Por qué nos vestimos como nos vestimos: La historia del sportswear estadounidense tiene algunas respuestas. "American Ingenuity. Sportswear 1930 / 1970", de Richard Martin.-

* La historia de la alta costura por los curadores Richard Martin y Harold Koda.-

* ¿Flores en primavera? Las flores en la moda tienen su historia y se puede conocer en el catálogo de la muestra "Bloom" que tuvo espacio en el Metropolitan Museum de New York.

* El legado de la mujer que inventó el rol de editora de moda: ella es Diana Vreeland.

* Algo para ver y que, salvo que sea publicado en la sección Sociedad del diario, la prensa especializada no menciona: Cómo es la organización de los talleres textiles. Son 8 Capítulos a cargo de Eduardo Poggi, un ingeniero dedicado a la organización industrial de empresas de indumentaria textil en Argentina.

* Harold Koda relata el capítulo French Dressing, con imágenes y clips, dedicado a Paul Poiret.

* Noticias en cuarentena:
Scribd libera su biblioteca por 30 días. Registrate y lee los libros, revistas y publicaciones que gustes.  Títulos recomendados:
Personal Style Blogs: Appearances that Fascinate, de Rosie Findlay. Tim Gunn's Fashion Bible: The Fascinating History of Everything in Your Closet, The Power of Glamour: Longing and the Art of Visual Persuasion, de Virginia Postrel, The Sixties: Cultural Revolution in Britain, France, Italy, and the United States, de Arthur Marwick.

Vogue Italia ofrece su archivo por 30 días, también. Disfrutalo por aquí.





Para perfilar a Sandro: aquí, su estilo


Cuando el rock and roll apareció y con su ritmo poderoso le habló a los jóvenes en sus propios códigos, allí estaba Elvis Presley personificando el fenómeno. El momento invitó a las compañías discográficas a que vayan tras su propio rey. En Argentina ese furor se corporizó en Sandro. Sex symbol, ícono cultural y fenómeno de masas, el artista cimentó las bases del rock argentino y se convirtió en emblema de la canción melódica. Sandro, Sandro de América, Roberto Sánchez o El Gitano cultivó en cada etapa una estética que contó la imagen del momento y que en el transcurso de los años siguió una evolución natural: el morocho de labios carnosos comenzó usando traje y finalizó su carrera llevando traje, en el medio hubo diversos vestuarios que mantuvieron el espíritu seductor del ídolo amado por las mujeres.


Los primeros años de los 60’ fueron de ebullición juvenil. Los nuevos ídolos de la juventud construyeron la imagen de la década, idealizada principalmente por Elvis Presley y los Beatles, más tarde se sumaron los Rolling Stones. Sandro admiraba al cantante oriundo de Memphis, todo un símbolo del cuerpo liberado. De Elvis tomó - y emuló - los movimientos y el vestuario. El Gitano unió looks de jeans y camperas y pantalones de cuero, poleras y sacos, botas en punta con taco.


El pelo engominado y para atrás, con un jopo a lo Teddy Boy podía mantenerse intacto ante el movimiento desenfrenado de las curvas espigadas del performer, secundado por los gritos enloquecedores de las chicas. El gesto fue retratado en “Convención de Vagabundos”, el film de Rubén W. Cavallotti donde Sandro y Los de Fuego se encargaron del momento rocker de la película estrenada en 1965. Finalizado este trayecto, el astro se puso melódico y cambió el look.


La atmósfera de los 70 se tradujo en la libertad de reglas y las amplias posibilidades del vestir. Gran protector de su vida privada, el estilo setentero de Sandro fue ubicado según lo que vestía en las películas y los shows. Esas apariciones públicas oficiaron de espejo para saber cómo gustaba que lo vieran: ajustado, con brillos, de pantalones oxford y botas texanas, solapas anchas para los sacos y camisas y chombas desabrochadas. Con la línea larga y delgada, el cantante materializó la silueta característica de estos años.


El jumpsuit fue una de las prendas que ejemplifica el concepto unisex que se inició en esta década. Sandro, siguiendo el modelo de Elvis Presley, los usaba en vivo y quedó inmortalizado en el álbum "Espectacular" de 1971. De brazos cruzados y mirada penetrante, casi 40 años más tarde la imagen volvió a invadir las calles de Buenos Aires cuando la marca Converse celebró su centenario y eligió esa pose del gitano para reflejar la rebeldía juvenil en la campaña: cambiaron las botas con taco por un par de zapatillas y sumaron un jean negro. Roberto dijo estar encantado con el resultado.


Romántico y sexual, la actitud de Sandro se mantuvo intacta hasta el último concierto, en 2004, y respondía a las fantasías de las mujeres, un público fiel integrado por madres, nietas, hijas, abuelas, novias. En 1980 filmó "Subí que te llevo", su última película. Luego llegaron un puñado de shows esporádicos donde ya había comenzado a usar trajes que desarmada a medida que subía el calor en el recital. Pero el momento emblemático de este equipo fundamental del guardarropa masculino fue en 1994, cuando celebró "Sandro: 30 años de magia". Allí también convirtió la bata roja en seña de identidad: un guiño de total entrega e intimidad con su público.


Una rosa, la mirada, el pelo, una carcajada medida y los rasgos tan marcados ayudaron a darle actitud a ese movimiento erótico y poco refinado que marcaron la memoria de distintas generaciones. Sandro, de américa, de todos.

* Una  versión de esta nota pertenece a la edición impresa de marzo de Revista Brando que, dadas las medidas de salud de público conocimiento, está online y de manera gratuita en este link.

Hello, lover: Sarah Jessica Parker abre su tienda insignia en la boutique de Manolo Blahnik


La notica dice que Sarah Jessica Parker va a abrir su primera tienda en la antigua boutique de Manolo Blahnik. Cuando lanzó SJP Collection, ahora llamada SJP by Sarah Jessica Parker, los vínculos entre el amor por los zapatos y los Manolos de su personaje Carrie Bradshaw en Sex and the City surgieron al instante. La actriz ya había tenido coqueteos anteriores con la moda, empezó con la marca Bitten, luego intentó revivir Halston mientras una colección de belleza nutría las perfumerías con perfumes y cremas.

Pero los zapatos son para siempre, parece.


SJP Collection fue lanzada en 2014, primero en cápsula para la tienda Nordstrom y luego pasó en exclusiva por Bloomingdales. Más tarde se instaló en los hoteles de Las Vegas y viajó a Dubai. En New York se manejó en formato pop up store y hasta hizo base en el nuevo circuito de moda de Manhattan, el Seaport District. Pero no había tienda insignia... Hasta que Manolo Blahnik cerró la suya en el mes de noviembre y el local volvió a su dueño: George D. Malkemus, el socio de Sarah Jessica Parker que antes representó al zapatero español en Estados Unidos.


La tienda en cuestión es la de la calle West 54, frente al MoMA y es la receptora del suspiro "Hello, lover" que Carrie Bradshaw le propina a las sandalias rosas en uno de los episodios de SATC. La fachada de ladrillos y un espacio alargado, que parece una caja de zapatos, estuvo años colmados de Manolos grises y marrones como paleta predominante que, en primavera, recibirá la multiplicidad de colores que identifican a los zapatos de Sarah Jessica Parker. En la boutique también se van a vender los libros de su participación como editora de autores emergentes en Hogart, una editorial del grupo Random Penguin House, velas, accesorios y la línea de belleza.


Y así, Carrie Bradshaw, el personaje de ficción más real que haya surgido de la televisión, se corporiza en una de las tiendas emblemas de Sex and the City, la serie que se mantiene como noticia aunque pasen los años.

Variaciones en gris: el reinado del traje

Power Suit: Isabel Marant y la moda Otoño / Invierno 2020

En las colecciones otoño / invierno 2020, los trajes interpretaron una oda a la década de 1980. Un equipo tomado del guardarropa masculino que en su lenguaje connota poder, también desdibuja el género y resulta el antídoto al vestido: el poder femenino se viste con pantalones anchos y cómodos y chaquetas en composé.

En las colecciones de Joseph Altuzarra nunca falta el traje. Aquí, su versión gris.

En este sentido - sastrero - las colecciones Otoño / Invierno 2020 de Paris no cambiaron absolutamente nada de la temporada 2019. Esos trajes ahora se colorean con grises y mantienen esa esencia intensamente masculina. Muchos de los desfiles de la semana de la moda de Paris fueron mixtos. Sin embargo, la mujer fue la encargada de llevar los trajes.

Las mujeres poderosas de Maria Grazia Chiuri para Dior Fall 2020

En 2012 se reactivaron los pantalones con nuevos textiles, estampas que aludían a la tendencia de la temporada (flores en primavera, cuadros en otoño) y cortes modernos empezaron a colmar la pasarela. Miu Miu y Prada dieron el impulso inicial y enseguida el mercado acató: desde entonces, el reinado del pantalón sastrero y el traje se mantiene intacto. Phoebe Philo en Céline, Chanel, Louis Vuitton, Armani, por supuesto, Yves Saint Laurent y su eterno smoking presentado en 1966 e inmortalizado en la fotografía de Helmut Newton de 1975.

El diseñador alemán Lutz Huelle ofreció su versión del traje en Paris 

Verano en Buenos Aires. Los vestidos son la respuesta a los días calurosos pero, con este clima cambiante, pronto sale el traje o sus variaciones (logradas con jean y blazer, pantalón sastrero más remera) a desfilar por las calles de la ciudad. Sobre la pasarela de Bafweek algunas colecciones Otoño Invierno 2020 también reflejaron el acento sastrero.

Se vio en el desfile de Mishka y las diseñadoras Belén Amigo y Valentina Karnoubi. La distinción quedará a cargo de los zapatos, que tampoco mutan tanto de temporada a temporada. Incluso se los reemplaza por las zapatillas. ¡La comodidad es poder!

La silueta de Haider Ackermann
Imágenes: Gorunway.com

El semillero de la universidad pública: Nikkei

El Semillero UBA es uno de los clásicos que se mantiene en la cambiante esencia de BAFWeek. Presentado en 2007 y lanzado en pasarela en febrero 2008, el concurso que surge de la FADU UBA ofrece el debut en pasarela de los flamantes diseñadores egresados de la universidad pública.

En la edición Otoño / Invierno 2020 la representante es Maia Harima: su proyecto Nikkei desfilará en el Centro de Convenciones Buenos Aires (CEC). Aquí, un adelanto lo que se verá en pasarela el jueves 27 a las 17 h.

Nikkei: Así se denomina a los emigrantes de Japón y a toda su descendencia. La idea inicial fue transmitir la dualidad cultural que me caracteriza", dice Maia Harima.


Quién diseña: Maia Harima, 24 años.  Tercera generación de japoneses en Argentina.
Diseñadora de Indumentaria, recibida en FADU UBA.

Quise mostrar el lado no convencional de estos tejidos para representar la dualidad de culturas que me representa."

El proyecto: Surge de un intercambio que realicé un semestre en la Universidad de Bellas Artes en Tsukuba, Japón. Me distancié un poco de la moda para centrarme en lo más cultural y tradicional del país y así poder conectarme un poco más con mis raíces. Ahí surgió la idea de reutilizar tejidos en desuso de allá y poder darles una resignificación entretejiéndolos con hilados naturales de industria nacional.


Los materiales: Utilice para representar mi parte “japonesa” textiles en desuso que compré en una tienda vintage en Japón. Son obis (fajas de los kimonos) que reutilice dándoles una resignificación y una utilización no convencional. Además, reutilice algunas prendas de mi bisabuela para dar algunas texturas y toques de Japón. Estos textiles los entretejí con hilados 100% naturales de industria nacional como merino, mohair, lino y seda.

Para darle mi sello personal decidí utilizar textiles tanto deportivos como piloteros y así dar una vuelta más casual y urbana de mi colección.


Sobre la colección que desfilará en la pasarela de Semillero UBA en Bafweek Otoño / Invierno 2020: Jugué con telas que me había traído de afuera, muy pocos metros, y ese limitante -y el querer aprovecharlas lo más posible- me ayudó mucho a crear. Pensar en molderías sin residuos, por eso las prendas son más cuadradas (para no tener desperdicios). Realicé una fusión de varias materialidades y de colores super llamativos. Fusioné estampa con deshilachados, fruncidos. Tuve la oportunidad de poder mandar a tejer con mi patrón (dibujo/estampa) desde cero la tela. Este intercambio con diseño textil fue una oportunidad única y super gratificante.