SLIDER

Newsletter

Notas de Autor por Lorena Pérez

Bloc de Moda es un medio digital focalizado en la cultura moda, en movimiento desde 2006, que apuesta al periodismo de calidad. Historias plasmadas en un reportaje online, donde se observa, se pregunta, se escucha y se escribe la moda como fenómeno social. ¡Bienvenidos!

Daniela Sartori lleva la moda sustentable al circuito comercial de Buenos Aires


Palermo Viejo tiene nueva huesped. Daniela Sartori, la diseñadora que fundó su etiqueta sustentable en 2011, desde el pasado julio hizo ancla en Gorrriti y Serrano.


Daniela Sartori forma parte de la camada de diseñadores que inauguró la segunda década del 2000. Desde el inicio planteó una etiqueta sustentable y con el tiempo se dio cuenta que si bien no era viable hacerla 100% orgánica, si era posible producir a otra escala y marcar un pulso distinto para mantenerse en el mercado. "Me di cuenta que no quería construir una marca masiva, de tener una colección de 100 artículos por temporada, producir todo el tiempo y luego sumar los nuevos. Y mucho menos desecharlos después", dice la diseñadora pionera en plantear la idea de la sustentabilidad en el diseño argentino.


Una gran colección
La colección Primavera / Verano 2020 es titulada ODARA, que en hindú significa tranquilidad, estar en paz. Las piezas primaverales conviven en los percheros de Gorriti 4974 con géneros del otoño y del invierno, pues la idea de Daniela Sartori es traspasar el tiempo y armar una gran colección con diseños que se sumen a los ya presentados.


La joven manos de tijera
La etiqueta Sartori se distingue por la sastrería. Certera, precisa, moderna, lo de Daniela no se parece a nada y se diferencia a primera vista. El gesto artesanal y a medida se potencia sofisticado y escapa totalmente a la idea aburrida con la que se vincula a la moda sustentable que se repite en morfologías y paleta de colores.


"Yo hago todo, me ocupo de hacer el molde, de cortar las muestras y coserlas. Obviamente tengo talleres que contrato yo directamente e hicieron el stock para la tienda", comenta Sartori sobre la base de su trabajo.


Imágenes: Gentileza Daniela Sartori

La era de los vestidos se despide: Cerró Zac Posen

Zac Posen cerró su atelier. Un gesto estético inspirado en el glamour de la era dorada de Hollywood lo acercó de inmediato a las actrices y las modelos al fundar su marca en 2001. Naomi Campbell fue la primera. Así comenzó a construir su camino sobre la red carpet. Pero el glamour de la moda, tener una imagen exitosa, visibilidad por doquier y millones de seguidores en redes sociales no auguran la estabilidad del negocio.

En abril de 2019 Yucaipa Cos, el grupo inversor de Zac Posen, puso a la venta su participación en la empresa del joven diseñador. En el interín, no se encontró un nuevo socio financiero. Después de una revisión estratégica y financiera, los socios decidieron cerrar las operaciones del atelier.

Una imagen movida sacada en una fiesta fue la presentación de Zac Posen en los medios. 

Ríete si quieres, pero esta es una historia sobre un momento de la moda. Sucedió poco antes de Navidad en una fiesta en una casa de pueblo en Greenwich Village. Los momentos de moda no ocurren muy a menudo en estos días: demasiadas mujeres son demasiado buenas para verse bien la mayor parte del tiempo, o nunca lo suficientemente bien", dice el auspicioso debut en los medios de Zac Posen. Una chica con un vestido de un diseñador desconocido, de 20 años, construyen la imagen de la temporada.

La historia de Zac Posen no fue fácil aunque sí la maquilló glamorosa. Así lo retrató en "House of Z", el documental dirigido por Sandy Chronopoulos que se puede ver en Netflix.



"En la moda, lo principal es que te perciban como exitoso. La realidad es que hay mucho de trucos e ilusiones porque creamos un ambiente para parecer exitosos", argumenta Zac Posen en el documental que inspecciona sus inicios en la moda como empresa familiar: los pasos en su casa de Pennsylvania, sus estudios en Central Saint Martins, cómo acaparó la atención a los 20 años y se destacó con su trabajo, además de vender una imagen exitosa de un negocio que recién generó ingresos económicos a partir de la colección Otoño / Invierno 2014. La bienvenida se la dio el New York Times con la nota "A star is born", en 2001, contando que el vestido de la temporada no salió de la pasarela sino de una fiesta en el Greenwich Village y diseñado por un talento desconocido.


Vestidos que atraían, pero no eran negocio. El encanto de Zac Posen encontró atención en la mirada de André Leon Talley, Naomi Campbell y Claire Danes, pero la crisis de 2009, las críticas negativas que recibieron sus colecciones por parte de la prensa y los compradores, más las aspiraciones del diseñador, pusieron en jaque y generaron que su empresa estuviera pendiente del suceso de la próxima temporada. El final se anunció el viernes 1 de noviembre.

Zac Posen continúa en su rol de director creativo de la línea femenina de la legendaria Brooks Brothers.

4 años, cientos de looks: Cuál fue el aporte de Juliana Awada como Primera Dama


La actitud llevada con poco artificio, sin necesidad de extrema decoración, es posible resumir así los días de Juliana Awada como Primera Dama.

La compañera del Presidente Mauricio Macri tiene una presencia colmada de estilo que la distingue. Su look está asociado al chic, la categoría estética que enmarca una elegancia descontracturada, rápida y que parece fácil de conseguir. En casi cuatro años en su rol, Juliana no alzó su voz de manera elocuente y más bien los comentarios hacia ella estuvieron referidos a su evidente belleza, su manera de vestir y, a modo de informativo, el valor de las prendas que usó. La mujer que llevó etiquetas de lujo mientras la economía implosiona. Pero la indignación que estallaba cuando la expresidente Cristina Fernández de Kirchner usaba joyas o carteras de logo evidente nunca se acercó a lo que Juliana podía provocar con su vestuario.


La ropa puede ser profundamente simbólica y la moda acostumbra a estar asociada a la frivolidad, se la señala como indiferente o superficial, pero en verdad eso queda para las personas que la usan. Copió a Michelle Obama pero no hizo un uso político de la vestimenta como la exprimera dama estadounidense, quien priorizó el “Hecho en New York” como condición de uso, entre tantas cosas. Juliana está vinculada más a la imagen de Jackie Kennedy, la mujer que creó un estilo en 3 años.


Esta es quizás la época más emocionante para ser mujer, porque se transita un proceso histórico de liberación. En el momento de mayor intensidad, Juliana cumplió sus funciones de Primera Dama, pero dejó pasar la oportunidad de ser recordada por algo más que sus looks, se mostró como esposa y madre, a pesar de ser una empresaria. Tampoco estuvo en su agenda soluciones hacia la industria textil, entendiendo también que ella misma proviene de una familia de textiles.

Fiel asistente a los desfiles, en los últimos años no se dejó ver por ninguna de las presentaciones, pero sí fue una habitué de las del mundo de las artes plásticas. Usó algunas piezas del guardarropa local, como LyU, Roma Renom, Javier Saiach, Gabriel Lage y sobre todo Ménage à Trois, una etiqueta que pertenece al sistema de la moda de boutique que replica la imagen de moda propuesta por marcas europeas. No fue una elección astuta.


En los pantalones chupines, sandalias, blusas, blazer y clutch se reconoce su uniforme de mujer moderna. Vestidos de ensueño que pueden venir de la alta moda o armado de los percheros de Zara, Juliana nunca desentonó o desacertó, como diría la prensa especializada en la apariencia, más bien dio una imagen hermosa y repetitiva de sí misma.

El pelo fue otra seña particular de distinción. Largo, un castaño en tono chocolate algo artificial que aferrado al brushing dejaba caer el trabajo de la buclera sobre los hombros, media cola o un rodete cerrado por sus mismas mechas para encuadrar un rostro siempre sonriente y maquillado muy natural.


La presencia amable de Awada está significativamente asociada al estilo de las mujeres argentinas y también conectada al espíritu estético de la moda global. En sus apariciones públicas como oficiales, la Primera Dama y empresaria usó y repitió marcas como Prada, Stella McCartney y nunca faltó Céline. Incluso, el repertorio de carteras ideado por Phoebe Philo, la ex directora creativa de esta casa francesa, pasó por la mano de Awada. Y en esta elección es posible establecer una explicación y valor a su vestir. La diseñadora inglesa Phoebe Philo manejó la moda con ropa cómoda y pensada para trascender el tiempo y distinguir a quien la usa. La noción de vestuario por sobre la idea de moda entendida como tendencia y renovación de prendas. Así se define el espíritu de la moda de esta época al que Juliana en estos 4 años sentó base.


La simpleza lujosa marca el zeitgeist estilístico de esta época y es capaz de expresar ideas, entronizar con sustancia el semblante de la apariencia, tan asociado a lo femenino. El vestir en el poder es importante porque articula intenciones y significados. En Juliana, entonces, percibimos una imagen bella. Para saber si en sus días como Primera Dama esta mujer de 45 años y metro 73 hay una herencia de estilo que marque un momento, hay que esperar.

La actualización del sportswear americano


El momento del street style 
Katie Holmes formó parte de la primera camada de celebridades que armaron la rutina de los blogs y primeros sitios de moda que encontraron, entre 2009 y 2011, un motivo de inspiración en el look de las actrices. El "consigue el look" posicionó estilos, impulsó prendas, confirmó o descubrió tendencias que antes venían del centro de la moda. Allí comenzó la transición y el ojo del usuario a sumar poder y consolidar el espíritu de la época. Tal fue el impacto de Katie Holmes que en 2011 lanzó su propia marca "Holmes &Yang" junto a la estilista Jeanne Yang, que no era más que la réplica de su street style para vender en los grandes almacenes.


A principio de septiembre, Katie Holmes volvió a viralizar un look con el ingrediente que, 10 años después del boom, el comercio online es un hecho y la pieza protagonista del hecho se vendió a $520 en cuestión de una hora. La cosa es así. La fotografía mostró a la actriz en una esquina de Manhattan, esperando. Llevaba gafas negras y el pelo recogido, un jean y cartera negra. Como top usaba un cárdigan y corpiño de cashmere. Sexy.

Khaite Primavera / Verano 2019

El nuevo diseño newyorkino
La marca detrás del set tejido es Khaite, de Catherine Holstein. "El soutien no era un diseño nuevo, había estado disponible durante un par de temporadas, pero no se hizo popular", dijo la diseñadora sobre la prenda que pertenece a la colección de primavera 2019.

Khaite es una marca de ready to wear lanzada en New York en 2016 y cuya esencia se centra en reinventar el clásico sportswear del Siglo XX. Su idea es actualizar la propuesta de Donna Karan y Ralph Lauren, dice.

Khaite en New York Fashion Week Primavera / Verano 2020

Un repaso por el origen del sportswear 
En Estados Unidos, la ropa sportswear de diseñador se desarrolló en la década de 1930. En ese momento se impuso este nuevo estilo que influyó en la forma de vestir de las mujeres: práctica, cómoda, versátil, que marcó también la identidad de moda norteamericana.

Claire McCardell, Bonnie Cashin, Tina Leser, Vera Maxwell, Emily Wilkens y Clare Potter organizaron el guardarropa moderno. Las nuevas diseñadoras no seguían los dictámenes de Paris y no copiaban sino que diseñaban según las necesidades de las mujeres. En 1932, Dorothy Shaver exhibió y nombró en Lord & Taylor a los diseñadores en el counter de las nuevas tendencias sportswear norteamericanas. Así lo legitimó. La evolución del estilo deportivo continúa y los nombres Halston, Donna Karan, Calvin Klein, Ralph Lauren, Diane Von Furstenberg, Bill Blass, Rudi Gernreich y Anne Klein representan el estilo estadounidense.

Khaite Otoño / Invierno 2018

Una  imagen de marca para Khaite
La carrera en la moda de Catherine Holstein comenzó en Parsons. En la escuela basó su tesis en la historia de Jean Patou, el diseñador francés pionero, junto a Coco Chanel, en el sportswear.

En los años 20' y 30', ellos ofrecieron sportswear en tejidos de punto de alta calidad y separates, aquí surgen los clásicos de la moda, como el cárdigan y el little black dress.



Khaite Resort 2018

La colección de la tesis  fue vista por Julie Gilhart, de Barneys New York, gesto que animó a Catherine para lanzar su propia marca y dejar la universidad. La recesión de 2008 la llevó a medir impactos, cerró su etiqueta y volvió a estudiar. Más tarde se unió a las filas de GAP para diseñar prendas de punto y siguió en Vera Wang y J. Crew, marcas en las que aprendió sobre las categorías de consumo y entender  las necesidades del cliente.

Khaite Primavera / Verano 2020 

Así fue que en 2016 lanzó Khaite, una marca que surge sin pretensión de ofrecer piezas bellas sino contundentes, que den una imagen fuerte.

Khaite Primavera / Verano 2020

Las colecciones de Khaite son atemporales - seleccione aquí el ejemplo del soutien de punto de 2018 usado en 2019 por Katie Holmes: las temporadas ya no pasan de moda. Los diseños buscan hacer pie entre el clásico en la moda y lo moderno, ofrecer los opuestos suave y poderoso, masculino y femenino, fluido y estructurado para construir prendas que vistan todos los días.


Katie Holmes en New York

Aquí un repertorio de looks de distintas temporadas de la marca newyorkina.


Imágenes: vía Khaite

A qué huelen los perfumes sustentables


Julián Bedel no encaja en el estereotipo del 'nariz', pues el creador de Fueguia 1833 ofrece teorías científicas y se vale de la química para explicar el mundo de los aromas, que crea en Uruguay y en Italia. Las boutiques parecen laboratorios donde los perfumes son los objetos a desglosar. La pretensión es alta, este laboratorio de perfumes, fundado en 2010, fue pionero en la producción de fragancias sustentables. En Fueguia 1833 se utilizan ingredientes biodegradables y nada de origen animal sino de la botánica y asegura que es posible llegar al mismo resultado. "Cuesta 100 veces más caro, pero se puede hacer", dice el hijo del artista Jacques Bedel.
Mi viejo tenía su taller en la casa donde vivíamos cuando éramos chicos, eso exacerbó mi curiosidad. Mejor dicho, me dio la posibilidad de convertir la curiosidad en algo tangible. Al principio gestioné esa libertad en pintar y en la música, que luego continué al trabajar con el perfume."

¿Por qué un laboratorio de perfumes? 
Llego al perfume leyendo una teoría científica de cómo olemos y ahí me fasciné. El perfume terminó siendo como la pintura o la música, algo que uno puede combinar y sabe hasta dónde da una fórmula o qué se le puede agregar, más allá de toda la parte química y científica que tiene que ver con la extracción de las plantas. Si bien no tenía una inclinación por los perfumes o su estética, cuando me mudé con mi novia vi que ella sí disfrutaba de ese universo.

El perfume Biblioteca de Babel de Fueguia 1838 está inspirado en el escritor Jorge Luis Borges, imaginando los aromas que emanan de su biblioteca. 

¿De ahí que un aroma puede reavivar recuerdos o trasladarnos a otro momento? 
Mas bien se trata de los cambios fisiológicos de nuestro cuerpo. Ese olor con el que asociamos los recuerdos cambia y tiene un efecto diferente en cada persona. Al estar relajados o excitados esa imagen nos condiciona, entonces no es solo un tema de memoria o recuerdo. El poder que tiene el olfato sobre nosotros es más profundo de lo que se cree. Nuestro sentido olfativo no descansa nunca y estar atentos es parte de nuestra naturaleza. El hecho de tener nuestro cerebro hace que podamos construir asociaciones y que podamos tener una memoria, apropiarnos de ese olor, asociarlo a un momento, a una persona. Esto obviamente a una rata no le pasa.


Es apasionante: todos olemos todo diferente", dice el creador de Fueguia 1838.
¿Por eso los perfumes huelen distinto en cada piel?
Si, cualquier olor que llegue a tu nariz es porque algunas de sus moléculas son volátiles y por eso se genera el fenómeno. Las cercanía o la intimidad con la persona no es igual a cuando pasa una persona cerca tuyo por la calle. Si tu piel es muy seca, muchas notas frágiles se van enseguida, se pegan y no se agarran a la piel. Ese olor va a cambiar entonces. Además, en pos de preservar nuestra capacidad de supervivencia, como hombres neutralizamos moléculas a las que estamos expuestos; todos tus olores a la media hora ya son considerados como propios. Es lo que le pasa al señor que recoge la basura, a los 15 minutos de subirse al camión ya no huele la basura. Lo neutraliza. Lo interesante también es lo que provocás en el otro, pero vos no te lo oles.

Imágenes: Fueguia 1838

Las ferias en Buenos Aires: Comunicar y vender en tiempos de hiperconexión


Salir a vender en zonas que están fuera del circuito de la moda es parte de la necesidad que marca el cambio de época. La escena actual no es muy diferente a la postal de 20 años atrás, cuando el diseño de autor asomó como proclamación de volver hacia lo nuestro tras una década signada por el neoliberalismo.

Los espacios 'al paso' también componen un escenario que busca distinguirse entre tanto consumo de información visual permanente. De grandes tiendas insignias a los pop up stores, en el medio está el sueño de la boutique propia. Cuestiones de coyuntura determinan cambios, achicar gastos y capitalizar oportunidades. Aquí las ferias vuelven a iluminar la ciudad.


En las ferias es posible conseguir diseño. Su antecedente histórico en la moda argentina fue Palermo Viejo, cuando a fines de los 90's las nuevas diseñadoras aterrizaron en los alrededores de la Plaza Serrano (la Plazoleta Julio Cortázar) y empezaron a vender antes que el barrio se convirtiera en el polo de diseño que distinguiría a los nuevos autores de la moda.

"Lo que disfrutamos de participar en ferias es que son una buena excusa para estar mas cerca de ustedes (público) y por eso celebramos estar presentes", comunica la diseñadora de zapatos Gaby Roca en su cuenta de Instagram para anunciar el 'roadtrip feriante'. El Rocamovil fue equipado para llevar los modelos de zapatos del inventario de su marca. Cada cual puede pedir su diseño y en la feria probar y comprar.


Consultada para despejar las dudas sobre el motivo de llevar zapatos hechos de forma artesanal a ferias y sobre el público que allí la consume, Gaby Roca responde: "Me gusta participar para conocer públicos diferentes al de mí taller / showroom o el del local de Colegiales." Simple. "Mí público no es tendenciero. Su moda es vestir conciencia: saber la trazabilidad de los productos, apostar por algo durable en el tiempo, por un diseño atemporal y versátil, elegir antes que consumir el producto, más allá del nombre propio de la marca. Creo que es por eso que los circuitos alternativos como las ferias tienen la llave para entendernos de esa forma", explica.


El RocaMóvil tendrá dos paradas este mes:
Domingo 6 de octubre: @feriaestilod
Feria Estilo D (Fernández de Enciso 4567, Devoto).
Domingo 13/10: @feria.siosi
Feria Si o Si (Antezana 340, Villa Crespo).

La Feria Si o si es autogestiva. Se trata de un colectivo de diseñadores de CABA, con la que participo activamente en una comisión de producción responsable. Esta en particular me gusta porque organiza actividades para la familia, espectáculos para niñes y en esta edición vendrá Dora Barrancos a dar una charla", dice Gaby Roca. 

Moda Primavera / Verano 2020: Chanel, el clásico en la moda


La postal para retratar el último día de las colecciones Primavera / Verano 2020 en Paris, y en el mes de la semana de la moda, puede resumirse con la imagen de la advenediza youtuber Marie S'Infiltre, quien se infiltró por los techos durante la pasada final de Chanel en el Grand Palais e invitada a retirarse después por la top model Gigi Hadid. La instantánea recorrió todos los feed, colmó de palabras la web y luego, claro, comenzaron las opiniones.


¿Las colecciones de Chanel son siempre iguales? La inquietud surge tras la osadía de la infriltrada: Marie S'Infiltre llevaba su traje pied de poule en negro y blanco, un sombrero y una cartera con cadenas, en apariencia similar a las modelos que caminaron por los techos parisinos, entre ventanas y chimeneas, dispuestos como escenografía en el Grand Palais por la maison Chanel.


Coco Chanel compuso el guardarropa de la mujer moderna y generó el concepto de practicidad hace más de 100 años. En su primer desfile de prêt-à-porter como directora creativa, Virginie Viard mantuvo el lenguaje de la casa: clásico y moderno, reconocible, funcional... tan fácil de lograr que el traje de infiltrada se vio como un look más de la colección.
Los tejados de París me recuerdan la atmósfera de la "Nouvelle Vague". Vi siluetas caminando por los tejados. Pensé en Kristen Stewart interpretando a Jean Seberg y todas las actrices que Gabrielle Chanel se vistió en ese momento”, dijo Virginie Viard sobre el tema de la colección de Chanel.


A Virginie Viard, la mano derecha de Karl Lagerfeld y quien trabaja en la maison desde 1987, le tocó amortiguar ese cuestionamiento que a Lagerfeld la prensa especializada no se le animó a esbozar: Chanel siempre trabaja sobre las mismas ideas.


¿Hace cuánto las colecciones de Chanel se reseñan por el show que ofrece? Mucho más por el espectáculo que por los diseños lanzados a la pasarela. "Un día estaba en el ascensor de Chanel con una de las chica que trabajaba allí. Estaba muy linda con su abrigo de tweed, acerca del cual le hice un comentario. Me dijo: Es de H&M, no puedo comprarme uno de Chanel. Obviamente no me había fijado en los botones ni en el forro, pero tenía mucho estilo, era un abrigo moderno y con buen corte", comentó Lagerfeld en 2004 sobre el disparador que lo motivó a realizar una colaboración con H&M. Aquí, entonces, la anatomía de un estilo.


Chanel inventó el clásico en la moda. Una broma lo vino a refrescar.


Imágenes: Gentileza Chanel

La psicología de la ropa

"Las colecciones están basadas en la exploración del color y las formas, el punto entre el arte y la moda. La moda sería un canal para llegar a la expresión artística", sostiene Delfina Baldassarre, diseñadora argentina con base en Brooklyn. Psicóloga de formación - y posgrado en Psicoanálisis-, profesión que ejerció en Buenos Aires, Delfina se mudó a New York en 2011 para trabajar en diseño porque consideraba que era una ciudad con mejores opciones para su proyecto. "Acá hay que tener mucha energía laboral, una visión fuerte y un conocimiento profundo de uno mismo para no claudicar o temblar a sabiendas. Lo más importante es tener un mensaje que movilice y que se distinga en originalidad", cuenta desde su estudio en Greenpoint, Brooklyn.


En este espacio estructura el diseño, el planeamiento y la logística de su etiqueta mientras que la colección la desarrolla en Lima, Perú. "Nos vamos por semanas a trabajar allí, cambiando de aire y de inspiración, lo cual siempre juega un rol inesperado en las decisiones tomadas in-situ. Disfruto en especial esta parte del proceso porque me gusta comunicarme en español con la gente que colabora. Que ambas lenguas formen parte de mi trabajo me permite sentirme conectada a lo familiar", dice.


Los colores y las estampas son el disparador de Delfina Balda para las prendas confeccionadas en seda, algodón y tejido de punto, las cuales divide en cuatro colecciones anuales y comercializa en multimarcas de Estados Unidos, Europa, Asia y online.

~ ¿Se mezcla tu profesión de psicóloga con el diseño de moda?
Me baso en el psicoanálisis para trabajar la idea del cuerpo como construcción. Lo interesante es ver cómo la lectura psicoanalítica me permite pensar lo mío, que es el diseño y el arte.


~ ¿La ropa puede hacernos sentir mejor?
Acá entra el tema de la personalidad de quien la usa. Creo que la ropa nos acompaña y puede realzar estados de ánimo, pero si dependemos de la ropa para sentirnos mejor estamos fritos! La ropa es solo retazos de cuerpo, partes de un armado mucho mayor.


~ ¿Desde la psicología se puede explicar por qué hay personas que buscan uniformarse y otras quieren ser diferentes?
Son distintas búsquedas. Se lo puede pensar desde textos de Sigmund Freud, por ejemplo "El malestar en la cultura" y "Psicología de las masas y análisis del Yo". Hay un discurso prevalente a "lo que está de moda", donde la gente se identifica. El mensaje de este discurso es poderoso: donde lo heterogéneo se hunde en lo homogéneo. Hay gente que se eleva y logra diferenciarse, lo que implica una renuncia hacia el discurso.
Parto de una conceptualización que es pertinente a un campo para luego crear algo en mis propios términos. Entiendo que es algo como que la teoría psicoanalítica es una pista de aterrizaje, me deja despegar..., pero lo que importa aquí es el viaje en sí mismo, el proceso creativo que termina consolidándose en una prenda."

~ Gilles Lipovetsky dice "La moda son siempre los demás".
A mi lo que me parece interesante es que la moda puede ser una parte provocativa de la cultura, jugando el rol de ser un medio para la conversación, el debate, la enunciación. Puede abrir canales más profundos en cuanto a inquietudes sociales. La industria se ha abierto a estar más expuesta, más accesible y menos elitista especialmente con el auxilio de los medios de comunicación social que permite voces y críticas diversas de distintos sectores.

Imágenes: Gentileza Delfina Balda | Colección Primavera / Verano 2019

Joyas que cuentan historias


"Cuando pienso las cosas que hago sé que van a ir sobre un cuerpo y eso me condiciona de una manera que me interesa mucho, porque hay una elección de una persona que eligió ponérselo. Seguramente le van a preguntar de que se trata y entonces la historia empieza a circular", dice la artista Mercedes Castro Corbat sobre sus piezas de joyería contemporánea, en un capítulo de Creadores, -la pasión hecha obra-, una serie dirigida por la periodista y productora Susana Parejas que estrena la 3 temporada.


Mercedes Castro Corbat se dedica a la joyería contemporánea y el disparador de su trabajo es su propio contexto. Es autorreferencial, dice. En la actualidad está trabajando las piezas con radiografías, textiles como corbatas y vestidos, materiales que rescata para darle una segunda vida.


"Que la gente quiera ponérselo y el otro se pregunte porqué se lo puso", a eso se refiere con la moción de que una historia empiece a circular cuando sus joyas están terminadas, cuenta esta artista que también es docente en Diseño de Accesorios en la Fadu- UBA.
Su trabajo fue exhibido en el MAD de New York, el MALBA, Centro Cultural Recoleta y el Rojas.

Aquí el capitulo de "Creadores" donde podés conocer a la artista en su taller:


Imágenes: Gentileza Creadores