Menu

23/4/14

Moda de otoño: El tapado es el nuevo blazer, por Katie Holmes


El blazer es el código indumentario para vestir el entretiempo, aunque en estas pequeñas dosis en las que se hace sentir el frío otoñal se percibe al tapado como el ítem sustituto del afamado comodín del guardarropa femenino. 

Días pasados lo relacioné como una distinción más del look masculino llevado a la vestimenta femenina, pues forma parte del dress code del hombre en movimiento que lo lleva como enmarcando su look.
Las pasarelas del Otoño 2014 lo posicionaron como pieza fundamental y quién anticipó su uso fue Prada, que lo subió a la pasarela en la Primavera 2014. 
Katie Holmes asistió al Festival de Tribeca y lució uno de los tapados de esta colección de Prada, asumiendo en el look el rol que propongo en este ítem como nuevo blazer, junto a chupines de jeans y una remera blanca:


Ante tanta simplicidad en el look, otra de las piezas que logran enaltecer el equipo son los zapatos. Las botas son el calzado oficial de esta temporada y aquí propongo algunos modelos de botitas de la colección "Cocktail" de Luz Príncipe, cuyo lema "¡menos reglas, más personalidad!" ilustra muy bien, entre cueros y gamuzas, este concepto de lo sencillo llevado en los looks de todos los días.


Lo masculino llevado al universo femenino, desde la silueta al calzado, que se plasma en el vestir de la mujer que accede a la moda con mínimas decoraciones en el look.
¿Qué les parece?

imágenes: Getty, Luz Príncipe

22/4/14

De los Fashion Blogs a la Moda Digital: El periodismo sigue rotando

Los cambios en el periodismo de moda siguen sacudiendo a los medios tradicionales. The New York Times dio el puntapié al quedar sin sus críticos de moda: Cathy Horyn se retiró, Eric Wilson se mudó a InStyle, Suzy Menkes fue nombrada International Vogue Editor, dejando así su puesto en el Times tras 25 años como pluma emblema del diario. Jessica Michault, su colaboradora, antecedió la salida al pasar como editora de un medio online: Now Fashion (elección similar recorrió Jonathan Ellis, que pasó a Mashable) y a su vez la fashion editor del Financial Times, Vanessa Friedman, fue nombrada directora de moda en The New York Times.

Quién se suma a esta ola de cambios en el periodismo de moda es Joe Zee, que dejará su puesto en la revista Elle, tras siete años como el director creativo, para unirse a las filas de Marissa Mayer en Yahoo como Editor in Chief y Executive Creative Officer de Yahoo Fashion. 

Joe Zee, el nuevo editor de Yahoo Moda

Los movimientos en los medios tradicionales son notorios y más aún si relacionamos los cambios con la llegada de reconocidos periodistas a plataformas digitales. Sucede que así como el boom tecnológico en la comunicación sacudió y dio inicio al furor de la moda online, el fenómeno se convirtió en una legitimada tendencia de comunicación y aquí comenzamos a ver los resultados, a cargo de aquellos que supieron anticipar los hábitos de las audiencias: la comunicación de moda online es algo más que interactuar en redes sociales o compartir información y reutilizar los contenidos impresos, es generarlos para la web, estar en movimiento constante, valores que el periodismo conoce aunque debe resignificarlos, pues la cobertura en la era digital requiere innovación.

Emblema de época: Blogueros de moda y periodistas comparten la primera fila en el desfile de Dolce & Gabbana en el 2009

Los cambios en la comunicación de moda no quedan solo en los medios tradicionales. The Cut publicó una nota titulada "The Golden Era of "Fashion Blogging' Is Over", escrito por Robin Givhan (la única periodista de moda que fue premiada con el Pulitzer). El título es una proclamación y recae en una realidad que muestra el artículo: figuras como Susie Bubble, Garance Doré, Tavi Gevinson y Scott Schuman fueron (y son) muy fuertes y talentosos y dieron a pensar que los blogs de moda sobrevivirían la novedad y se convertirían, una vez profesionalizados, en un medio de comunicación.

Entiendo que la plataforma evolucionó pero los bloggers quedaron a medio camino porque situaron a la moda en segundo plano. "Who am I to say don’t take the handbag, or don’t take advantage of the opportunities," comenta The Sartorialist y remata: “But don’t expect people to respect what you do.” Y yo creo que tiene razón aunque rescato algunos casos que pasaron saludablemente de blogs a redacciones: Red Carpet Fashion Awards, Into the Gloss, Fashionista

"The question is: What do they need from the show? To interview the designer? To see the show? To have their picture taken in front of the show?” se pregunta la PR Girl Rachna Shah.

El hombre detrás de The Sartorialist: Scott Schuman comenzó el furor y también fue el primero en correrse

Finalizo con uno de los pasajes de la nota de la periodista de moda Robin Givhan (que pueden leer completa ACA), donde la voz de Scott Schuman resulta cuanto menos esclarecedora sobre porque los blogs de moda perdieron - y no recuperarían- el impacto: 

“The thing that was different for the first generation was [most of us] rarely put ourselves on our blogs. The newer generation is all about themselves. What can we get out of this? It’s much, much more about self-promotion.” “It’s me, me, me. Look at me. Aren’t I cool? Look at this bright, shiny world I’m portraying.”

¿Opiniones?

-> en Pinterest hay una pizarra de Fashion Editors, para quién le interese conocer las caras de quiénes escriben y producen en la industria de la moda.

21/4/14

Otoño 2014: Lo clásico y lo nuevo en carteras según Blaquè


Los ítems que solucionan muy bien el guardarropa femenino tienen a los zapatos y a las carteras como complemento funcional en los códigos de vestimenta de la mujer actual. Siempre en movimiento, con nuevos roles, la mujer moderna trabaja en la sala de espera del doctor como de un aeropuerto, carga en su cartera una tablet como una muda de ropa de su hijo y el diseño nunca está ajeno a esta idea de renovación y transformación constante, pues la moda cimenta sus bases en esto. 

"Trabajamos en la misma colección tres etapas: lanzamiento, desarrollo de temporada y finales de temporada, donde se van sumando carteras y al final todos conviven como parte de una misma propuesta," me cuentan Mercedes Sampayo y Antonela Siciliano, las diseñadoras a cargo del equipo de diseño de Blaqué
Esta firma fue rejuveneciendo su propuesta sumando las tendencias en sus colecciones para incorporar a una nueva clienta, como proponiendo los modelos más clásicos para las working girls que siguen a la etiqueta desde los 80', manteniendo la impronta de practicidad y sofiticación que ofrece en los estantes de sus veinte locales.


"Tanto en campañas, locales, vidrieras como en comunicación online se intenta que el público perciba que Blaquè no es un marca clásica, sino que dentro de su propuesta se incluye a diversos estilos de mujeres. Para las clásicas está el producto "clásico" con materiales y colores de moda, sin descuidar a las que están más al día con lo nuevo, todo dentro de un contexto de diseño urbano."

Las carteras de Blaquè colaboran a realzar un equipo original para el look laboral como para lucir a la noche. Azul klein, bordó, negro, verde, metalizados, diversos matices del marrón que llegan a camel como desgastados y se funden con print animal y camuflado. Los pelos son la gran novedad de la temporada para la firma, que también sumó materiales sintéticos en la temporada Otoño/Invierno 2014 para abarcar una gama de precios más económicos y dar soluciones al bolsillo actual.

Estos son algunos de los modelos de carteras y zapatos que presenta Blaquè para vestir al otoño. Los precios oscilan entre los $500 a $2500 (pueden chequear su shop online):


"Las redes sociales y otros medios online ayudaron mucho a generar una comunicación más dinámica y eficiente. Hoy hay otros canales para que la marca se muestre y para que las mujeres vean realmente que es Blaquè desde la realidad y no solo desde la percepción," cuentan Mercedes Sampayo y Antonela Siciliano, cerrando así  la idea del trabajo de comunicación de esta firma que se adaptó a las necesidades de una mujer que busca en las carteras algo más que un accesorio donde llevar cosas y está gustosa de reinventarse con estos detalles.

¿Favoritas?