"Esa no soy yo" El estilo de las argentinas según la mirada de Sergio Medini, maquillador de Sisley | Blocdemoda.com

"Esa no soy yo" El estilo de las argentinas según la mirada de Sergio Medini, maquillador de Sisley


"Las argentinas pueden tener 3 horas para tomar sol todos los días, pero no encuentran 5 minutos para ponerse la crema, dicen que no tienen tiempo", es la percepción de Sergio Medini, entrenador y maquillador internacional de Sisley que pasó por Buenos Aires para presentar la reformulación de la crema "Sisleÿa", el hit de esta marca francesa.

En esa proclamación de mostrar quienes somos y como queremos vernos y, sin que medie palabra, muestra lo que somos, siempre es interesante la mirada ajena y nutrida de otras culturas. Por eso resulta sugestivo escuchar la palabra de este experto en belleza femenina, quien algunas mañanas atrás me comentaba: "De Latinoamérica, las argentinas son las que menos se maquillan. Todas quieren brillo en los labios, máscara de pestaña y nada más, pero es el país donde más entrevistas sobre maquillaje me hacen. El sitio donde más teoría y menos práctica, donde preguntan tips y menos se los aplican."

"Ustedes no salen maquilladas como las venezolanas o las colombianas. La generación de menos de 30 años es la que quiere todo ya , están retomando lo que las mujeres argentinas fueron hace 30 años. Yo trabajé en Pozzi en los años 80' y antes de los 90', la mujer iba a la peluquería, al maquillador, usaban mucho maquillaje, se vendían mucho los looks, pero,  en la actualidad, la mujer de más de 30, no tiene esa costumbre", confirma sobre la coquetería de la mujer de antaño.

De lo general a lo puntual, las mujeres argentinas y su educación. Acaso esa tendencia a lo saludable que recién ahora asoma, mientras que, en otros tiempos, el bronceado mostraba cierto lifestyle al que se aspiraba:  "Las de 28 a 45  son la generación del sol y te dicen que no tienen constancia para la crema y los tratamientos. También están las mujeres que van a la fiesta todas vestidas iguales, con el mismo pelo largo y brillito en los labios. Es generacional", sentencia Medini y sin respiro remata: "Hasta la mujer que escribe de moda ni siquiera viene a verme maquillada y me dice: "bueno yo no uso nada porque tengo que escribir"... Pero como van a escribir sobre algo que no consumís? Insisto, es cultural, es algo de Sudamérica. En Centroamérica es diferente. Pero las cosas están cambiando, fijate que son las chiquitas las que agarran y experimentan con productos y lo cuentan", refiriéndose al furor de las youtubers y beauty bloggers, quienes realmente han hecho de este furor una nueva manera de abordar el mercado de la belleza.


Como radar de un momento, la mirada de Sergio Medini resulta cruda, si, pero con un dejo romántico que fácilmente hace que nos reconozcamos. "Esa no soy yo", comenta que le dice una dama de este lugar cuando él pretende maquillar grandes ojos o un make up impactante, mientras que la mujer busca perpetuar modos de maquillaje que le recuerden otra época (¿su mejor época?).

En sintonía con esa idea, el puntapié a esta reflexión sobre el estilo de las argentinas llegó cuando le consulté sobre el relanzamiento de la crema de Sisley.

Sisleÿa tiene 50 activos botánicos y fue lanzada en 1999. En ese momento se postuló como la primera crema en el mundo de la cosmética que hacía todo en el mismo producto: era anti-arrugas, otorgaba firmeza, era nutritiva e hidratante y podía usarse tanto de noche como de día.
Este tratamiento global vendió más de 8 millones de productos alrededor del mundo, pero había quedado desactualizada, ni más ni menos que por el estilo de vida de la mujer de hoy.

La formula que había sido lanzada de manera tan exitosa no apuntaba ya en un factor tan importante como es el estilo de vida de las mujeres. Antes no se trabaja tantas horas como ahora y la mujer tenía un bioritmo diferente. Entonces trabajaron 10 años en mejorar esta formulación: a los 50 activos de origen botánicos se le agregan 3 componentes para acompañar el ciclo vital de la piel: extracto de acacia (da energía a la piel), Lindera (ayuda a controlar el reloj biológico) y un complejo de soja y levadura para reforzar el ADN de la célula.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muy buen retracto de las argentinas! Ojala tomemos conciencia y nos cuidemos mas, no por estetica sino por salud.
Saludos!

Magali