#2013: ¿Es China nuestra identidad de moda? | Blocdemoda.com

#2013: ¿Es China nuestra identidad de moda?

Uno de los momentos fuertes en la moda en el 2013 fue el tema de importaciones. Trabado el ingreso de materias primas que pudieran abastecer al sistema de marcas y diseñadores argentinos, y su falta del materiales que se traduce en aumento de precios en la indumentaria, perfiló a China como mercado imperante para comprar prendas y productos de belleza como nuevo descubrimiento de lo barato. Una especie de los "Todo X $2" de la era menemista que, por su política de nueva apertura de mercados, dio inicio a una desenfrenada ola de importaciones, siendo la industria textil uno de los sectores más afectados. ¿Para qué producir en el país algo que por dos mangos se conseguía en el exterior? Este mismo criterio prevalece en la cabeza consumista, que asocio a la década de los 90', y por experiencia familiar puedo recordar con nitidez. 
Mi papá, textil de profesión, pasó de crear e innovar con hilados a producir a poca escala para consumo internacional y editar lo que llegaba de Brasil, de baja calidad, para vender en Argentina.

Mientras tanto, otro recorte de época tiene lugar, no con la misma fuerza que las compras en China pero definitivamente edifica en nuestra identidad. Sucede que un grupo de diseñadores, de autor a emergentes, hace más de una década enriquecen el repertorio de nuestra moda más que en ninguna otra época. Sin necesidad de ordenar una tendencia vigente en el mercado, aunque si captan la esencia del momento, para expresar sus señas particulares interpretando la moda. 
Belén Amigo, Joan Martorello, Marcelo Giacobbe, Tenáz, Paula Ledesma, Andrea Urquizu o Mariana Dappiano, Pablo Ramírez, Martín Churba, Jessica Trosman, kostüme y las zapateras, para citar a algunos de los hacedores. 
El diseño, la calidad y lo exclusivo, frente a China. Las diferencias son parte de su química.
Yo no se si un consumidor tiene que saber mucho de moda para percibir estas sutilezas, confío más en que la información nos hace poderosos y el sentido de la ética personal respaldará nuestras elecciones al momento de las compras.

Retomo con la postal que muestra furor por las compras en China, que llegaron a saturar el correo dado los precios irrisorios por los productos que allí ofrecen. Para el caso me quedo con la reflexión de la periodista de moda Suzy Menkes"Hay algo moralmente malo en tener un traje de baño o un vestido que cuesta lo mismo que un capuchino".
Apunto entonces a nuestros hábitos de consumo, que colabora en esta rueda de aceleración que hace necesario cosas que no lo son y ante este requisito de novedad ¿quién es el que debería parar primero? ¿la industria o el consumidor?

No creo que estas prendas, de China o Argentina, cambien el mundo pero si las mujeres y los hombres que las usan, capaces de hacer válida su proclamación. 
Queda en nosotros respirar y pensar antes de la corrida a la que estamos estimulados a diario.

Lo que fue la fábrica textil Ponieman Hermanos. Hasta la llegada de Menem a la presidencia funcionó como productora de hilados, abasteciendo el mercado interno e internacional.

Me paré para sacar la foto desde el lugar en donde yo saludaba a mi papá desde su oficina antes de entrar al colegio. Hoy la fábrica es un complejo de departamentos. 


Cada vez que leo líneas que se entusiasman ante las compras en China me acuerdo de esto. 

15 comentarios:

Andi dijo...

Es moralmente malo vender ropa y zapatos que son diseños copiados y encima te los cobran como si fueran Hermes o LV.
El diseño de autor salva un poco el panorama pero creo que tambien exageran sus margenes de rentabilidad.

Saludos!

Antonia dijo...

No invirtieron cuando pudieron, bueno ahora que no lloren.
Si compramos en China es porque pagamos por el verdadero valor, ya se que hay algo raro detrás de que cueste $50 pero también es inmoral que te cobren $5000 por lo mismo en un shopping.

Feliz Año, Antonia

Covolta dijo...

Yo no estoy tan de acuerdo con que "no invirtieron cuando pudieron".

Creo que la industria nacional sufrió horrores sin precedentes en la década menemista, producto de políticas económicas pro-importadoras, sin protegerla.

Lo que hoy vivimos en cuanto a los costos de insumos tiene relación directa con dicho gobierno.

Me da mucha tristeza lo que mencionás de la fábrica donde trabajaba tu papá.
Yo también lo viví, y lo vivo, con otro rubro ultra vapuleado en la misma década, como fue el campo.
Mis padres no pudieron sobrevivir a esos vaivenes económicos.
Distinta sería mi historia, si lo hubieran logrado.

Saludos,

Blocdemoda.com - Lorena dijo...

Covolta! Conozco historias asi, mi papá pudo seguir el curso de su trabajo pero tiene colegas que no, que jamás pudieron reinsertarse laboralmente, por edad o por falta de inversión, etc.

Antonia, todo en su justa medida, no? Los precios elevados no creo que justifiquen desconocer la procedencia de lo que compramos , cada cual sabe que hacer consu bolsillo, lo bueno está en no quedarse quieto y aceptar, yo prefiero abrir el debate.

Andi, coincido!

besos y gracias por sumar sus opiniones!!
Lore

Victoria dijo...

Hola! Coincido en parte con todas, nunca compre ropa en China, sí otras cosas, pero tengo experiencia en haber comprado algunas prendas en Urban Outfitters y Forever, y haber visto la misma prenda exacta en dos primeras marcas acá en Buenos Aires, CIEN veces más caro que el precio que pagué yo, y por supuesto fabricado en China
Cómo se explica eso? Acaso no es un engaño?
Es muy triste lo que sucede con las industrias, pero en un punto entiendo al consumidor que no puede acceder a comprar algo que le gusta y busca caminos alternativos.
Muy interesante el debate!

matichica dijo...

Siempre digo que si algo nos diferencia de países de la región con una industria textil pujante es que acá no se fomenta este tipo de producción. Ni siquiera se sostuvo el programa "ropa para todos" que fue un chiste de mal gusto desde su concepción, todo bla bla, nada concreto.
El diseño de autor recibe poco apoyado, salvo algunos programas como los de INTI o CMD, la ayuda oficial brilla por su ausencia.
Por otra parte, el tema del abuso por los precios en prendas y accesorios es algo instaladísimo y con el cuento de que los formadores de precios son los locales de shopping, así estamos, pagando fortunas por prendas seriadas y en algunos casos,de calidad y procedencia dudosa.
Nunca he comprado on line afuera, pero conozco gente que sí y no lo juzgo; en un país donde tus compatriotas se abusan, no está mal buscar alternativas. Sería mejor que hubiera una industria textil competitiva, pero por ahora no nos ha sido dada; pena :(
qué shock lo de la fábrica en que trabajaba tu papá, bajón.

Sofia Calvo dijo...

Lore, creo que la reflexión que planteas tiene un punto de inflexión cuando el consumidor realmente se empodera, deja de hacer la vista gorda justificando todo por temas de precio y entiende de dónde viene lo que compra. Es allí cuando decide si efectivamente está acorde con su ética, por ejemplo, comprar ropa confeccionada por trabajadores que laboran en condiciones deplorables, industrias contaminantes a gran escala y/o prendas que al año se transformará en basura.

Creo que en esta área la moda de autor puede jugar un rol importante, en la medida que pueda satisfacer a ese nicho cuya ética no tolera lo anterior y/o seduce a quienes por ignorancia compran al precio de un "capuccino" teniendo los recursos para hacerlo a otros valores.

Un abrazo!
Sofi

Blocdemoda.com - Lorena dijo...

Totalmente de acuerdo, Victoria! Es cierto que muchas prendas que aqui se venden se le cambia la etiqueta por la marca pero su procedencia es China, inentendible que le ponga un precio superior al real y peor aún, que en nuestro mercado no se tome conciencia de precio por temporada como por calidad de géneros en la confección.

Cariños, Lore

Blocdemoda.com - Lorena dijo...

Mati!
Ese es el tema! tenemos una industria carente y un equipo talentoso de diseño y mano de obra calificada, aunque nada profesionalizada. No está presente el saber comprar porque no hemos sido testigo de políticas que fomenten el sector, tampoco desde los medios de comunicación se ayuda a crear una conciencia. Bienvenido el debate!!
besos

Amy dijo...

Tengo sentimientos encontrados con este tema. Me encanta que no me quieran cobrar $300 un lápiz delineador, solamente porque dice Dior en un costado... pero también sé que allá está todo el proletariado explotado! Me gustaría en realidad, que se le de relevancia a la industria nacional, porque sino pasamos de "China" a "Europa", y creo que tenemos diseñadores de la ostia! Sobretodo, con creatividad y ganas de trabajar...aunque también sería GENIAL que un diseñador nacional sea conciente de la situación actual, y trabaje dentro de lo que el argentino promedio puede acceder a comprar. Me explico? Es raro, yo banco mucho a los productos chinos por sus precios... soy anti-multinacional, y me gustaría que pudiésemos fabricar nosotros, con un precio intermedio entre lo chino y lo europeo jajaja buena entrada, saludos.

Blocdemoda.com - Lorena dijo...

Sofi! Exacto, yo creo que no podemos hacer que no sabemos de donde proviene o solo alegrarnos que cueste $2 algo que, para que ese valor exista, seguro pasó de alto varios pasos de producción.

besos!

Blocdemoda.com - Lorena dijo...

Si, Amy, te entiendo. El tema es que los costos para quién no produce seriado es más elevado, por los procesos y materiales que implementa y el tiempo que dedica. Eso es lo que el consumidor debería entender. También aplica a lo costoso sin razón de las marcas masivas, que van por el container de China y remarcan con precios elevados.

besos!

Mechi Iñiguez de Heredia dijo...

Que bueno q empiecen a hablar de estos temas. No se dan una idea lo dificil q es tratar de hacer crecer una marca en este pais donde reina la incertidumbre y la desproteccion del Estado. Uno apuesta a su pais, paga impuestos (altisimos), compra materiales nacionales, mano de obra, logistica, empleados, etc etc y mes a mes competimos o con las ofertas de los bancos en los shoppings, las baratijas de China, etc. Ya escuche mil veces q pruebe en otros paises donde valoran el diseño de autor y el trabajo artesanal pero seria bueno empezar a hablar, debatir e informar a la gente para que con el mayor conocimiento posible tomen sus decisiones y elijan apoyar lo nacional o no comprometerse, no meterse y elegir lo + barato. No juzgo a nadie pero es tan lindo cuando uno elige a conciencia y puede defender una idea, una industria con su eleccion. El poder esta en el consumidor. Las marcas grandes cobran ese "algo mas" q te da llevar esa etiqueta, tambien tienen costos altisimos de alquileres, sueldos, impuestos, etc. Pero las marcas chicas tienen q remar en dulce de leche para q la gente las elija, se los digo con conocimiento de causa. Me da mucha impotencia cuando leo blogs de moda q alientan a comprar en China y hasta hacen publicidad de sites de compra online. En Ohlala hace poco mostraban un itinerario para ir de compras a Chile. Si no nos ayudamos entre nosotros todo es peor. Saludos! Mechi.
https://www.facebook.com/mechi.zapatos.consentidos

Anónimo dijo...

Hola! Llego tarde a este post pero no quería dejar de comentar. Me parece muy interesante tu postura, y coincido en partes. Pero también quisiera saber si estos diseñadores que mencionas cumplen con todo lo que legalmente corresponde. ¿Con que talleres trabajan? ¿Pagan en negro a los empleados? Bajo la excusa de la "oportunidad" de trabajar con ellos por su nombre ¿pagan como corresponde al mercado el salario de un empleado? La industria textil en Argentina también es muy difícil, no creo que haya que mirar a China como ejemplo de lo que no se debe hacer... Creo que es un círculo donde se dificulta encontrar al primer responsable.
Saludos
Connie

Priscilla Barreto dijo...

Muy interesante su mirada acerca de el tema Lore! Aca en Brasil todavia tenemos una baja de la industria textil nacional(especialmente por el tema de la crisis), lo que se ve ahora son muchos nuevos deseñadores y coleciones cada vez mas comerciales y de bajo costo. Como el los EUA coN H&M).
Aca teniamos en crescimento el mercado de lujo, pero los "chinos" ahora llegaran a Oscar Freire. Yo creo que la moda argentina tambien se puede poner adelante, con nuevas ideas, marketing para que puede competir con las grandes cadenas.
Ademas me parece bueno tener opiciones y moda para todos los bolsillos, estilos y gustos!
besos,
Priscilla