#Políticos El estilo de María Eugenia Vidal, Gobernadora de la Provincia de Bs. As. | Blocdemoda.com

#Políticos El estilo de María Eugenia Vidal, Gobernadora de la Provincia de Bs. As.

La Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires confirma que los básicos son un comodín siempre seguro. Con un repertorio simple, de pantalones oxford y camisas de buen corte, ganó en prolijidad. Su afán por ser identificada como una mujer de acción se expresa con esos ítems tan previsibles como elocuentes.

Por Lorena Pérez 
 (Columna publicada en "Clase Ejecutiva", la revista del diario El Cronista)

Foto de Guillermo Adami  / Clarin

En la provincia de Buenos Aires seguramente habrá miles de María Eugenias. Pero Vidal es la única que resultó la revelación de las elecciones 2015. A pesar de que se define como una persona común y corriente, es la primera mujer elegida como gobernadora de la provincia de Buenos Aires, lo que la destaca individualmente al tiempo que potencia ese empoderamiento femenino en la política vernácula que comenzó con la elección de Cristina Fernández de Kirchner como primera mujer votada para la presidencia del país.

Sorpresa y batacazo. Así definieron los medios, encuestadores y analistas el triunfo de Vidal, quien le ganó la pulseada a los barones del conurbano y a Aníbal Fernández, su contrincante por el Frente para la Victoria, quien había dicho: “Of course, le gano por 10 puntos”, pero el 39,5 por ciento de los bonaerenses decidió lo contrario y la noche del domingo 25 de octubre pasado, la gobernadora electa por Cambiemos subió al escenario de Costa Salguero y resaltó que “estamos haciendo historia: hicimos posible lo imposible”.

En ese contexto, solo su notoria delgadez logró competir en protagonismo con su logro. El uniforme de campaña de esta politóloga de 42 años está compuesto por un repertorio de blusas y jeans. Cuando los mitines partidarios y los meetings periodísticos la convocan, ahí está la coequiper de Mauricio Macri en la ciudad de Buenos Aires, luciendo los jeans acampanados de Paula Cahen D’Anvers, un hit que se refresca en el inventario de esta marca argentina desde que Victoria Beckham, en 2007, relanzó la tendencia como contrapropuesta a los chupines y al modelo boy- friend. La ex Spice Girl y empresaria de la moda es una gurú fashion, y logró imponer el regreso de los oxford, esta vez siguiendo los códigos de la época.

El secreto del éxito de este ítem es, sencillamente, un tema de proporciones. En este caso, el fetiche de Vidal logra ajustar por debajo del vientre y hasta las rodillas, equilibrando las caderas con el vuelo del ruedo del pantalón, truco visual que el asesor de imagen de la gobernadora electa potenció al sumarle un cinturón importante para darle prolijidad a un look de lo más simple, aunque contundente.


Al señalar vestuarios posibles a futuro, esta es la mejor versión de Vidal, porque muestra algo más que el acto despreocupado de arreglarse para salir de su casa cada día que denotaba en sus primeros tiempos como funcionaria pública. Así, donde antes se percibían remeritas insulsas con escotes redondos o en ve (de esos que ni siquiera logran sugerir sin querer), ahora se imponen camisas de buen corte y a prueba de arrugas en una paleta de colores que va del blanco al rojo y el azul, lo cual se traduce en una imagen esplendorosa y vivaz en sus apariciones mediáticas.

Una vez más se confirma la regla: los básicos del guardarropas siempre son un comodín. En el caso de Vidal, son llevados sin ninguna pretensión de elegancia. Muy por el contrario, se apuesta a simplificar su vestuario para identificarla con la mujer en movimiento que camina por la calle en plan multitasking. Esa decisión establece sintonía con su estilo de vida: se muestra sencilla cada vez que aparece rodeada por su marido, Ramiro Tagliaferro, electo como intendente de Morón, y Camila, María José y Pedro, sus “tres soles”, como los nombra, cual mami del cole, en su página web.

Uno de los hallazgos de la campaña, en materia indumentaria, fue cuando Vidal se calzó las botas de lluvia para visitar a los afectados por las inundaciones. Tan propio del accionar político, y mucho más potenciado como estrategia de comunicación del PRO, los flashes siempre están en el momento justo. En esa ocasión, fue evidente: Vidal se embarró, con gesto de preocupación, mientras las veredas próximas asomaban secas. El único acierto fue dotarla de un chupín que, junto con la campera inflable por debajo de las caderas, se traducía en una silueta estilizada y prolija.

La imagen comunica y la indumentaria colabora en ese diálogo. María Eugenia Vidal construyó un discurso acorde a su ideología política, que supo potenciar cuando decidió pulir su look. La flamante gobernadora ya tiene su guardarropas para entrar en acción.


ACIERTO La elección de las blusas, el corte del pantalón oxford y los complementos redundan en un estilo armonioso, potenciado por su notorio descenso de peso.

DESACIERTO El constante fluir de las imágenes de gestión y campaña hace que su pelo lacio y la repetición de su uniforme sea decodificado como reiterativo, simple al punto de ser aburrido.

SUGERENCIA Evidencia una piel saludable y hace un culto al skin nude y el brillo labial. Lograría precisión en su mirada con el delineador de ojos y un modelado que busque una forma más expresiva para sus cejas.

No hay comentarios.: