#Mujeres El estilo de Griselda Siciliani | Blocdemoda.com

#Mujeres El estilo de Griselda Siciliani

Si la televisión es populista, Griselda Siciliani podría ser una de las referentes de la mujer argentina por lo que significa su reinado desde la pantalla de Telefe. Con "Educando a Nina", la actriz no sólo protagoniza uno de los programas más vistos del prime time televisivo sino que se destaca como toda una artista integral en base a un despliegue de talento que no suele ser visto en la pantalla chica. Porque esta ficción de Underground Producciones fue escrita especialmente para Siciliani, una performer de 38 años formada en danzas y con un currículum nutrido por su labor en musicales, comedias y dramas.

Otra fuente de referencias públicas de Siciliani es la exposición que hace de su figura a través de su cuenta en Instagram, dada la relevancia que tiene esta plataforma digital en particular para componer los estereotipos femeninos actuales al involucrar un registro de cómo se ven y experimentan su imagen desde la propia subjetividad. Es allí, entonces, donde la actriz, bailarina y cantante se muestra, cual espejo, reafirmando aquello que en las alfombras rojas no permite dilucidar. Porque, año a año, si bien logra generar impacto en las galas del Martín Fierro y eventos similares del mundillo del espectáculo, no asume un estilo concreto: a veces ultra sexy, en ocasiones extremadamente sobria, ayer de súper corto, mañana de mega largo, oscilando entre diseñadores de alta costura como Gabriel Lage y vanguardistas como Garza Lobos.


Viéndola en esas ocasiones de lucimiento, es poca la información que brinda sobre qué tipo de mujer aspira a ser. Sin embargo, en su día a día reflejado en Instagram expresa todas esas definiciones que en la red carpet escatima. A cara lavada, con su hija Margarita, ensayando y posando –como embajadora de Selú, marca de ropa interior, principalmente– son los gestos que se permite compartir, acordes a una vida real que no reniega de su pertenencia a un mundo aspiracional para sus seguidores. Es justamente en esa mezcla de jovialidad y sensualidad donde se re- conoce cómoda.

Para la mirada masiva, la carrera de Siciliani comenzó en "Sin código", la tira televisiva donde conoció a su pareja, Adrián Suar –gerente de Programación de El Trece–, con quienes son padres de una niña nacida en 2012. Fue por su rol en ese programa, donde interpretaba a una secretaria despistada, que ganó el reconocimiento como Revelación 2005 en los Martín Fierro.

Su primer protagónico en la pantalla chica llegó con el infantil "Patito feo", siguió en la comedia dramática "Para vestir santos" y en la miniserie "Farsantes". En paralelo, se destacó en la película de culto "El último Elvis", dirigida por Armando Bo, pero fue –es y seguirá siendo– en el teatro donde la versatilidad de esta artista se explaya. Desde la intimidad del Velma Café con "Quiero llenarme de ti" al Faena Hotel&Universe con "El Rebenque Show", incluyendo "Revista Nacional" en un espacio del circuito comercial como el Teatro Ópera, Siciliani está a la altura de su talento cada vez que sube al escenario. Y en producciones más recientes y jugadas –"Corazón idiota", con Carla Peterson; "Estás que te pelas" y "Sputza!", con Carlos Casella–, se consolidó como una de las musas del exquisito Pablo Ramírez, quien no sólo la ha vestido con diseños exclusivos para varias alfombras rojas sino que también le dedicó piezas únicas de vestuario que la ensalzan como una diva con los pies sobre la tierra.

El vestuario diseñado por Pablo Ramírez para Griselda Siciliani en "Sputza!", musical estilo confesionario amoroso en tono italiano donde se interpretan todos los cliches amorosos, presentado en La Trastienda, donde la actriz y bailarina explota una sensualidad correspondida en su co-equiper Carlos Casella.

Una versión de esta nota fue publicada en "Clase Ejecutiva", la revista lifestyle del diario El Cronista

1 comentario:

matichica dijo...

Muy buena nota, Lore!!!
Me pasa con Griselda eso que comentás, nunca termina de definir qué estilo asumir para lucir(se) en eventos destacados. No la reconozco encorsetada en looks ultra severos de Ramírez ni en los despampanantes y reveladores de El Camarín... A veces es muy Oreiro, y otras, super trendy como cuando a un programa de TV fue con pantacourt de Cher colorado y cropped top celeste; un outfit divino pero lejos de la Sciliani que conocemos...
La sigo en Instagram y me encanta lo que postea y cómo lo hace. Me debo el verla en escena. Odié perderme "estás que te pelás" y ahora espero poder disfrutarla en Sputza de gira... Veremos!
Te leo y disfruto cada renglón!