Azzedine Alaïa recuerda que las curvas siempre estuvieron de moda (y ahora las perfuma) | Blocdemoda.com

Azzedine Alaïa recuerda que las curvas siempre estuvieron de moda (y ahora las perfuma)


Claro que las curvas siempre estuvieron presentes y en la moda fueron reflejadas (exageradas y suavizadas) acorde al tiempo que transitaba esa sociedad. Algo más que un estereotipo de belleza, sino con convicción e información y cultura, Azzedine Alaïa es el gran diseñador que reinventó el concepto de las curvas, haciendo una oda a ellas, incluso imaginarlas -hacerlas visible aunque no existieran- en sus diseños sobre la figura femenina.

Hay algo fascinante en el universo creado por este tunecino que mejor ha interpretado y acompañado el concepto de supermodelo (Stephanie Seymour, Naomi Campbell, Christy Turlington son sus aliadas). La proclamación de Alaïa va por fuera del sistema de la moda, pero perteneciendo a el y por eso se potencia.

Presenta colecciones cuando él considera que es el momento, se relaciona sin intermediarios con las celebridades. Tampoco su círculo se reduce al mundo de la moda, sino que se nutre de escritores, intelectuales, artistas y por supuesto, la gente del fashion system. En la formación de Alaïa hay fascinación por la cultura francesa, una educación que lo distingue (no estudió moda, sino en la escuela de Bellas Artes), su gusto por las mujeres italianas y el look Greta Garbo, a quién vistió y lo definió para componer un estilo que traslada en la construcción de sus vestidos.


Tras 32 años de creación, también a su tiempo, Azzedine Alaïa presenta su primera fragancia.

¿Cómo logra trasladar esa intensidad que define a su maison? Las notas que forman este perfume responden: Vodka y pimienta. ¿Queda claro que será intensa y sexy, no?

El debut aromático de este pequeño diseñador queda confirmado en 4 tamaños de perfumes, una leche corporal y un gel de ducha.

Noches atrás, frente a la reserva ecológica, esta fragancia de Azzedine Alaïa fue presentada en sociedad.  Una escenografía con recortes de lo que sería su atelier parisino, con símbolos que también fueron trasladados al envase -que contiene un aroma que sintoniza con el espíritu de empoderar a quién lo lleve-.


Los tonos nude y negro son fetiche para Alaïa y queda reflejado en la caja y en el cuerpo del frasco junto al troquelado, otro de los emblemas de este diseñador. El tapón emula una bobina de hilo de oro, confirmando acaso que este lanzamiento tenga la misma pretensión que la de su diseñador con la historia de la moda: atesorarlo y coleccionarlo como pieza que trasciende en el tiempo.

1 comentario:

Daniela dijo...

Me gustó mucho este artículo, conocer acerca del diseñador y, entre otros datos, saber cómo llega hoy a la creación de su perfume. Muy bueno!