SLIDER

Newsletter

Notas de Autor por Lorena Pérez

Bloc de Moda es un medio digital focalizado en la cultura moda, en movimiento desde 2006, que apuesta al periodismo de calidad. Historias plasmadas en un reportaje online, donde se observa, se pregunta, se escucha y se escribe la moda como fenómeno social. ¡Bienvenidos!

El fin de una era: Cierra Man Repeller



"Estoy confirmando que Repeller, anteriormente Man Repeller, está terminando sus operaciones y ofreciendo a los empleados una indemnización por despido", confirmó Leandra Medine a The Cut, luego de que Bof publicara una noticia en desarrollo sobre el posible cierre del sitio.

Leandra Medine es una periodista y escritora nacida en New York. En 2010 lanzó The Man Repeller, durante  la segunda camada de blogs de moda (a la que también pertenece Chiara Ferragni). "Mi blog documenta las tendencias de moda que las mujeres aman y los hombres odian", era la proclamación de  Medine en aquel momento.

La aparición de Leandra Medine se dio en medio del auge de los fashion blogs y sus autores. "No quería ser otra blogger de estilo personal con un minivestido de lentejuelas posando en High Line", aseguró. Eran tantas propuestas que surgían online que ya no fue suficiente para los nuevos participantes contar con leales seguidores y el boca a boca sino que también era necesario el envión de los medios de comunicación. Este fue el caso de Medine. En el mismo año que Man Repeller estuvo online, la revista Harper's Bazaar le cedió una página para que hiciera su manifiesto de estilo que luego, en la segunda parte de la década, se convirtió en el pensamiento y la lucha de una generación de mujeres que buscaron cambiar el paradigma que consistía en que las mujeres se vestían de acuerdo al gusto del hombre, para ser aceptadas por el hombre. Seis meses después de presentarse en sociedad, Leandra Medine fue perfilada en The New York Times, acción que la blogger tomó como su inserción definitiva al nuevo ecosistema de medios.


La autora siempre defendió con convicción que el interés en la moda no minimizaba el intelecto. Se vestía con tendencias que a simple vista se veían imposibles pero ella lograba personalizar y convertirlas en agradables. El gesto de pararse frente al espejo con un celular en mano fue el inicio de un cambio en la percepción de la belleza femenina y fue el gran logro de las blogueras que ella lideró. Los looks que compartía Leandra eran aceptados y replicados, pero el crecimiento desmesurado de The Man Repeller la hizo pensar en el próximo paso. Si bien los blogueros gozaban de buena salud, las estadísticas ya mostraban un declive en el interés por los dedicados posteos sponsoreados.
 
En 2012, Man Repeller se abrió a redacción con un equipo de redactores y staff relacionado al desarrollo comercial del sitio. En 2013 lanzó el libro “Man Repeller: Seeking Love. Finding Overall” y en 2016 la línea de zapatos MR by Man Repeller.

Lectura que te puede interesar: Influencer, el nuevo espejo digital


Por las denuncias de falta de diversidad recibidas de ex empleados y lectores, en el mes de junio Medine se alejó  de la página que fundó y en septiembre se relanzó como Repeller. Hoy confirmó el cierre. "La empresa ha sido autofinanciada por sus operaciones desde su lanzamiento hace diez años como un blog personal, pero debido a limitaciones financieras, ya no podemos sostener el negocio", confirmó Leandra Medine a The Cut. Así dejó visible la problemática de la monetización que viven a diario los medios de comunicación. Es difícil para los medios tradicionales, también para los independientes. ¿Muro de pago? ¿Suscripciones? ¿Cómo llegan los lectores a la web? La respuesta no está clara aún: en todo caso queda evidenciado al ver la cantidad de medios  de moda que arman sus comunidades en base a seguidores comprados (falsos) en sus redes sociales y comentándose ellos mismos los contenidos, pues la atención y el interés del lector no tiene precio.

Lectura que te puede interesar: Suzy Menkes busca un nuevo rumbo


Con el cierre de Man Repeller finaliza una nueva etapa de la transformación digital del periodismo de moda. Con su página, Leandra Medine reflejó una nueva manera de pensar la moda, de observar con humor e inteligencia. Aún así, no fue suficiente.

Barbijos Colección Primavera / Verano 2021 por Ichaso



¿Algún indicio de cambios en el vestuario que trae la pandemia? Aquí uno: las mascarillas de tela se quedan en el guardarropa, por lo menos un tiempo. Con el coronavirus ya se transitaron 3 estaciones y desde abril el barbijo es de uso obligatorio, por lo que en el futuro previsible este va a ser el accesorio que refleje la funcionalidad y la expresión personal.


Los diseñadores y marcas rearmaron su línea de producción para comercializar online. "Me puse a investigar molderías, a hacer pruebas hasta que encontré la que me resultó la más cómoda, linda y funcional. También me parecía fundamental que los tapabocas no irritaran la piel, ya que tengo una piel muy sensible y no me podía poner cualquier cosa en la cara", dice Catalina Ichaso, al mando de Ichaso, una etiqueta donde diseña vestidos y prendas a medida desde 2015. "Mi marca ICHASO, dio un giro 180 grados, me tuve que adaptar a esta nueva realidad. De repente me encontré con que no podía seguir haciendo vestidos a medida, todos los eventos sociales se habían cancelado. Me tomé unos días para disfrutar, hacer yoga, cocinar, ver películas. Una noche, mirando Instagram, me di cuenta de que íbamos a tener que usar barbijo para salir siempre", cuenta la diseñadora que reorganizó su marca a partir de la venta online de tapabocas.


Ichaso tiene un repertorio de mascarillas lavables y reutilizables ordenadas en el shop online según el grosor de la tela: los ideales para la temporada Primavera / Verano son los modelos en fibrana, poplin y camisero. Los barbijos son de doble tela y están confeccionados con un bolsillo interno de algodón para colocar el filtro intercambiable y, además, no irritan la piel.


Catalina Ichaso pertenece a la camada del Nuevo Diseño Argentino iniciada en la segunda década del siglo XXI. Egresada de la UBA, en 2010 ganó el Semillero UBA en BAFWEEK y hasta 2014 compartió Desastrería junto a Lucinda Walmsley. Ellas fueron parte de Proyecto Cuadrilla, el grupo de diseñadores que renovó el panorama de la moda argentina a través de una idea de integración y proyección en conjunto. Ser parte del cambio es natural para Catalina. "Diego, mi marido, trabaja en cine y su industria paró por completo. Así que juntos desarrollamos la venta online y los envíos puerta a puerta de los tapabocas. Creamos un sistema donde producimos lo que se consume. Todos los miércoles hacemos las entregas. Naty (nuestra costurera) confecciona los modelos que se van agotando, de esta manera no producimos stock de más", cuenta sobre la transformación de su negocio durante la pandemia.



Ilustración: Estudio Charco 

BAFWEEK Primavera / Verano 2021: Aquí, Bestia


“Este proyecto busca mostrar la historia de cinco amigos, de diferentes edades e ideales, que viajan después del encierro a una fiesta de carnaval que dura una semana. Una experiencia memorable como aquel que busca restos de purpurina en un cuerpo que atravesó la fiesta y sonríe con el recuerdo”, dice Melina Karagozian, quien junto a Catalina Villarraza diseñan Bestia, la marca que presenta el fashion film "Carnaval" en la edición digital Primavera / Verano 2021 de BAFWEEK.

Me gusta que esta presentación sea virtual por el contexto. Para Bestia fue un desafío llevar a lo virtual algo que siempre nos interesaba mucho de nuestros desfiles o presentaciones, que tiene que ver con transmitir una experiencia, darle la posibilidad a las personas de vivir un poco la historia que queremos contar."

 


Bestia es una marca de diseño fundada en Buenos Aires en 2016. Las diseñadoras Melina Karagozian y Catalina Villarraza ofrecen piezas cómodas, versátiles y la propuesta de la marca es romper con los estereotipos: ellas buscan un público amplio y dan opciones para distintos cuerpos y edades en prendas en diversos colores. “Creo que faltaba este tipo de marcas que se adapten al contexto y que no dicten tanto lo que se tiene que usar, al contrario, nosotras escuchamos y nos adaptamos a lo que los clientes quieren y necesitan”, dicen.


La primera edición digital de BAFWEEK Primavera Verano 2020 se presentará a través de la pantalla de televisión, por el canal 602 de Flow de Cablevisión, con estreno de fashion films. En este contexto de pandemia que obliga a mutar la agenda a la virtualidad, las diseñadoras de Bestia lanzarán “Carnaval”, un video que refleja el espíritu de la etiqueta. “Hay algo importante que rescatamos de la presentación virtual, porque se vuelve todo mucho más democrático, no hay jerarquías, ni primeras filas, ni nada. Estés donde estes vas a poder verlo, que esto es siempre algo a lo que apuntamos, que todas las personas se sientan incluidas en lo que hacemos, por lo que transformamos un desfile en una historia”, cuenta Melina.

Nuestra marca es como una amiga simpática que te divierte que venga a todos los planes porque sabes que con ella la vas a pasar bien. Nos gusta este concepto para quien compra nuestros artículos, que se imagine yendo a lugares y haciendo cosas con nuestras prendas sintiéndose bien. Somos una marca con diseño pero usable para muchas ocasiones, versátil, cómoda y alegre."


El diseño argentino en cuarentena 

“Creo que pudimos adaptarnos muy bien a la pandemia. Tuvimos mucha suerte porque nosotras trabajamos en cápsulas, no tanto en temporadas, entonces nos ingresan productos de a tandas. Esto nos ayudó a planificar aún mejor la temporada y dar de baja productos que no creíamos vendibles en ese momento, y activar otros productos más usables para el momento. No hicimos productos nocheros ni muy elaborados porque lo que fuimos produciendo fue todo acorde a lo que íbamos viviendo. 

Fuimos produciendo acorde a lo que íbamos viviendo."

Priorizamos hacer productos cómodos y versátiles, que empoderen al usuario, que puedas usar para distintos momentos depende del look que quieras, un jogging lo podes lookear con unas zapatillas o con unas botas con taco, según la ocasión. El cambio más grande que tuvimos en la pandemia fue la venta online, no nos esperábamos que explote tanto. Todos los clientes aprendieron muy bien a comprar y fue muy positivo ese cambio, creo que generamos hasta mucha más relación con ellos y nos hizo darnos cuenta realmente de lo que quieren. Aprendimos mucho también a focalizar en ellos y crear un mejor servicio. Otro cambio que vivimos fue que nos comenzaron a comprar más clientes hombres que antes no nos conocían, y nos dimos cuenta que los productos unisex son muy importantes”, reflexiona Melina, quien además está a cargo del diseño de la marca argentina de medias Ciudadela, fundada en 1949.


Agenda: Martes 13 de octubre, 21 hs 

por Flow Cablevisión

Bestia presenta "Carnaval", una fashion film dirigido por Herrnán Kacew

Imágenes: gentileza BESTIA

Moda Primavera / Verano 2021: Vestir la pandemia


La proyección de las técnicas Couture del diseñador Nicolas Ghesquière se instalan en el mundo de las nuevas tecnologías llevadas a un nuevo nivel en este contexto de pandemia. Mientras el foco en estos meses de presentaciones en pandemia estuvo en sacarle brillo a la virtualidad, Nicolas Ghesquière presentó la colección Primavera Verano 2021 de Louis Vuitton con realidad virtual: los invitados presenciales se mezclaban con los asistentes virtuales que podían recorrer La Samaritaine con cámaras de 360 grados. "Se nos ocurrió la idea de diferentes grados de presencia", dijo durante la semana de la moda de Paris y mostró prendas que responden algunas inquietudes del qué me pongo que se viene. Los límites entre lo femenino y masculino se desdibujan, personas no binarias en la pasarela y cantidad de prendas que funcionan en la nueva normalidad armaron la narrativa de la colección de primavera de Louis Vuitton. 

¿Qué espacio hay para una categoría de ropa entre femenina y masculina? Estamos definiendo un tipo de ropa que vive en una zona no binaria."


La singularidad de Ghesquière es su talento para modernizar el legado casas clásicas. Primero fue en Balenciaga y ahora en Louis Vuitton, el diseñador se concentra en ofrecer ropa para usar que genera un gran impactó visual. De sus colecciones para Balenciaga surgieron ítems que marcaron el nuevo siglo: las biker boots, unas botitas con recortes que fueron replicadas hasta el hartazgo, la cartera Motorcycle se mantuvo más de diez años como novedad, como si eso fuera posible, y cantidad de mini vestidos y chaquetas a las que cualquier diseñador tiene que recurrir a modo de pizarra de inspiración: Ghesquière determinó qué es chic en esta época. El manifiesto estilístico de Ghesquière atraviesa con precisión de la sastrería bajada a lo casual con la resonante ciencia ficción y así gestó una silueta - en una era donde los diseñadores retoman o resignifican la historia de la moda - dada por el volumen, la proporción y el corte. 


El director creativo de Louis Vuitton diseña prendas en un estilo más callejero que funcionan comercialmente sin perder la dosis de refinamiento que necesita la moda.


imágenes: Louis Vuitton

Murió el diseñador japonés Kenzo Takada


El diseñador Kenzo Takada murió por complicaciones relacionadas al covid-19. Tenía 81 años. Kenzo fue quien dio el puntapié en los 70’ para el ingreso de los diseñadores japoneses que marcaron la agenda de la moda en la década de 1980 desde París.

En los 70', Kenzo revolucionó la moda parisina con las formas y colores que caracterizaron sus siluetas.  "No hay comparación posible entre los 70' y esta época. En los 60' fue el momento de los hippies, por lo que en los 70' era necesario un cambio. En París no había estampados sino una falta de todo eso. Comencé a hacer kimonos y con un desfile realizado en 1972 junto a Sonia Rykiel empezó a cambiar el panorama del prêt-à-porter”, contó el diseñador en la última visita que lo trajo a Buenos Aires, en 2018, para presentar "Avon Life Colour", una fragancia de la colaboración surgida con Avon en 2016.


Kenzo Takada abrió su casa en 1970 y se retiró en 1999. "La moda estaba cambiando, el ritmo estaba cambiando", dijo. En 1993, la marca Kenzo quedó al mando del grupo LVMH, uno de los dos conglomerados económicos que manejan el mercado del lujo. Su sucesor fue Antonio Marras hasta 2011, cuando fueron anunciados Carol Lim y Humberto Leon, los diseñadores de Opening Ceremony, como directores creativos. Kenzo manifestó que la dupla supo modernizar el espíritu de su marca, rejuvenecerla. También se retiraron y en 2019 Felipe Oliveira Baptista, ex director creativo de Lacoste,  fue elegido como continuador de este legado que hoy despide a su fundador.



En París no había estampados sino una falta de todo eso. Comencé a hacer kimonos y con un desfile realizado en 1972 junto a Sonia Rykiel empezó a cambiar el panorama del prêt-à-porter.”

En sus propias palabras: Martin Margiela cuenta su historia en streaming



Algunos diseñadores buscan inspiración, otros pretenden la perfección, también están lo que cuestionan y apelan a procesos metódicos cuyo concepto no impide que el resultado final sea una prenda sea fácil de usar. Martin Margiela decía que era importante que las personas encontraran su forma de vestir, en lugar de vestirse según el mandato de otros o seguir las tendencias. En esa búsqueda personal logró que sus diseños sean interesantes para usar y también de apreciar. Canalizó sus inquietudes a través del reciclaje. En octubre de 2008, al cumplir 20 años la Maison Martin Margiela, el creador se retiró de la moda y no se supo más de él. Margiela encarna la antítesis del diseñador de moda, pues es un hombre misterioso que nunca dio entrevistas, alguna vez contestó preguntas vía fax, y cuyo rostro se mantiene como un enigma porque no accedió a fotografiarse. Impulsó una estética de características novedosas en relación al discurso de la moda hegemónica de la década de 1990. Retomó estilos y prendas de otras épocas y exploró con objetos destinados a otros usos. En la actualidad, su legado es visto por las nuevas generaciones como un plan, ya sea por el sistema para armar colecciones atemporales, dar valor de lujo a productos de uso masivo, los modos de comunicación y proceso de producción.


La pandemia del coronavirus COVID-19 modificó los planes de todo el mundo y así, on demand a través de plataformas como iTunes, Google Play y Amazon, el esperado documental “Martin Margiela: in his own words”, de Reiner Holzemer, fue estrenado online. Otro gesto innovador: también se puede ver en streaming por las plataformas de las tiendas online de The Archive, Dover Street MarketResurrection Vintage, Gallery Aesthete y RSVP Gallery


Jean Paul Gaultier, la estilista Carine Roitfeld, la crítica de moda Cathy Horyn, Franca Sozzani, la ex directora de Vogue Italia y la pronosticadora de tendencias Lidewij Edelkoort son algunos de los testimonios que aparecen en este retrato fílmico que cuenta con la voz del diseñador belga y sus manos para componer una secuencia del método Margiela: un corcho tiene el mismo tratamiento que un diseño Couture, en otro plano utiliza las muñecas Barbies para direccionar sus técnicas mientras el sonido amable de sus palabras arman la historia del diseñador que influyó a la nueva camada de diseñadores.

El estreno en diversas plataformas digitales del documental Martin Margiela: in his own words me ofrece una nueva excusa para seguir revisando la historia de un diseñador que me obsesiona en su creatividad y me encanta en su estilo. Suban el volumen y escuchen: 


Maison Martin Margiela fue fundada en 1988 por el diseñador belga y Jenny Meirens, su socia comercial. Bajo la noción del neo-conceptualismo, en el arte de los noventa tuvieron lugar expresiones estéticas que tomaron referencias del mundo personal de los creadores. Artistas que rescataron materiales de uso diario para descontextualizarlos y obtener una nueva lectura. La etiqueta Margiela fue señalada como parte del movimiento de la moda de la deconstrucción, entendida dentro de los estilos del grunge o moda destruida. En el caso de Margiela, mostrar las costuras y forros en sus diseños o prenda sin terminar estaba vinculado a ensalzar la construcción de una prenda y evidenciar los procesos que se ocultan cuando se vende moda. Martín Margiela reciclaba cuando el término aún no se había puesto de moda, tampoco se hablaba de upcycling, el ingenio del reciclaje de ropa con la finalidad de otorgarle valor agregado a la pieza, como los corsets de cuero blanco realizados con guantes y la camiseta hecha con medias. Sus desfiles, presentados por modelos no profesionales y de todas las edades, fueron celebrados en la semana de la moda de París, durante la temporada ready to wear y Haute Couture, en lugares no habituales para los espectáculos, como la calle, estacionamientos, supermercados o discotecas ubicadas fuera del distrito chic francés. La invitación podía llegar en una tarjeta en blanco, tono insignia de la casa, solo con un número telefónico que al marcar daba las coordenadas de la locación.


La presencia pre digital de Margiela y su evidente influencia en la moda actual permite pronosticar que las exposiciones en diversos museos, como la retrospectiva instalada en Palais Galliera y otra en el Museo de Arte Decorativo para revisar sus años al frente de Hermès, ambas muestras sucedieron en 2018, y el flamante documental “Margiela: in his words” sean la forma de que este nombre de culto tenga el crédito por las invenciones hechas en su maison 30 años atrás.


Margiela estudió en la Real Academia de Artes de Amberes y se mudó a París para comenzar a trabajar en moda. Sus inicios fueron como asistente del diseñador Jean-Paul Gaultier, en el período 1984 y 1987. En 1988, en el apogeo de la moda como ostentación, fundó su maison. Entre 1997 y 2003 fue director creativo de Hermès otorgando un aspecto funcional y moderno a una casa tradicional. El manifiesto creativo de Martin Margiela estuvo en el reciclaje como metódica técnica para presentar productos. El documental prueba que este belga de 63 años siempre fue consciente de la importancia de su obra. En un archivo ordenado, blanco, guardó hasta el papel picado del desfile final o los cassettes con las canciones que musicalizó sus shows. Mucho más atrás en el tiempo, aparecen los libros de artista que hacía en su niñez - en custodia de su madre - donde boceteaba siluetas cubiertas por telas e incluso diseñó una chaqueta de Yves Saint Laurent honestamente mencionada como réplica, no copia, otra de sus manifestaciones de su producción. Cinco años después de fundar la marca presentó una instalación a modo de retrospectiva sobre el trabajo que realizaba. Al año siguiente utilizó las vidrieras de tiendas de New York, Londres, París, Berlín y Tokyo para hacer un happening en simultáneo donde, en cada ciudad, 12 mujeres lucían la colección Otoño / Invierno del 95'.


El legado de Margiela es un estilo reconocible que tomó referencias de diversas direcciones. Los trajes de chaquetas oversized y hombros punzantes inspiradas en el guardarropa masculino y las faldas largas y lánguidas, usadas por las mujeres en 1910, a las que Margiela le agregó un tajo por detrás para mostrar las botas Tabi, inspiradas en un calzado que vio en las calles de Tokyo, para ser usadas en invierno y también en verano, esto incluso llegó a ser una de las tendencias de los 90. Moda unisex, exploración de la silueta a través de la ampliación de las prendas a escala XXL, el trompe-l'oeil en los vestidos, pulloveres rotos, camisetas tatuadas y zapatos en punta que se convierten en calzas coloreadas en tonos vibrantes, son algunos de los ítems del repertorio que muestran el acto innovador del diseñador belga que utilizó una etiqueta con puntadas en blanco como identificación. También los asistentes en guardapolvos blancos que salían a saludar en los desfiles se convirtieron en insignia del trabajo en equipo.


Martin Margiela cuestionó al sistema de la moda. Ese discurso perduró en el tiempo y hoy es rescatado por las nuevas generaciones. Su propia esencia vuelve a escena cuando otros diseñadores lo homenajean desde la admiración, tal el caso de Raf Simons, los influye, como Phoebe Philo en su paso por Céline, o lo imitan, como Demna Gvasalia en la casa Balenciaga a partir de 2015 y también en la marca de diseño colectivo Vetements. En la colección Primavera / Verano 2009, cuando la maison cumplió veinte años, Martin Margiela se retiró. En la actualidad, John Galliano dirige la etiqueta. El método de upcycling del diseñador fue retomado como respuesta al fast fashion en la década de 2010. Su nombre volvió a iluminarse cuando los nuevos hábitos de consumo modificaron el modelo de negocio y las experiencias de compra, el uso de las últimas tecnologías y la puesta en marcha de toda idea que ayudara a vender colecciones no fueron suficientes para reflotar un sistema estructurado que, acelerado hoy por la pandemia, está acabado.

Cómo están trabajando los diseñadores: Daniela Sartori


“Decidí salirme del sistema de la moda como tal y desarrollar únicamente mi línea sastrera y sostenible, atemporal, por fuera de la dinámica de las colecciones y temporadas donde mi valor agregado sea la trascendencia, el proceso, la exclusividad, la calidad única de los materiales y de confección”, dice la diseñadora Daniela Sartori.


Daniela Sartori es una de las representantes de diseñadores surgidos en la última década. Fundó su marca en 2011 sentando un modo de abordar la moda sustentable, lo que la convierte en la pionera en el mercado local. Fue invitada a participar en la semana de la moda de New York en dos oportunidades, también a exponer en el Senado de la Nación en el momento de auge del fast-fashion, cuando el carácter avasallante del consumismo no hacía sino confirmar el cierre de un sistema de consumo despreocupado. El camino no fue sencillo, en el recorrido replanteó sus estrategias: cerró una tienda y abrió un showroom, volvió a dar clases de moldería y en 2019 retornó a la tienda propia en pleno corazón de Palermo Viejo, que durante el aislamiento tuvo que cerrar. “La mayoría de mis clientas eran extranjeras y sabía que el turismo no iba a volver por un largo tiempo, empecé a replantearme muchísimas cosas. La pandemia me agarró con todo el invierno en proceso, teniendo que frenar todo y haciendo malabares para cumplir con mis talleres”, cuenta la diseñadora.

Me di cuenta que la pandemia me hizo perder a esa clienta extranjera, la de todas partes del mundo que quedaba encantada con mis prendas, y siento que de alguna manera debía ir a buscarla. Para ello estoy trabajando para comercializar en el exterior."

Lectura que te puede interesar: La moda que viene, lo que está.


El futuro previsible pronostica que seguiremos usando barbijos. Las prendas que se vendieron durante la pandemia fueron un híbrido entre la ropa deportiva y la de descanso. Lo que asoma, lo nuevo, en los percheros serán las primeras impresiones de lo que podría ser la próxima transformación del vestuario, lo que indica recambios en los modelos de negocio. Daniela cambió sobre la marcha: “Todo ese proceso me llevó a la conclusión de dejar de comercializar la línea womenswear para dedicarme sólo a la línea a medida, que siempre mantuve pero que a la que más impulsaba era la otra.” Aquí, los cambios.

Imágenes: Gentileza Daniela Sartori

Cómo los diseñadores están haciendo sus colecciones: Valentina Karnoubi


"Hay algunos pijamas, prendas de punto, remeras, algodones orgánicos, joggings", dice Valentina Karnoubi del otro lado de la pantalla. La pandemia del coronavirus trajo una nueva normalidad que modificó los planes de todo el mundo. Entre surfear la economía crítica y adaptarse a los soportes virtuales para dar a conocer sus productos, los diseñadores también centraron este momento en la creatividad, pensar maneras de transitar este momento mientras presentan su trabajo sin dejar de compartir una experiencia desde las pantallas. 

Jogging diseñado en algodón orgánico
Jogging diseñado en algodón orgánico

"Siempre trato de dar lo mejor de uno y de hacer una colección interesante y estética, sin olvidarme del momento en el que vivimos, Creo que personalmente pienso más los materiales que utilizo y como esto puede impactar en el medio ambiente", cuenta la diseñadora que para la temporada Primavera / Verano 2021 apeló a la memoria de la infancia y las risas compartidas en familia para construir prendas en lino, viscosa y algodón. Las estampas y las texturas fueron trabajadas de manera personalizada, además de reciclar materiales antiguos, como manteles de line bordados. "Pensé en que las prendas sean cómodas, clásicas, reutilizables."

En los tiempos que nos toca vivir, me gusta imaginar la primavera como un despertar de nuevos caminos", dice Valentina Karnoubi sobre Ambar, la colección Primavera / Verano 2021.

 


Valentina Karnoubi comenzó su carrera en el atelier de la diseñadora Laura Valenzuela. En 2012 lanzó Mila Kartei junto a Guadalupe Teigeiro, con quien compartió el proyecto hasta 2019, año en que lanza etiqueta con su nombre. En la actualidad, la diseñadora se enmarca como prêt-à-porter de lujo y en el trabajo artesanal, con los bordados a mano como protagonistas de diseños que evocan un espíritu romántico que también despliega en la línea de novias, donde comparte el proceso creativo con la clienta.



Imágenes: Gentileza Valentina Karnoubi

Adonde vamos no necesitamos más que un abrigo de peluche


Últimos días de frío en Buenos Aires. Un mix de colecciones de entretiempo, rebajas de Otoño / Invierno y la expectativa de lo que será la moda Primavera / Verano hacen al panorama actual. Mientras tanto, el lookbook del Resort 2021 de Max Mara abre con un hit de 2013: el teddy bear coat. Imposible no quitarle los ojos de encima y pensarlo como solución del vestir de entrecasa ante una salida inesperada. 

El tapado de peluche de Max Mara genera la sensación de que no solo abriga, también protege."Desarrollas una relación emocional con tu abrigo como ningún otro artículo de tu armario", dice Ian Griffiths, el director creativo de la casa italiana.


Un calendario que se junta pero no amontona aunque la pandemia lo mantiene en pausa. Las colecciones de entretiempo también resultan las últimas lanzadas con una mirada pre coronavirus. Lo que viene es lo nuevo. Pero es posible resignificar lo que fue pensado para otra ocasión y traerlo al momento actual. “La ropa práctica, bien diseñada y útil es lo que tenés que hacer ahora desde el punto de vista del diseño, pero al mismo tiempo, en un sentido de lo poético, necesitamos 
ese tipo del factor psicológico y bienestar que nos puede brindar la ropa hermosa y reconfortante", contó Ian Griffiths sobre el Resort 2021 planeado para desfilar en la espectacularidad del Palacio Yusupov de San Petersburgo, pero lanzado en la intimidad de un atelier. 


Imágenes: Max Mara