#Mujeres El estilo de una época según Araceli González | Blocdemoda.com

#Mujeres El estilo de una época según Araceli González

Una versión de esta nota fue publicada en la edición de febrero de "Clase Ejecutiva", la revista del diario El Cronista

Araceli González pertenece a la generación de celebrities que desde la televisión abrió y cambió el nivel de los estereotipos de mujer que la pantalla chica define en cada época. De "las chicas Olmedo", con Susana Romero, Beatriz Salomón y Silvia Pérez como emblemas de los años 80', a "las chicas Suar", donde Araceli, junto a Laura Novoa y Nancy Duplaá, resulta referente para reflejar la feminidad en los primeros momentos de la década del 90’.

Nuevamente en una novela, Araceli González protagoniza en El Trece uno de los culebrones del prime time del verano 2016. “Los ricos no piden permiso” replica esas historias que chocan clases sociales y mezclan buenos y malos. La ex modelo compone cada noche a una maestra que llega a la residencia de los Villalba escapando de su expareja Rafael Ferro y allí forma su trilogía amorosa con el capataz de la estancia, personaje interpretado por Luciano Castro, y uno de los hijos del clan de los ricos, en la piel de Juan Darthes. El vestuario de Araceli González en esta historia no es rutilante, sino más bien acorde a los códigos costumbrista de Pol-Ka, pero resulta como un continuador de la esencia bella y práctica de la única de las supermodelos del staff de Pancho Dotto que logró la masividad.

Fue la marca de jeans By Deep la que, un cuarto de siglo atrás, la llevó al estrellato al potenciar un rasgo que, por entonces, era sinónimo de belleza aspiracional lejana (y angelical) para las argentinas: el pelo corto.
Hecha la publicidad, llegó la televisión con “La banda del Golden Rocket” y el suceso de esta serie también dio lugar a que ella sea la noticia, pues comenzó a decorar las páginas de las revistas del corazón por su romance con Adrián Suar (con quien tuvo a su hijo Tomás), justo antes de convertirse en el nuevo zar de la ficción televisiva en la Argentina.

Sigue "la cabeza" como foco de referencia en el perfil artístico de Araceli, en 1994 estrena “Nano” una novela que protagoniza junto a Gustavo Bermúdez y ella interpreta a Camila, una mujer sordomuda que sostuvo el reinado de la modelo devenida en actriz como preferida del público y encandilaba las tardes con el lenguaje de señas.

En la evolución del estilo de Araceli González se mantiene la esencia de “barrio”, familiera, emprendedora y cercana a la mujer de su casa, a pesar de tener una belleza codiciada que sale de la media. En By Deep, Guillermo Aloe, presidente de la marca, la recuerda “igual a como se ve su hija Florencia Torrente actualmente” y sencilla, sin problema, por ejemplo, para tirarse al piso y hacer que entre uno de los jeans debido a los tejidos rígidos con las que se trabaja en ese entonces.

Han seguido novelas como “Sheik", “Próvocame”, junto a Romina Yan y a Chayanne, "1000 millones", participación de la versión local de “Amas de casa desesperadas”, “Guapas”, apariciones en "Mujeres Asesinas", debut en teatro en obras como “Closer y “Y las sirenas cantarán” - compartiendo escenario con Rodolfo Bebán-, haciendo cine junto a Pablo Echarri en la película “Alma Mía” y el libro infantil "Ada, el jardín y los miedos", la reinvención femenina que se percibió en Araceli fue a través de los largos del pelo, siempre con un emprendimiento propio que acompañe su presente actoral.

Araceli González, Street style para el flash 

En el inicio de su carrera fue la marca de ropa Aracoeli y no faltó por explorar otros rubros como lentes de sol, perfumería, como la marca Sucrerie donde incluso posó en uno de los lanzamientos junto a Rosita, su mamá y Flor Torrente, su hija, pues la línea de agua de flores de esta saga perfumera representaba a las mujeres de su familia.

Una sensualidad provocativa pero sin ser obvia desprendía la modelo en las gráficas de Caro Cuore (junto a las modelos icónicas de la época: Elizabeth Márquez, Bárbara Durand y Raquel Mancini). Más tarde su figura armónica mostró las propiedades de la ropa interior de Selú, lo que dio espacio a que la propia Araceli Gonzalez resultara la modelo ideal de su firma Ara Intimates que actualmente se comercializa en el mercado local.

En paralelo puede hacer equipo junto a Kiefer Sutherland para promocionar a Citröen o a Louis Vuitton, una de las mansiones que más expone el logo y gesto que Araceli nunca acompañó para mostrarse en revistas o en presentaciones.

Araceli González en Cannes, en 2012, junto a las embajadoras L' Oreal Luisana Lopilato, María Laura Santillán y Natalia Oreiro

Versátil, Araceli puede llamar la atención y nunca ser una más, aún cuando su vestuario la señale como una corredora de autos de carrera y su co-equiper haya sido Pappo, en la novela “Carola Casini”, como para acentuar esta idea del barrio que tanto gusta en la productora Pol-Ka. También explorar la cotidianeidad de una mujer que se está por casar en “Novia a los 40”, un reality show emitido por Fox Life que retrató los preparativos de su boda con Fabián Mazzei, su compañero desde 2008.

Si la pantalla brinda a la audiencia femenina modelos a las cuales aspirar, Araceli González se anticipó con su pelo corto y también acompañó con sus elecciones indumentarias los códigos del vestir de la mujer moderna. Jeans, tacos, blazer no se atreven a suavizar esa belleza contundente que emana la actriz. En los eventos de red carpet Ménage A Trois, Javier Saich (el diseñador que confeccionó su vestido de novia) y Jorge Ibañez resultan las etiquetas elegidas.

Encantadora y natural, la vida pública de Araceli González tiene estas señas que también la llevaron a ser embajadora de L’Oreal y obviamente su pelo, la herramienta más poderosa para remarcar su presencia, será el receptor de uno de los tintes de “Excellence”. También " Revitalift”, la línea antiage que apunta a las mujeres de 40, tiene como cara visible a esta morocha de 48 años que nunca se deslumbró con la fama y supo sacar de la notoriedad el potencial para mostrarse como mucho más que la chica de pelo corto.

1 comentario:

matichica dijo...

Me debía la lectura de este post... Muy buena reseña! Cuando hizo el aviso de by Deep todas soñábamos con que nos quedara así, imposible...ja!Su pelo cortísimo fue marca de fábrica y la diferenció del resto.
Con los años para mí tuvo algunos desaciertos, el cabello tan largo en su boda con Mazzei o el platinado que lució ni bien tuvo a su hijo no la favorecieron.
Como te comentaba el otro día, no la veo cómoda con el look o la imagen que proyecta desde la novela que protagoniza hoy. En cambio, en vivo y en directo cuando se viste de Ara, es una bomba!