SLIDER

Newsletter

Notas de Autor por Lorena Pérez

Bloc de Moda es un medio digital focalizado en la cultura moda, en movimiento desde 2006. En estas páginas se observa y se escribe la moda como fenómeno social que refleja la época. Periodismo de calidad en notas de moda, belleza y estilo: Registro de historias plasmadas en un reportaje online. ¡Bienvenidos!

Anuario 2018: Por qué el estilo de Carrie Bradshaw se mantiene en tiempo presente

Pasaron 20 años desde que Sex and the City se presentó en la pantalla de HBO. Protagonizado por Sarah Jessica Parker, Cynthia Nixon, Kristin Davis y Kim Cattrall, el show televisivo tuvo a la rubia, la morocha y la pelirroja como estereotipo femenino de fácil reconocimiento, pero lo que logró que esta serie no pase de moda fue, justamente, la moda.

Por qué el estilo de Carrie Bradshaw sigue vigente

Dos películas que no le hicieron sombra a una serie que durante 6 temporadas mostró una forma de la independencia de la mujer, mientras reflejó y anticipó una nueva manera de acceder moda. El foco quedó sobre Sarah Jessica Parker, con algo de garra para separarse de esta estampita del estilo llamada Carrie Bradshaw, el personaje clave en esta historia. Ella trató de reinventarse y tras varios intentos, se unió al ícono que legitimó el público. Sucede que Carrie Bradshaw se posicionó casi como aparición religiosa; cada look sigue siendo rescatado del archivo porque mantiene la inspiración: ese nombre fue capaz de proyectar una realidad reconocible aunque extravagante para el estilo de vida de una escritora freelance. Como si fuera poco, Sarah Jessica Parker vive a la vuelta de la casa de la Bradshaw y es posible caminar por Charles St, en el West Village, y verla sentada en las reconocibles escaleras anaranjadas del barrio, caminando con amigos, llevando a sus gemelas al colegio o saltando arriba de un taxi, siempre de jeans, algún top gris y zapatos de su etiqueta.

El estilo de Carrie Bradshaw en Sex and the City

Algunas cosas hizo SJP para diferenciarse de Carrie; películas del estilo 'New Year's Eve’, ‘Qué fue de los Morgan’, ‘The Family Stone’ y otra serie para HBO, ‘Divorce’. Nada que resulte descollante, la verdad. Pero sí existieron guiños a su gusto por la moda. En la serie ‘Glee’ tuvo su aparición como la ejecutiva de Vogue Isabelle Wright. Intentó revivir a la firma súper chic Halston y en su street style se ocupó de posicionar a zapateros emergentes: en sus pies se presentaron Charlotte Olympia, Brian Atwood y Nicholas Kirkwood. Cuando Jean Michel Cazabat quiso instalarse en Bleecker Street, contrató a la actriz como embajadora de sus zapatos en punta. También fue la imagen de las marcas Intimissimi y de los jeans Jordache. Coqueteó con una marca low cost llamada Bitten y fundó una línea beauty. Pero todo esto no fue sino un ensayo del epílogo que Sarah Jessica Parker planeó.

Ella tiene el look: Carrie Bradshaw para siempre

En 2014 anunció su marca de zapatos SJP Collection en alianza con George Malkemus, el empresario que introdujo a Manolo Blahnik en Estados Unidos. No debería ser una sorpresa que Parker termine vendiendo zapatos, pues su presencia remite a la obsesión de Carrie Bradshaw y acá está la versión empresaria. La marca cosecho éxito de inmediato. En el primer año tuvo un crecimiento del 30%, 40% en el segundo y 25% para el tercero. Este año esperan el 300% ya que la colección también se completa con bolsos y ropas.

Modelo para Intimissi: Así promocionó el nuevo balconette de la firma lencera italiana

Todo el proceso empresarial fue un paso a paso que vale como estudio. Al principio los zapatos se vendían en las tiendas departamentales de USA, luego en exclusiva en Bloomingdales. Fue a Las Vegas y se instaló en el Bellagio y el MGM, también inauguró en Dubai mientras en Manhattan se mantenía como tienda pop up (stores que se instalan por un período de tiempo). Ahora está asentada en el centro de la isla y se estrena en el nuevo circuito de moda de la Gran Manzana, el Seapport District.

Nuevo rol: Sarah Jessica Parker es la editora de SJP for Hogart

Como un gesto de superación, esta mujer de 53 años muestra que la curiosidad es un motor en su vida profesional. Cuando su rol como empresaria de la moda va en aumento, Sarah Jessica Parker debuta como editora de libros de ficción de autores emergentes. Se trata de SJP para Hogart, una colección que tuvo su antesala en un club de lecturas que dirigió junto a Molly Stern, la vicepresidenta de Crown Publishing, del grupo de la editorial Penguin Random House.

Junto a Matthew Broderick son padres de James y las gemelas Tabitha y Marion y forman una de las parejas más longevas de Hollywood. Su patrimonio está estimado en 100 millones. Y va por más.