Comienza Cannes: de Carey Mulligan de Balenciaga a mi statement para Nicolas Ghesquière x Wang | Blocdemoda.com

Comienza Cannes: de Carey Mulligan de Balenciaga a mi statement para Nicolas Ghesquière x Wang

A la novela del director creativo de Balenciaga le faltaba una campana y se escuchó la voz de Nicolas Ghesquière. El Sr. rompió (¿estratégiamente?) el silencio en la revista System que estrenaba como editora a quién fuera su estilista en los días en la casa del modisto español, Marie-Amélie Sauvé. En la entrevista concedida (y que reprodujo The Business of Fashion), Nicolas Ghesquière refirió el legado de Balenciaga tan importante como el de Prada y Chanel apuntando al tándem de creatividad y negocio al que apelan estas marcas como modus, asociando a la soledad en la que él se encontraba con respecto al ex PPR, Kering Group, (aunque el nombre quedará conformado legalmente el próximo mes, ellos estrenan historia con Garance Doré) al que pertenece Balenciaga. "Al final se sentía como si quisieran ser como cualquier otra casa".
Y guía sobre el por qué del nombramiento de Alexander Wang, "Fue esa falta de cultura que me molestó al final. Las pieza fuertes que hicimos para la pasarela fueron ignoradas. Se olvidaron de que para llegar a esa biker jacket fácilmente vendible hubo también una "master piece" mostrada en la pasarela. Empecé a ser infeliz cuando me di cuenta que no había aprecio, interés y reconocimiento para la investigación que había hecho; sólo cuidaban que el resultado vendible sea similar".
Fin del silencio.

Comenzó el Festival de Cannes con la proyección de "El Gran Gatsby" en la riviera francesa y la alfombra roja se lucio despampanante vestida con Dior, Gucci, Elie Saab y Miu Miu.
Momentos antes Carey Mulligan se dejó ver en el photocall llevando un look del debut de Alexander Wang en Balenciaga (al igual que en la Met Ball) y hago vínculo tomando en cuenta las palabras del ex director creativo de la casa de Cristobal.
Quién te asegura las ventas y la exposición son las celebs y se potencia en Cannes: aquí un jumpsuit acentuando la trend de este item en la red carpet.

A falta de zapatos lindos en el Fall 2013 de Balenciaga, buenos son los Saint Laurent

"They only cared about what the merchandisable result would look like".
La colección debut de Alexander Wang para Balenciaga me pareció vacía. Imposible no asociar el repertorio del propio Cristobal Balenciaga y la actualización de esos percheros en manos de Nicolas Ghesquière. Aunque el diseñador americano es bueno en los complementos tampoco veo como hits los zapatos o las carteras mostradas en su debut en Paris.

Seré mala o miren los rostros de los invitados. Me hizo recordar "The Devil wears Prada" en la escena que James Holt le anticipa la colección a Miranda Priestly o en "The September Issue" cuando Stefano Pilati devela la temporada a Anna Wintour:


La moda en Cannes, nuevo capítulo a negociar repasar!

imágenes: Getty, remera por Bloc de Moda

2 comentarios:

Ale dijo...

jaja, me encanta toda la novela, con final de Miranda y Mrs. Wintour.
Impecable, que tal ella en Gatsby?

besos


Ale

Sol dijo...

Estoy super de acuerdo sobre todo! Es una lastima que la parte creativa y la parte comercial no estén de la mano, ya que Ghesquiere hizo con Balenciaga la perfección. Fue uno de los diseñadoras que mientras todos hacían looks ochentosos supo mirar hacia el futuro. Básicamente la arquitectura hecha vestidos de día. Y aunque enterarme de que Wang iba a tomar cargo de Balencia fue una GRAN decepción (ehem ehem, sus habilidades de diseño dudosas) la colección no lo fue tanto. Es más, bastante sorprendente. Digamos que SÍ, fue a lo seguro. Usar solo blanco y negro... y mirar BASTANTE el archivo de Ghesquiere, y completamente erróneos los zapatos y parecían super incómodos (No se si todavía Pierre Hardy sigue como consultor) Aun así, me alegró verlo alejarse un poco del estilo de su propia marca. Más que obvio es que Wang fue contratado para traer publicidad a la marca. Nos queda el futuro de lo que puede hacer, y a decir verdad Wang es joven... nos queda mucho para seguir viendo su evolución. Pero antes que nada voy a cerrar este comentario con un: ¡LARGA VIDA A NICOLAS GHESQUIERE!