SLIDER

Newsletter

por Lorena Pérez

Observo, cubro y comento la moda como un espejo de época. En esta página vas a encontrar notas que abordan a la moda como cultura y en su vínculo en la vida diaria. Registros de historias en un gran reportaje online. ¡Bienvenidos!

Perfil de estilo: Bill de Blasio, Alcalde de New York


Nueva York es una ciudad productora de moda e impulsora de tendencias y durante la última década contó con un alcalde muy involucrado con esta industria, incluso con amigos como los diseñadores Diane von Furstenberg, Oscar de la Renta y Ralph Lauren. Tras doce años al mando de la alcaldía de New York, Michael Bloomberg entregó su puesto al demócrata Bill de Blasio, un político que desde 2010 se desempeñaba como Defensor del Pueblo y tras un triunfo arrollador es el nuevo administrador de la ciudad que nunca duerme, desde el 1 de enero de 2014.

Llegó con un discurso auspicioso en su jura, la industria de la moda confirmó que el flamante alcalde de Blasio daría continuidad al apoyo de su antecesor a este sector y no es para menos: la moda newyorkina genera 11 billones de dólares al año y emplea 180.000 personas.

En la ceremonia de juramento como alcalde, Bill de Blasio utilizó a la moda en su discurso como un recurso para privilegiar la igualdad de posibilidades. "La industria de la moda es parte de cómo vamos a construir una Nueva York donde todo el mundo crezca junto y la oportunidad es algo que está al alcance de todos y eso incluye a las personas que no han tenido tantas oportunidades y posibilidades para trabajar en esta industria. Queremos trabajar estrechamente con esta industria para maximizar oportunidades y que sea un fenómeno para los cinco condados" sentenció en sus primeras palabras como mayor número 109 de New York, luciendo un tapado negro sobre un traje azul oscuro con corbata a rayas horizontales en bordó y blanca, todo confeccionado en la ciudad. Estuvo acompañado por su familia en esta prclamación fashionista: su esposa Chirlane McCray, una activista afroamericana y su hija Chiara fueron vestidas por Nanette Lepore, la diseñadora que contó con su aval desde la campaña, cuando Bill de Blasio visitó los talleres como candidato, mientras figuras protagónicas del mundo de la moda decían no conocerlo y la mismísima Anna Wintour, todopoderosa de la moda americana, viralizaba su apoyo en la carta editorial en la revista Vogue a Christine Quinn, la candidata del mayor Bloomberg.

Ante la mirada ajena, los hijos de Bill de Blasio, Dante y Chiara, se visten como cualquier adolescente que explora su propia identidad. La hija de este demócrata es habitué de las tiendas vintage, un hábito muy común en la Gran Manzana como en Brooklyn, y cuando acompañó a su padre en la campaña se la solía ver con ítems de Urban Outfitters y Asos.

Bill de Blasio usa las fotos de forma inteligente para marcar su mensaje político. Por ejemplo, es el primer alcalde en participar del Mermaid Parade, un evento que honra la cultura popular americana. Sabe adaptarse al dress code del ambiente en el que está, por ejemplo a este desfile en Coney Island fue disfrazado de pirata.

Sus trajes oscuros suelen ser cortados con corbatas en las gamas del amarillo y del naranja, prolijo y con camisas blancas o celestes, aunque no teme quedar a medio vestir si hay que sacarse el saco o la corbata para no desentonar en una escena de rutina. Otro de los modos de mostrar igualdad ante los ciudadanos newyorkinos es subir fotos a su cuenta de la red social Twitter, donde se lo puede ver viajando en subte, como también es noticia por ser él mismo quién saca la nieve de la puerta de su hogar.

El escritor Gay Talese acertó sobre el estilo sartorial de Bill de Blasio: "Está en representación de los emergentes, la clase baja, los oprimidos, estos son sus electores - al menos en su mente - y cuando habla a esas personas no puede vestir muy diferente a ellos," recordando que un político no debe incomodar con su look a los votantes.

El look de Bill de Blasio no se caracteriza por ser impecable como el de Mr. Bloomberg. Mientras el millonario ex alcalde vestía trajes a medida confeccionados por el sastre Martin Greenfield, el popular de Blasio usa trajes de Corneliani, que compra en la tienda Rohmans como cualquier newyorkino, desde la época en que trabajaba como coordinador en la campaña de Hillary Clinton como senadora. La mirada atenta de una ciudad que impregna moda se lo dejará pasar, mientras no desatienda todo el glamour en permanencia que significa New York como la ciudad productora de la moda masiva, que vive de fiestas, desfiles y programas para apoyar el diseño emergente y consagrado made in NYC.

No hay comentarios.