Jorge Who? | Blocdemoda.com

Jorge Who?



La sastrería es la key word para abordar las necesidades de la mujer en movimiento.
Basta con observar a la dama para entender que hay que actualizar los cortes. Las calles de Buenos Aires se nutren de pantalones sastreros, en su versión gris fue la gracia absoluta de las colecciones que ayer terminaron en Paris, camisas blancas, divinamente desabotonadas y decoradas con grandes collares, tops que parecen cortados a medida y por supuesto, el blazer en todas sus variantes.

Jorge Pedalino tiene chic, el mismo sentido del gusto que impregnan sus prendas, alistadas en rieles que ofician de percheros en su showroom de Recoleta.

El mercado argentino apunta a lo sastrero y se sostiene con marcas tradicionales, como Giesso bajo la mirada de Florencia Fiocca, masivas como Desiderata y los nuevos diseñadores, nombro a Andrea Urquizu y Jorge Pedalino.
Oriundo de Bragado, egresado de la Universidad de Palermo, editor de la revista La Pompayira, fashion stylist y asistente de Vicki Otero, esta es la información y  el conocimiento con el que contó este diseñador de 24 años al momento de lanzar su etiqueta y pensar qué prendas la iban a componer.

Las máximas con las que se sustenta Jorge Fashion & Tailoring son las piezas básicas bien modernas y la posibilidad del corte a medida, manteniendo siempre precios justos. El resultado es encantador dado que los géneros empleados, como los ítems elegidos para solucionar el guardarropa a sugerir, están equilibrados en esta aspiración a vestir lo clásico de manera jovial.

Conocidos del guardarropa femenino, pero distintos. La mirada del hombre para vestir la feminidad:





El showroom de Jorge Fashion & Tailoring está ubicado en Recoleta y pueden acordar cita a través de su page de Facebook (no se pierdan el sale que ofrece este diseñador!).

Más moda en Facebook, Pinterest e Instagram

1 comentario:

matichica dijo...

Justo hoy hablo de la sastrería masculina a medida. Qué bueno que también haya esta propuesta para nosotras. Queremos una vuelta hacia ese mundo del cuidado personalizado y la calidad... Es mucho pedir?
Besitos, Lore :)