SLIDER

Newsletter

por Lorena Pérez

Observo, cubro y comento la moda como un espejo de época. Aquí vas a encontrar notas que abordan a la moda como cultura y en su vínculo en la vida diaria. Registros de historias en un gran reportaje online. ¡Bienvenidos!

Historias de carteras: Gabrielle es Chanel (y la representa un hombre: Pharrell Williams)


En la era de las redes sociales, donde cualquier persona está convencida de crear su historia con fotos y cobrar relevancia de un día para otro con una comunidad comprada, resulta necesario rescatar las historias que traspasan el momento.

Chanel es una casa centenaria, colmada de mitos y logros.

Su fundadora fue la encargada de componer el guardarropa moderno, pero también hay un legado que se trabaja e impulsa en cada temporada. Por lo menos en los últimos 34 años, cuando Karl Lagerfeld se hizo cargo de la dirección creativa de la casa y apeló a una de las herramientas más poderosas para contar una historia y acentuar los valores de la etiqueta: el marketing.

Gabrielle Coco Chanel creó su propio universo. En cada presentación y lanzamiento de producto, Karl Lagerfeld se ocupa de asociar la novedad con el mito de su fundadora.


A Coco le gustaba broncearse en las playas y entonces a la arena llevó los Resorts 2010 y 2011.

La casa vende ropa y cosméticos, pero también un estilo de vida, tiene su propia cultura. De ahí la exhibición "La mujer que lee", una muestra donde se revelan los escritores y libros que inspiraron el trabajo de la dama del tweed. 

Coco llamaba "casa" al hotel Ritz y ahí se levantó el show Métiers d'art para mostrar la colección Pre Fall 2016/17. Coco decía que "el toque final de la elegancia" eran los zapatos que presentó en 1957, los de dos tonos, cuyo truco era alargar la pierna con el beige, mientras que la puntera negra acortaba el pie. Entonces Lagerfeld posó sus palabras en los pies para explicar "The Brasserie Gabrielle", una colección de zapatos de salón lanzada justo después del desfile prêt-à-porter donde subió las zapatillas a la pasarela.


La historia sin fin. La leyenda de Chanel es ilimitada y se sigue narrando.
En 2011 lanzó con bombos y platillos  la "Boy Bag", una cartera que representaba la historia de amor entre Coco Chanel y Boy Capel. En 2017 el gran anuncio está en los bolsos y carteras. Mientras las resonancias de su cohete en Chanel Ground Control retumban, en esa pasarela Otoño / Invierno 2017 se lanzó la "Gabrielle Bag", un bolso que recuerda uno de los valores de la casa: la funcionalidad. Cada usuario puede adaptar el uso de la cartera con cadenas a su preferencia.

Esta versión de Gabrielle bag de Chanel se presenta con la comodidad como premisa, pues las cadenas se pueden adaptar de varias maneras para colgar y así usarlas enrolladas en la mano, en el hombro o como bandolera. Para mostrar la versatilidad, la maison Chanel tiene a Caroline De Maigret, Kristen Stewart, Cara Delevigne y Pharrell Williams como imágenes del bolso, cada uno con una campaña y fashion film.


¿Un hombre como imagen de un producto femenino? Ante todo feminista, Chanel ya se valió de la presencia de Brad Pitt para rescatar, una vez más, al N° 5, el emblema de Chanel. Un perfume que no será rico pero resolvió la incomodidad de la época. A falta de agua, bien vale oler a limpio.

La moda parece más accesible aunque no lo sea. Chanel nos envuelve en su universo y nos hace parte. La campaña de Pharrell Williams como imagen de "Gabrielle Bag" se devela en los próximos días, para el caso, el cantante americano y hombre mimado de Karl Lagerfeld, resume el mito de Chanel muy bien: "Cuando empecé a usar la cartera Gabrielle, no tenía nada en ella, pero estaba muy emocionado de tenerla." ¡Quién no!


No hay comentarios.