SLIDER

Newsletter

Notas de Autor por Lorena Pérez

Bloc de Moda es un medio digital focalizado en la cultura moda, en movimiento desde 2006, que apuesta al periodismo de calidad. Historias plasmadas en un reportaje online, donde se observa, se pregunta, se escucha y se escribe la moda como fenómeno social. ¡Bienvenidos!

Fashionable Men: Dante Spinetta


La moda masculina refleja más sentido común que las colecciones pensadas para mujeres. Los diseñadores entienden qué quieren usar los hombres. Ademas de concentrar menos desfiles y volumen de oferta, la moda para hombres baja la idea a prendas que realmente se vayan a usar: marcas y diseñadores miran a sus clientes y resuelven la necesidad. No se perciben grandes innovaciones sino dar un aspecto moderno a costumbres que ya estaban instaladas en la vestimenta del hombre. Más tarde, esas ideas se instalan e inspiran a la ropa femenina.

En tiempos de pandemia por COVID-19 y pasarelas digitales, analizamos estilos de un músico que viste ropa urbana: Dante Spinetta.


Dante Spinetta muestra una actitud desafiante y tomó las ropas clásicas del repertorio hiphopero para reflejar su identidad. Hoy es uno de los referentes de este sonido que no siempre gozó de tanta notoriedad, mucho menos las prendas que los raperos hicieron propias, tanto que crearon un estilo. Aunque ofrecen un discurso que muestra al aspecto como algo intrascendente, los músicos argentinos invierten en su apariencia y la ropa es parte del vocabulario con el que arman el look. Utilizan y repiten las prendas que los definen, puede ser un uniforme de zapatillas, jean y remera, como Chizzo de La Renga, la campera de cuero y el pañuelo hippon de Andrés Ciro Martínez, hasta el más exquisito vestuario comprado con conocimiento en la historia de la moda, tal el caso de Andrés Calamaro. En Dante Spinetta es posible establecer una conexión en cómo su vestimenta acompañó su evolución: el guardarropa deportivo establecido en los 90 y rechazado con la misma fuerza por la industria que no aceptaba como moda a la ropa urbana, pero MTV legitimaba en videos que terminaron por definir uno de los perfiles de la década.


Cuando Illya Kuryaki and the Valderramas salió a escena, en 1991, hubo un mensaje contundente dado por la imagen integral que ofrecían Dante Spinetta y Emmanuel Horvilleur. Ellos mencionaron a Michael Jackson, Prince y Run-DMC como referencias mientras una idea bien marcada - llamada estilo - lo mostraba personales. Dante siempre tuvo un costado más urbano y Emmanuel fue el fashionista. Para Spinetta, esta fue una etapa lúdica, acorde a la edad y el descubrimiento individual al que invita la adolescencia. Vinchas para calmar rulos que se descontrolaron en cuanto el sampling aparecía, el torso al descubierto, una referencia inevitable a las fotografías que su padre Luis Alberto inmortalizó en los 70' con Almendra.


Las remeras, pantalones holgados y zapatillas son signos de identidad: la cultura del hip hop siempre estuvo en Dante. También el gusto por la moda. En está época, Dante y Emmanuel oficiaron de modelos para los alumnos de la novísima carrera de Diseño de indumentaria y Textil de la FADU UBA: los chicos desfilaron para las performances que los futuros diseñadores armaban en los barcitos del bajo. La agenda de actividades podía completarse con una participación en vivo del programa de Cris Morena "Jugate Conmigo" , el mensaje era el mismo y podía llegar de la imagen o de la música.

 No hay un Dante en casa y otro en el escenario, soy siempre el mismo sujeto con la misma ropa."


En 2002 inició su carrera solista. En su vestuario mantuvo las referencias hacia las vestimentas del hip hop, la cultura estadounidense donde sintetiza el sonido y el estilo a sonidos modernos y llevados al territorio cultural propio. En Dante no hay huecos ni elecciones que hagan ruido, hay evolución. En esta época congenió con Kanye West, el rapero y productor que utilizó la imagen para presentar su arte y con una evidente debilidad por la moda. Joggins, remeras XXL y zapatillas Nike, Spinetta compuso su vestuario con prendas de las marcas de culto del hip hop, como Rocawear, de Jay Z, y Sean John, de Sean Combs, firmas que definieron, varios años después, la esencia del vestir de la época actual. Para el caso, en 2015 Dante se alió con Oscar Fernández, el peluquero a cargo de Roho, para hacer Volans, una línea de ropa masculina para Garçon García. "De chico revolvía no solo el placard de papá, también el de mamá", contó Dante en aquel momento, a pesar que su look se enmarca dentro del esquema masculino.


Una carrera musical cada vez más asentada, Dante nutre de manera sustanciosa su look que no se estanca. Participa en producciones fotográficas donde aparece con las composiciones que señalan identidad - pantalones, gorritos, rulos endemoniados y siempre notoriamente expresivo. En la actualidad su estética es más convencional, equipos más pensados y rompe la urbanidad con prendas formales, como pantalones entallados, poleras o camisas atravesadas por las cadenas alrededor del cuello, gesto propio del repertorio del rap, por ejemplo en la época de Puñal (2018), pero mostrado como un ensamble simple y casual. En Aves (2020) resumen su metódica forma de personalizar símbolos de la cultura que reinterpretó como propia.

Tengo que sentirme seguro con la ropa. Me ayuda mucho a transmitir el mensaje que quiera dar.”


Imágenes: vía Dante Spinetta
Una versión de esta nota fue publicada en Revista Brando