SLIDER

Notas de Autor por Lorena Pérez

Bloc de Moda es un medio digital focalizado en la cultura moda, en movimiento desde 2006, que apuesta al periodismo de calidad. Historias plasmadas en un reportaje online, donde se observa, se pregunta, se escucha y se escribe la moda como fenómeno social. ¡Bienvenidos!

Apuntes de estilo: Nicolas Ghesquière

Balenciaga Spring 2005

En cada época surge un diseñador que moviliza drásticamente la forma en la que vemos a la moda; son aquellos que generan nuevas referencias y trastocan los códigos tradicionales e impregnan de ideas muy personales a la moda. Eso la hace avanzar. 

Uno de los diseñadores faro del siglo XXI es Nicolas Ghesquière, quien supo captar y definir el estado de ánimo del momento, captura lo que está sucediendo y lo gestiona en las prendas ideadas como vestuario, más que una imagen para impactar en el instante. 

Las colecciones que ofrece Ghesquiere, director creativo de Louis Vuitton desde 2013, siempre están exquisitamente elaboradas. Sus siluetas flotantes y arquitectónicas son su huella personal. 

Aquí, una mirada al pasado, a la  primera década del 2000, con looks dados por Ghesquière en los años que estuvo al frente de la maison Balenciaga (1995 y 2012).


Balenciaga Spring 2002

Balenciaga Spring 2006

Balenciaga Fall 2009

Murió Virgil Abloh


Murió Virgil Abloh, el director creativo de la línea masculina de Louis Vuitton, el hombre detrás de Off-White y coequiper de Kanye West. 

Virgil Abloh hizo alianzas con todos los segmentos del mercado, desde IKEA a Nike pasando por la cristalería Baccarat o Levi's, Moncler, Timberland, Jimmy Choo, Champion, Sunglass Hut, además de cápsulas para Kith y  Ssense, nada de exclusividad. Hizo cruces con distintas disciplinas, fue DJ y también expuso, por ejemplo junto a Takashi Murakami en la galería de arte Gagosian de Paris.

Encontró un estilo que lo distinguía y sus procedimientos generaban controversias; lo que para algunos era marketing, para otros era un visionario, él hablaba de identidad: cada cual creía que lo estaba leyendo correctamente. Gustaba y vendía. No ofreció una silueta reconocible y tampoco aportó invención alguna en la ropa aunque su figura se volvió central al momento de entender y transitar el cambio - profundo - en el sistema de la moda: lo anticipó y le dio forma. Su aporte fue descomunal. Un esteta que se hizo la fama de genio y faro al vender absolutamente todo lo que proponía y ese gesto lo convirtió en un referente, porque supo descifrar al consumidor y captar el aire de época. 

Hay personas en esta sala que se parecen a mí. Nunca antes habías visto eso en la moda. La gente ha cambiado, y por eso la moda tenía que hacerlo."

Aquí la foto de su primer desfile para Louis Vuitton, celebrado en el Palais Royal en junio de 2018, cuando subió a los raperos a la pasarela y al salir a saludar lloró abrazado a Kanye West. Así debemos sentirnos muchos... 

Virgil Abloh murió hoy a los 41 años, de cáncer, según anunciaron en sus redes sociales la maison Louis Vuitton y la marca Off-White


Cursos Online: Escribir la Moda & La evolución del vestuario


Bloc de Moda es un proyecto periodístico que nació como una plataforma unipersonal y años más tarde se convirtió en sitio y en un medio referente del periodismo de moda en la era digital, desde 2006. El proyecto periodístico creció y el plan inicial sumó clases de moda, seminarios y capacitaciones, además de consultorías y reportes surgidos de viajes de cobertura. Cada mes, en Bloc de Moda se ofrecen cursos que van alternándose durante el año. En noviembre nos encontramos con: 

* Escribir la moda: 
Herramientas para comenzar a escribir sobre moda. 
El objetivo es generar textos a partir de una idea, ya sea para publicar en redes sociales o en un sitio. Se trabajarán estrategias de escritura, indagarán métodos que luego se aplicarán en los textos. 

*  La evolución del vestuario: Una historia de la moda
Un cambio de mentalidad, un movimiento social, una crisis financiera o estallido y hasta una pandemia. La moda espeja lo que sucede en la sociedad y sus cambios se materializan en la ropa. A lo largo del Siglo XX acontecieron diversos hechos que marcaron la evolución del vestuario. De eso trata este curso de 3 clases. 

 + Información: clasesdemodaonline (@") gmail.com

¿Qué me pongo? Una serie para vestir la nueva normalidad: Hoy Tucker

Los colores vibrantes y los estampados son la seña que distingue a Tucker, la marca de la estilista Gaby Basora. Conocí la etiqueta a partir de una colaboración realizada para el supermercado Target, 10 años atrás, luego tuve la oportunidad de visitar su showroom en mis viajes de cobertura a la semana de la moda de New York. 

En búsqueda de indicios para interpretar el vestuario en la nueva normalidad, comencé a revisar aquellas marcas que resuelven el vestir en sus percheros desde antes de la pandemia y puse la mirada en mi propia colección de prendas. Así desempolvé blusas y vestidos de Tucker. 

La marca fue lanzada en 2006 en la ciudad de New York. Tucker se comunica con colores y en ese repertorio que hacen su colección colorea y dibuja sobre sedas en prendas para mujeres de gustos amplios y adaptando su mentalidad a siluetas simples y repleta de detalles relevantes. 


Hay brillos, estampados geométricos o botánicos y florales, de ese tipo de ropa con la que te sentís arreglada. Un gesto interesante que tiene esta etiqueta es que diseña a demanda para reducir desperdicio y la sobreproducción, un modo de producir que se volvió habitual durante la pandemia. 


Imágenes: Gentileza Tucker

Apuntes de la primavera 2022: NYFW y el nuevo diseño según Chaance


La semana de la moda de New York es la plataforma para conocer por dónde va el diseño emergente. Sin la curaduría precisa de París o los postulados organizados alrededor de características vanguardistas en Londres y bajo la mirada de la escuela Central Saint Martins, New York es una ciudad multicultural y espacio ideal para mirar qué está pasando en las nuevas formaciones de diseñadores. Con las colecciones Primavera Verano 2022, NYFW vuelve al formato presencial aunque la hibridez entre lo físico y virtual se mantiene. Aquí el caso de Chaance, la marca coreana de streetwear diseñada por Jihoon Andy Shin y Taisuke Fujimoto que presentó su temporada con un fashion film. 

Los diseños de CHAANCE tienen como estímulo a la cultura callejera de los 90 y sus búsquedas están en transformar el estilo urbano en moda de alta gama. El fashion film que presentaron en New York Fashion Week registró las múltiples posibilidades que ofrece una vestimenta unisex que se adapta a diversas ocasiones de uso. "¡El mundo es nuestra pasarela!”, dicen los diseñadores sobre su film integrado por modelos BIPOC. 
 
Chaance repone la escena del streetwear con buzos con capucha, rompevientos, camisetas gráficas, jumpsuits y las rashguards, los tops hechos de spandex, nylon y poliéster que durante la pandemia aparecieron en todas las colecciones con estampas de colores vibrantes y figuras geométricas.



Apuntes: Tecnología lista para usar


Un vistazo rápido a la definición de la tecnología Wearable dice que es la integración y adaptación de dispositivos a prendas que usamos. Marcas deportivas o jeaneras, como Levi's, la pionera en estas experiencias móviles como la newyorkina Rebecca Minkoff o Hermès con su Apple Watch y el traje matelasse con chip de Chanel - para retratar el mercado de lujo - han incluido tecnologías a sus productos de moda a fin de llevar la funcionalidad y la experimentación a otro nivel

A propósitos de las innovaciones permanentes que surgen, algunos días atrás conocí la Sol Bag, un clutch diseñado con paneles solares que cargan el celular mientras lo usás. Sol Bag es parte de Humanfit, la marca wearable de Samsung. Mientras la tecnología aporta sus invenciones, las exploraciones de la industria de la moda aportan un vistazo al nuevo vestir. 

Vestidas para estar en casa... Y en la calle


La pandemia del covid - 19 aceleró y trastocó los hábitos, qué novedad! 
En cuanto a la vestimenta, pensamos y pasamos un año vestidas para estar en casa. Atentos a la crisis sanitaria, nuevas restricciones y aperturas fueron dando lugar a necesidades distintas pero siempre apelando a la comodidad. Esta coyuntura encuentra a la marca GOR produciendo  aquello que la mujer necesita: piezas principales, atemporales, cómodas y que puedan ser usadas en casa como en la calle. "La idea surge como un juego, con el objetivo de crear una prenda cómoda, práctica y simple. A partir de una figura geométrica - el cuadrado - nace GOR en 2017", dicen Lucila y Lucía, las mujeres detrás del proyecto. 


Lucila y Lucía confeccionan las prendas en su taller donde aplican la moldería Zero Waste al reutilizar las telas y no generar desperdicios. Para construir los vestidos y los enteritos buscan géneros suaves y terminaciones a mano "para dejar en evidencia la dedicación y trabajo manual en cada uno de los diseños. Eso nos encanta", dicen. 


A partir del cuadrado, los percheros de GOR se componen del vestido negro tradicional, de distintos largos y cuellos, un "Vesti-buzo" cortado en matelasse y otro modelo de manga 3/4. En 2020 lanzaron "MonoGor", un jumpsuit que se convirtió en la prenda emblema de la cuarentena en primavera. Estas mismas prendas tienen su versión estacional; por ejemplo en invierno las telas son más pesadas, abrigadas y los diseños tienen bolsillos. 

Podés mirar las prendas y comprar en el shop online


GOR es un concepto que va más allá de la prenda, una pieza versátil que se puede usar y combinar para las más diversas ocasiones: día, tarde o noche. Un GOR abarca toda la tabla de talles - del XS al XL-: nuestra idea es dejar de lado las medidas impuestas y que luzca único en cada cuerpo que viste", dicen Lucía y Lucila. 

 


imágenes: Gentileza GOR

Dónde conseguir poleras de diseño: Conocé a Ciriart


Desde Veinticinco de Mayo a todo el país… Ciriart está comandada por Camila Iriarte, una diseñadora de 23 años formada en la Universidad del Este, ciudad de La Plata, en Diseño de Indumentaria y Calzado. La propuesta de Ciriart se distingue por las estampas exclusivas de formas orgánicas con movimiento y maquilladas en tonos vibrantes que se impregnan en diversos textiles y prendas como marca registrada de la etiqueta. “Cada estampa es diferente entre sí. Se utiliza una amplia paleta de colores vibrantes como verde, azul, naranja y violeta; y a su vez el blanco y negro son infaltables”, cuenta la diseñadora que hace días se lució cuando la cantante María Becerra usó sus diseños en el video "Que más pues?", junto a J Balvin


Camila Iriarte se une con C1riart a las formaciones de diseñadores que producen con un método acorde a las nuevas estructuras que emergen al sistema de la moda. En el caso de esta flamante marca, la diseñadora produce y comercializa sus prendas a través de la metodología pre-order, a fin de personalizar los diseños según el usuario y sin generar excedentes en cuanto a stock. 


¿Cuál es la visión de Ciriart? 

Ciriart nació en agosto de 2020 en la Ciudad de Veinticinco de Mayo, provincia de Buenos Aires, con la idea de generar indumentaria de diseño, cómoda y original. En cuanto a los procesos de producción se tiene en cuenta la mano de obra local desde el corte, estampado, confección y packaging. Los materiales utilizados como materia prima son de industria nacional. Respetamos toda la cadena de producción y trabajamos con pequeños talleres familiares, con trabajo artesanal y mucha dedicación en cada prenda. 

¿Cómo están organizadas las colecciones? 

Las colecciones abarcan una temporada estacional, pero en el medio de la temporada aparecen prendas nuevas. En un futuro me gustaría lograr que las prendas de Ciriart sean atemporales y no seguir tanto las reglas comerciales de las temporadas. Las prendas son confeccionadas a través de manera Pre Order para poder realizar a medida y no generar stock excedente. La idea surge debido a que con esta manera de trabajo se valora más al diseño y se logra alejar de la moda rápida a la que estamos acostumbrados hoy en día, que propone el hecho de consumir constantemente y sin pensarlo.

Imágenes: Gentileza Ciriart

Sastre Café: Latte ready-to-taste en Buenos Aires


La nueva apuesta al café de especialidad y el legado de una sastrería de barrio

 
Sábado, 9:00 de la mañana. La avenida Díaz Vélez en pleno movimiento, una postal del mundo como lo conocíamos. Como estamos volviendo a conocerlo. 
En la vereda, algunos banquitos y unos taburetes altos se van acomodando frente a la vidriera de Sastre Café, el nuevo espacio de café de especialidad del barrio de Caballito que abrió sus puertas hace apenas unos meses, muy cerca de Parque Centenario. Sin embargo, a pesar de ser la novedad, en Sastre aún perdura el aura del oficio que se practicara entre sus paredes desde 1975. 


Y es que el nombre de este café no es casualidad: basta con acercarse al vidrio y curiosear un poco en el interior para notar que el local no sólo aloja una máquina de café, tazas y un mostrador con productos de panadería; también se dibuja la silueta de algunas planchas antiguas, tijeras, una máquina de coser Singer de pie (aquellas de hierro de fundición que parecen existir en casa de todas las abuelas) y hasta un maniquí usando un saco sastrero tiene su lugar. 

Así como el aroma a café recién preparado persiste en el aire, el legado del trabajo de Pedro se respira en cada recoveco. Pedro Kulekdjian tenía al barrio acostumbrado a la escena suya de este sastre trabajando incansablemente detrás de su máquina de coser todos los días. Durante cuarenta y cinco años se dedicó a la sastrería y la alta costura, como la marquesina de su vidriera publicitaba. Hoy en día, las redes sociales del café están salpicadas de recuerdos y anécdotas sobre Pedro y lo que representaba para quienes viven en la zona. 


El rubro habrá cambiado, pero Valeria y Santiago buscan recrear en el café de especialidad la dedicación y atención al detalle de la sastrería que precedió esta propuesta. Las herramientas y el medio en el que se trabaja son diferentes, pero el cuidado en cada paso del proceso se mantiene. Ayer era la exactitud en las medidas, pinzas y puntadas; hoy es el tueste de los granos, el cuerpo, las notas del café. La elección de telas se convirtió en decidir si la mañana está para un latte, un americano o un flat white. Son Vale y Santiago quienes explican que a pesar de ser rubros distintos, ambos comparten muchísimo más de lo que imaginaban cuando comenzaron con la reforma del local. El sastre es un artesano que se basa en la costura a medida acompañada del buen gusto según la moda de cada época. El oficio de un barista tiene mucho en común. El saber identificar cada variable que puede tener la bebida desde su molienda, variedad, tueste, beneficio y ahí volcar la dosis necesaria para la preparación de cada café, siendo un trabajo donde la precisión es importante. Bespoke coffee, pero listo para llevar. 


A pesar de no haberlo conocido, las historias de quienes frecuentan Caballito les hablan de los tiempos en los que Pedro fue fiel a su oficio y valorizando cada uno de sus trabajos. Para el barrio en los últimos años laborales fue un ejemplo de laburante, ya que muchos nos cuentan que no podían creer que el tan mayor siga trabajando en su máquina de coser Singer hasta tan tarde, por lo que la esencia que tiene el local fue la que creó a fuerza de trabajo y constancia. 

La decisión de resignificar la esencia de lo que hoy es Sastre Café comenzó de a poco. En un primer lugar, al elegir el espacio se destacó la ubicación del local; sin embargo, ni bien la vidriera de la sastrería les devolvió la imagen de los objetos y herramientas que habían acompañado a Pedro por casi medio siglo de trabajo, el proyecto viró hacia la clara intención de reacondicionar y transformar el sitio manteniendo la pauta que traía de su función original. 


La barra y las máquinas encontraron su hogar entre estos ítems, al igual que aquellos banquitos y taburetes, que Vale y Santi llaman banquitos Taiwan. Los encontraron algunos días antes de la apertura de Sastre Café (Av. Díaz Vélez 4674) en un local del barrio que también cumple la función de taller y depósito. Un matrimonio de ancianos taiwaneses son las manos detrás del mobiliario sobre el cual reposa el café en la vereda de Díaz Velez, ya que también cumplen la función de mesitas .


Hace tiempo ya que las tendencias de consumo se posicionan de cara a la búsqueda y a la apreciación de lo artesanal; pareciera que el 2020 y los cambios de paradigma que evidenció terminaron de reafirmarlo. Una compra más consciente, que pregunta -antes que nada- quién hizo lo que llevamos puesto, lo que nos alimenta, lo que utilizamos. La mirada se vuelve hacia el oficio; después de años ejerciendo la adquisición masiva de producciones masivas, hoy el llamado interno de la sociedad y sus actores individuales invita a poner atención en las propuestas de emprendedores locales. La historia del proceso de creación que narra el producto de autor, de especialidad, aporta riqueza y resignifica las decisiones de cada persona en el acto de consumo. Los lazos con la comunidad se fortalecen a través de este intercambio. Es una postura frente a acontecimientos políticos y sociales. Priorizar y apoyar la realidad del acá, en lugar de proyectar en el aspiracional del allá. 


En lugar de detenerse en una cadena de cafeterías, la clientela de Sastre conversa sobre la vereda de Díaz Velez, café de especialidad en mano; o bien reposando sobre la artesanía de aquella pareja taiwanesa, cuyo valor se aprecia en el local dándole a esos banquitos un espacio protagonista en la disposición espacial de la tienda. La actividad que realizaba Pedro al 4600 de la avenida habrá cesado, pero no así su legado ni el interés de mantener viva la esencia del trabajo artesanal y de la relación profunda entre el producto, quien lo crea y su cliente.

Imágenes: Gentileza Sastre Café | Silvia Delvigo